Emiliano Ciucci es uno de los jales de Deportivo Municipal para la Liga 1 2022 | Foto: @CCDMunicipal
Emiliano Ciucci es uno de los jales de Deportivo Municipal para la Liga 1 2022 | Foto: @CCDMunicipal
Diego Zanatta

Vino con el pensamiento de quedarse solamente seis meses en el Perú y este año afrontará su undécima temporada estando nacionalizado, con un hijo peruano y con la ilusión de cumplir su más grande sueño: ser campeón nacional. , ahora en , conversó con El Comercio y contó detalles inéditos de su carrera.

¿Cómo estás tú y tu familia?

Todo bien gracias a Dios. Ellos llegaron hace unos días y bueno, terminando de acomodarnos, pero felizmente todo bien, todo tranquilo.

En una pandemia como la que vivimos actualmente, ¿cómo te cuidas? ¿Cómo se cuida un futbolista profesional?

Contagiarte, por lo menos el año pasado, significaba perderte dos semanas sin entrenar. Entonces, es complicado. Después, en cuanto a los cuidados, me imagino que son los que toman todos o que deberían tomar todos. Yo en ese aspecto, junto con mi familia, nos cuidamos hasta por ahí en exceso, por decirlo de alguna manera. Tratamos de no juntarnos con demasiadas personas. Si bien se ha flexibilizado un poco, por ahí nos juntamos con unos amigos a comer, pero siempre será una pareja, no más que eso. Tratar de si compartimos algo, que sea al aire libre porque yo también tengo un nene de tres años y él necesita sociabilizar, salir. Entonces, día de por medio lo llevamos al parque para que juegue un rato y tratamos de hacerlo en un horario, por ahí el mediodía, donde no hay mucha gente como para no estar tan expuestos y no llevarlo tipo 5 o 6 de la tarde donde están todos los chicos y se corre más riesgo en ese aspecto. Y cuidarnos desde ese punto de vista. También tratamos de ir de uno al supermercado, hacer las compras… un poco que también lo hemos hecho un hábito. Al principio costó un poco más, pero si ya sacas cuentas estás en más de dos años con esta pandemia y el ser humano es un ser de costumbres. Te terminas adaptando a todo.

¿Cómo te sientes hasta el momento en Municipal? ¿Cómo te recibieron tus compañeros?

De 10. La verdad que súper contento. Mis compañeros, desde el primer día me han recibido como uno más haciéndome sentir muy cómodo. Y ya te digo, muy feliz de estar acá. Si bien es un grupo muy joven, ahora han llegado un par de chicos también extranjeros que vienen a aportar la cuota de experiencia, pero en líneas generales somos un grupo muy joven con los cuales el club tiene la idea de apoyar la proyección de estos chicos y apoyarlos también con la gente que por ahí somos más grandes, con más experiencia o recorrido. Ayudar a su crecimiento sin dejar de mirar que, y poniéndonos de objetivo que queremos ser competitivos, lograr ser protagonistas, pero bueno, sabemos que eso es un proceso. Hoy decirte que estamos para ser protagonistas sería mentirte y sería también mentirle al hincha o ilusionarlo por ahí con algo que hoy es difícil de asegurar. Sin duda va a ser por lo que vamos a pelear y por lo que vamos a jugar, pero hoy decirte o asegurarte que vamos a ser protagonistas… Tenemos muchas cosas aún por trabajar, muchos pasos por seguir y vamos en ese camino. Obviamente nos ilusionamos porque sabemos que hicimos una muy buena pretemporada, muy dura. El grupo, gracias a Dios, no tuvo lesionados, que eso también es bueno y seguimos en el trabajo de encontrarle y desarrollar bien la idea que tiene Hernán (Lisi) para que desarrollemos dentro de la cancha. Eso es un proceso que lleva tiempo y mucho más cuando tienes jóvenes, tantos jóvenes, digamos. De todas maneras, se han hecho partidos muy buenos de entrenamiento, los amistosos que hemos jugado nos han dejado muy buenas sensaciones y esperemos seguir por ese camino para llegar de buena manera al comienzo del torneo.

¿El profesor Lisi te ha pedido algo en particular para la presente temporada?

Particularmente no hemos charlado de lo que pretende individualmente de mí. Sí en lo grupal, en lo colectivo hemos charlado y en lo que él pretende futbolísticamente. Hasta el día de hoy me está utilizando de volante sabiendo que me puede, o que yo puedo cumplirle en distintas posiciones. Mi puesto natural es volante central y hoy me está utilizando en esa posición y, dentro de esa posición y el sistema que quiere, es que le demos buena salida, equilibrio al equipo. Además de estar concentrados a la hora de hacer los relevos o sostener los equipos en presión cuando estamos atacando y no dejar jugadores flotando del rival que nos puedan lastimar en una contra.

