Racismo en el fútbol peruano: 10 casos que son una vergüenza
Racismo en el fútbol peruano: 10 casos que son una vergüenza

Una vez más, el triste escenario fue el estadio Garcilaso de la Vega del Cusco. En marzo de este año, la última víctima de racismo había sido el panañemo Luis Tejada del Juan Aurich y ayer también lo sufrió el colombiano  del FBC Melgar. En tanto, las autoridades del fútbol peruano (FPF y ADFP) se mantienen impávidas, con una inacción casi cómplice, carentes de ejercer sanciones ejemplares.

Pero el vergonzoso racismo en el fútbol peruano no es solo una triste coincidencia en el estadio cusqueño. El domingo, solo cuatro días antes de los inexplicables insultos a Johnnier Montaño, el lateral del Real Garcilaso, Jhoel Herrera, sufrió una vez más esta lacra en el estadio UNSA de Arequipa.

Esa es la penosa realidad de nuestros estadios del país, de esos hinchas desadaptados que acuden al fútbol para ventilar sus miserias, pensando que el agredir a un jugador por su raza, por el color de su piel, sirve para 'sumar' a favor de su equipo.

El año pasado, en Lima, la final escolar del ADECORE tampoco se salvó. La barra del colegio Santa María insultó a la del Salesiano por redes sociales. Esto prueba que es un comportamiento recurrente en nuestro país a todo nivel que no tiene que ver, expresamente, con una sola ciudad. 

“La multa más baja en Europa es de 50 mil euros”, dijo en el 2013 el hoy encarcelado Manuel Burga, a quien en sus 12 años al frente de la FPF no se le recuerda una sola sanción ejemplar sobre los hechos que muestran al mundo este lado deplorable de nuestra sociedad.

Aquí recopilamos los últimos 10 vergonzosos casos de racismo en el fútbol peruano: 

1. Johnnier Montaño: este miércoles 9 de diciembre, antes de ingresar al campo durante el partido de semifinales del 'Play off' entre Real Garcilaso vs. Melgar, el colombiano fue hostigado con gritos racistas en el estadio Garcilaso del Cusco. El volante colombiano volteó a mirar hacia la tribuna y se golpeó el antebrazo derecho en señal de respuesta al acto vergonzoso. El hecho pasó prácticamente desapercibido para la terna arbitral liderada por el juez Michael Espinoza.

2. Jhoel Herrera: El domingo 6 de diciembre, en el partido de ida de semifinales del 'Play off' entre Melgar vs. Real Garcilaso, el lateral del Garcilaso fue insultado por el público en el estadio UNSA de Arequipa, y el jugador se levantó la camiseta para luego darse palmadas en el pecho en enérgica respuesta a sus agresores. Luego del partido se refirió a lo ocurrido en Twitter.

Los mensajes de apoyo al futbolista fueron innumerables y este fue su agradecimiento.

 

3. Luis Tejada: en marzo, en el minuto 73 del encuentro entre Cienciano y Juan Aurich en el Garcilaso del Cusco, a Luis Tejada le cobraron posición adelantada y de inmediato comenzó a ser víctima de insultos racistas. El panameño reaccionó y lanzó el balón hacia la tribuna enojado por la actitud de los hinchas de Cienciano. El árbitro, en lugar de proteger al futbolista, le sacó tarjeta amarilla. Tras la sanción, el panameño explotó y decidió irse del campo. Julio Edson Uribe y el arquero Morales intentaron calmar la situación pero fue en vano. El hecho dio la vuelta al mundo.

4. Luis Tejada: “Siempre es lo mismo”, le dijo Luis Tejada a uno de los jugadores de Sporting Cristal. En octubre del año pasado, el delantero panameño recibió insultos racistas por algunos de los fanáticos de oriente en el estadio Alberto Gallardo de San Martín de Porres.

El atacante, que por ese entonces jugaba en César Vallejo, se sintió ofendido y se quiso ir del campo de juego a los 61 minutos del partido. Tejada fue convencido por sus compañeros y algunos miembros de Cristal para que continúe en el campo.

5. Edgar Villamarín: cuando el actual defensor de Melgar vestía la camiseta de Alianza Lima, denunció a través de su Twitter haber recibido insultos racistas durante el triunfo de los íntimos ante UTC en Cajamarca. No hubo sanciones. La FPF solo emitió un documento preventivo.   

(Foto: Twitter)

6. Luis Advíncula: en febrero de este año, el jugador de Vitoria Setúbal se mostró enfurecido por las palabras agresivas de algunos seguidores del León de Huánuco en el enfrentamiento ante Cristal. Tras el duelo en el estadio Alberto Gallardo, el lateral escribió el siguiente mensaje en su cuenta de Twitter: "hay muchos idiotas que van al estadio. Ojalá el racismo se termine de una vez".

(Foto: Twitter)

7. Alianza Lima: En el duelo por el Torneo Apertura de este año, entre los íntimos ante Cienciano, los hinchas del cuadro cusqueño gritaron insultos racistas en contra de los jugadores blanquiazules. Tras el hecho, Walter Ibáñez puso la igualdad momentánea a través de un penal y lo celebró imitando a un gorila. La situación se vovió viral en las redes sociales con el hashtag #TodosConElBaileDelGorila. 

8. Real Garcilaso: el cuadro cusqueño protagonizó por partida doble un caso de racismo. Previo al encuentro de la 'Máquina celeste' frente a Alianza Lima, en la web de Real Garcilaso apareció una imagen de un mono detrás del escudo íntimo. Garcilaso fue sancionado y tuvo que jugar como local sin público. 

(Foto: web Real Garcilaso)

En el mismo año, en el primer partido de los cusqueños en la Copa Libertadores ante Cruzeiro, los hinchas celestes insultaron al jugador brasileño Tinga, a quien el público hostigó con gritos similares a los de un mono. Este hecho dio la vuelta al mundo y el cuadro celeste fue castigado con una multa de 12 mil dólares.  

9. Marcelo Asteggiano: los hechos racistas no solo se dieron en la Primera División. En el encuentro entre Cienciano y la Universidad César Vallejo  por el Torneo de Reservas en mayo de este año, un recogebolas cusqueño denunció a Asteggiano, técnico poeta, en la comisaría de Urcos por un supuesto ataque verbal, en el cual lo habría llamado “serrano” y “come llamas”. Tras lo sucedido, el entrenador argentino negó las acusaciones.

10. Jair Céspedes: en abril, cuando se disputaba la Copa Inca, Christian Ramos salió en defensa de Céspedes señalando que en Huánuco, los hinchas del León insultaron a su compañero en Juan Aurich. Molesto por la situación ocurrida en el estadio Heraclio Tapia, el defensor nacional expresó su malestar en su Twitter con el siguiente mensaje: “No es fútbol hacer sentir mal a las personas y es salvajada y una tristeza, pero así somos hasta en la sociedad”.