Marco Quilca León

La tarde del 15 de abril del 2018, un día después de despedirse de Independiente Santa Fe de Colombia, el último club que dirigió antes de venir por primera vez para dirigir a Universitario, don Gregorio Elso Pérez (Maldonado, 1948) regresó a su amada Uruguay. No tuvo mejor idea que vivir en Parque Batlle, un barrio al sudoeste de Montevideo. Desde allí tenía una vista envidiable y panorámica del mítico Centenario, estadio donde ganó cuatro de los cinco títulos seguidos de Peñarol entre el 93 y 97; el segundo Quinquenio de Oro. Hoy, don Gregorio está de nuevo en Uruguay, pero sin poder ir a ningún estadio. Los problemas cardíacos que sufrió a inicios de año, y que lo obligaron a dejar la ‘U’ por segunda vez, no se lo permiten. Pero él, un apasionado como pocos, romántico que trabajó al servicio del balón por cinco décadas, coge el teléfono para responder nuestra llamada y habla de lo que más ama: el fútbol.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más