Pero te sientes cómodo de volante central…

Bueno, personalmente es la posición que más me gusta: jugar en el medio. Si bien he jugado mucho de central también. Son dos posiciones que en cuanto a comodidad no tengo problemas porque he jugado mucho tiempo en las dos. Ahora, en cuanto a gustos, es una posición en la que te requiere estar más cerca del juego constantemente, estar más cerca de la jugada. Por ahí cuando me toca jugar de central el trabajo es otro: estás hablando más, es más una voz de mando cuando no tienes la pelota y de ordenar y del repliegue cuando la perdemos, pero son dos posiciones que me gustan. Ahora, si me das a elegir, obviamente la de volante central. Más que nada porque participas más del juego, de la elaboración y es lo que por ahí más me gusta y es mi puesto original la verdad.

Ahora, ¿por qué decidiste continuar tu carrera en Municipal?

La verdad que, en cuanto a la institución, ya me habían hablado. Yo el año pasado acá en ‘Muni’ tenía varios compañeros. Uno de ellos era Felipe Cardoza con el tengo una gran amistad, y él me habló muy bien del equipo. El comando técnico del ‘Muni’ también que estuvo el año pasado (de Franco Navarro) me dio muy buenas referencias de la gente que está manejando el club más allá que uno, al estar tanto tiempo en el fútbol peruano, sabe lo que es o la historia que tiene ‘Muni’ dentro del fútbol peruano. Hoy lo puedo vivir y estar acompañado de una buena administración y una buena dirigencia que quieren hacer las cosas bien, y en ese aspecto me sorprendió mucho para bien. Ya te digo, estando tantos años en el fútbol peruano y que por ahí son, en cuanto a cuestiones que deberían ser normales y naturales en todos los equipos, lamentablemente en el fútbol peruano no pasa en todos los equipos. Y acá me encontré en ese aspecto con gente seria y muy ordenada. Feliz por ese lado.

¿Y cómo se dio tu salida de César Vallejo?

Yo tenía un año más de contrato con César Vallejo, pero se presentó la oportunidad de ‘Muni’. Lo hablamos con mi familia. Lo hablé también con el entrenador allá en Vallejo en su momento y tomé la decisión de apostar por venir a Municipal en busca de tener también más continuidad y, bueno, también de estar en un equipo importante por la historia y por lo que significa ‘Muni’ dentro del fútbol peruano.

Estuviste enterado de la campaña de Municipal el año pasado, ¿por qué crees que terminó luchando por salvarse del descenso y no por llegar a puestos de torneos internaciones, por ejemplo?

Son procesos que hay que ir pasando. Encontrar una buena convivencia en lo grupal, en lo colectivo encontrarle rápido la idea al entrenador. Decirte cuál fue el motivo el año pasado por el cual no han tenido la campaña que hubiesen querido, viéndolo de afuera es muy complicado, pero es parte también del fútbol. A mí me ha tocado estar en distintas situaciones y uno busca por ahí explicaciones o respuestas cuando se está trabajando bien y por ahí los resultados no acompañan. No sé si habrá sido el caso, ¿no? Definitivamente Municipal tenía un buen equipo para no estar en la posición en la que terminó, pero como te digo, el fútbol tiene de eso. No permite relajarte ni muchos menos confiarte por tener nombres o por tener una historia, sino todo lo contrario. El fútbol actual es rendimiento, es una prueba cada partido, cada entrenamiento en lo individual para ganarse un puesto y hay que entenderlo de esa manera. Yo creo que cada vez se tiene que ir asimilando de esa manera. El fútbol donde antes se ganaba o con los nombres o con el escudo en el pecho simplemente por ser un equipo de tradición o grande, yo creo que ya ha quedado atrás. Y está demostrado. Bueno, y sin ir más lejos y poniendo de ejemplo, hace unos años cuando le tocó a Alianza Lima pelear la baja y al final no terminó descendiendo, pero es uno de los equipos más grande del país y sin embargo con un gran plantel le tocó estar en esa situación. Hoy en día el fútbol te exige eso, estar vigente, estar en competencia constante en cada partido en cada entrenamiento y no te permite relajarte. Creo que tomarlo de esa manera es un pilar para poder ser protagonista y creo que acá en ‘Muni’, mis compañeros y yo, estamos entendiendo, el grupo está entendiendo que tiene que ser de esa manera.

¿Qué conclusiones vienen sacando de los amistosos de pretemporada?

A la hora de hacer una evaluación de los amistosos, lo primero que haces es contextualizar en lo que estamos, tanto nosotros como ellos (rivales), que es una pretemporada. Sea el equipo que hemos enfrentado como Universitario, Cantolao, Ayacucho, Sport Boys. Hemos tenido la suerte de poder hacer varios partidos amistosos y medirnos contra rivales que vamos a tener durante el torneo. Lo primero que hacemos es ponerlo dentro del contexto de que estamos dentro de una pretemporada y las condiciones por ahí no son las mejores. Así todo, sacando el resultado, que nos han favorecido en la gran mayoría de los amistosos, el equipo fundamentalmente lo que se tiene que analizar es el funcionamiento, la idea y movimientos que se trabajan durante la semana y que nos pide el entrenador se vieron reflejados en el campo, y eso te deja buenas sensaciones. De todas maneras, nos queda mejorar en cuanto a la jerarquía de la ejecución que, propio de la pretemporada, a lo mejor se cuesta encontrar un pase filtrado, pelotas profundas u opciones claras de gol porque es propio de la pretemporada que la falta de fútbol o por ahí el trabajo se prioriza en lo físico, entonces, las otras capacidades van quedando un poquito de lado, pero ya ahora estamos en la recta final para comenzar el torneo y donde estamos afinando en ese aspecto. Ya te digo, las sensaciones que nos dejaron los partidos amistosos fueron buenas, con muchas cosas que se rescatan y otras tanto por mejorar y seguir corrigiendo.

En el poco tiempo que tienes en Municipal, ¿hay algún jugador que te ha sorprendido o llamado la atención? Por ejemplo, Erinson Ramírez…

Si bien son sus jugadores que no lo voy a descubrir ahora porque me ha tocado enfrentarlo. Hemos tenido el caso de Erinson (Ramírez) que hemos tenido compañeros en común sin compartir equipo que me han hablado y bueno, definitivamente es un chico con muchas condiciones y que no lo voy a descubrir yo diciendo esto. Ojalá que sea un gran año para él, tanto para él como para todos. Hay muchos chicos con proyección que el club está apostando a que sea su año, a que puedan afianzarse y ganarse un nombre dentro del fútbol peruano. Ojalá que sea el caso tanto de Erinson como de Ascues, que le ha tocado desde el año pasado comenzar a participar un poco más y a lo mejor este año también le toca de esa manera.

Emiliano, este año será tu undécimo en el fútbol peruano de forma consecutiva. ¿Pensaste quedarte tanto tiempo?

Sí, ya tengo bastantes (risas). Te soy sincero, yo me vine con la ilusión de que me vaya bien y dije: ‘Por lo menos voy a tener la experiencia fuera de mi país’, y yo siempre lo cuento cuando me hacen notas por ahí un poco más personales, que para el primer departamento que alquilé no quería comprar ni un mantel porque decía: ‘No, si en seis meses ya me tengo que ir. No quiero pasarme con el exceso de equipaje’, pensaba yo. Y fíjate tú, ya hace 11 años desde entonces. Estoy por acá ya nacionalizado, con un hijo peruano, con mi señora feliz también de estar acá. Nos sentimos parte de este país maravilloso que nos abrió las puertas, se presentó como casi de casualidad o sin haberlo imaginado nunca y hoy ya tenemos nuestra vida acá y proyectándonos a futuro también quedarnos el día que ya no esté más en el fútbol. Gracias a Dios en todas las ciudades que me ha tocado estar, tanto en Lima, Cusco en los primeros años, y bueno después cuando volví, Cajamarca y Trujillo, me ha tocado estar en ciudades maravillosas y la verdad la hemos pasado muy bien. Me ha tocado conocer gente maravillosa, hemos hecho muy buenos amigos que al estar solo prácticamente se han vuelto como nuestra familia y felices de estar acá.

Ahora, en tu estadía en el fútbol peruano hay subcampeonatos, juegos a nivel internacional, pero todavía no has podido ser campeón. ¿Se podría decir que ese es tu gran sueño?

Definitivamente. Lo dije el otro día cuando me hicieron una entrevista. Es algo que tengo pendiente, que espero que sea este año se pueda dar. Con esto no estoy ilusionando a la gente ni mucho menos. Las aspiraciones de uno siempre tienen que ser las más altas. Ya te decía que llegué a Cusco prácticamente de un día para otro y unos meses después me tocó jugar la final contra Sporting Cristal, que fue una experiencia única para mí por todo lo que significaba en ese momento, en lo personal y en lo profesional fue un cambio rotundo en mi carrera, en mi vida, y me quedé en la puerta. Un año después con Garcilaso (ahora Cusco FC) de nuevo, con César Vallejo nos hemos quedado muchas veces ahí cerquita, pero bueno, Dios sabe por qué se dan así las cosas. Yo no me quiero resignar a eso sino todo lo contrario. Tengo la ilusión de que va a llegar y ojalá que sea este año.

El campeonato, en este 2022, volverá a ser descentralizado. ¿Extrañabas jugar en provincia?

Sí, uno definitivamente lo sufre cuando te toca ir del llano a la altura, pero también es su condimento que tiene el fútbol peruano y yo lo entiendo de esa manera. Me ha tocado jugar en Cusco, en Cajamarca, en Trujillo e ir a esas canchas, ir a esos lugares, a mí en lo personal me gusta más allá que uno lo puede sufrir después. Pero como te decía, es la esencia del fútbol peruano, que dicen que es un torneo diferente al resto por la geografía que tiene, por los distintos escenarios donde te toca jugar y bueno, yo celebro eso también por la salud de los clubes que me imagino que se le hace muy complicado estar lejos de su sede y de su gente. Si bien nosotros decimos y focalizamos solamente en que jugamos en Lima y en buenas canchas, que era por ahí la ventaja que tenía el torneo de jugar acá, la realidad es que detrás nuestro, detrás de los futbolistas, hay utileros, hay cuerpos médicos, hay auxiliares que tienen una familia, tienen una vida y estar todo un año lejos de su familia.

Debe ser muy complicado…

Me ha tocado vivirlo el año pasado con la gente que nos colaboraba dentro del club (César Vallejo) y uno se pone en lugar de ellos también y es complicada su situación. A lo mejor no tienen la posibilidad económica que tenemos los futbolistas de traernos a la familia con nosotros a Lima, entonces, a la hora de hablar, me pongo en lugar de ellos y pienso que es justo que se vuelva a jugar de esa manera, descentralizado. Además, cada club hace su inversión y quiere hacerse fuerte en su lugar, darle alegría a su gente, a su ciudad y ya te digo, es un poco también la esencia del fútbol peruano.

Hace unos días fuiste parte del equipo de extranjeros que jugó contra la selección en un amistoso en Videna. ¿Cómo viviste ese momento?

Lindo. La verdad que yo después se lo transmití a los chicos del club (Municipal) más allá de que fue un partido amistoso y uno fue a colaborar con la selección. Siempre competir con chicos que están en la pelea, en la búsqueda de una clasificación a un Mundial, que creo es lo máximo que puede anhelar un jugador de fútbol representando a su país. Poder compartir con esos chicos, darle una mano para que agarren fútbol y de alguna manera sentirte parte de al entrar en la Videna, que te salude el comando técnico principal… Por lo menos yo lo vivo de esa manera. El fútbol es el anhelo que tiene cualquier chico de estar en ese nivel. Y bueno, se dio esa posibilidad de ir a compartir ese partido, competir y medirnos contra una selección es muy lindo. Fue una experiencia bárbara y se lo decía a los chicos de Municipal, que las aspiraciones de cada uno individualmente tienen que ser llegar a la selección. Acá (Perú) es muy tangible, muy cercano porque está el comando técnico mirando el torneo constantemente. Después, poder estar ahí, ya sea hasta de invitado como me pasó en mi caso y poder compartir esos momentos, la verdad fue muy agradable, muy lindo. Una experiencia que la verdad la disfruté.

Emiliano Ciucci en el equipo de extranjeros de la Liga 1 | Foto: @CCDMunicipal
Emiliano Ciucci en el equipo de extranjeros de la Liga 1 | Foto: @CCDMunicipal

Ricardo Gareca se les acercó antes del inicio del partido para agradecerles su presencia y les pidió jugar con calma...

Un poco lo que te dicen en todos los partidos amistosos. Lo fundamental es que agarren ritmo, que también nos cuidemos nosotros porque la prioridad para nosotros tiene que ser nuestros equipos. Que fuimos a darle una mano para que puedan hacer fútbol ellos y se dio de esa manera. Se dio un partido lindo, intenso, como tiene que ser. Obviamente por ahí no en las condiciones ideales porque nosotros nos juntamos esa mañana para hacer fútbol. No teníamos ninguna coordinación colectiva, pero la idea era poder colaborarle a la selección y creo que se dio un lindo partido.

Finalmente, Emiliano, ¿qué mensaje le darías a la hinchada de Municipal previo al inicio de la Liga 1?

Que nos acompañen, que la hinchada siempre es importante en todo momento. Que del equipo esperen a uno con mucha predisposición, con mucha actitud, con mucha garra, con mucho temperamento y que va a intentar por sobre todas las cosas hacer buen fútbol. Esperemos que salga, pero en caso en alguna situación no nos puedan salir las cosas, es importante siempre tener el apoyo del hincha. Ojalá que nos salgan las cosas para nosotros regalarles alegrías y que tengamos nosotros un buen año.

MÁS EN DT...










Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más