Marco Quilca León

“¿Y tú por qué no corres los cien metros?”, le preguntaron y desde entonces nunca dejó de correr. Don Jaime León Pallete, quien fue dirigente de , se volvió atleta a los 75 años. Dejó el terno en los pasillos de la oficina y se puso ropa deportiva para saltar a la pista atlética. Hoy, con 80 años, está representando al Perú en el Mundial Máster de Atletismo Finlandia.

MIRA: Durmiendo “entre ratas” y “en el piso”: la historia detrás del debut de Claudio Pizarro ante Alianza contada por Roberto Chale

Vestido con un short rojo y un polo blanco, los colores de su amado Perú, Jaime hizo el tercer mejor tiempo en la clasificación de los 100 metros en la categoría 80-84 años y esta mañana en la gran final se ubicó en el segundo casillero, con un tiempo de 14,88. Apenas por detrás de Hartmut Kraemer (14,31) y adelante de Manfred Arnd (15,23), los atletas alemanes con los que compartió el podio.

“Hubo tres series y los tres ganadores pasamos a la final. La verdad que estoy muy contento, creo que deben ser escasos los latinoamericanos que pasan a la final. Mucho europeo atlético, fuerte y bien comido hay, dice desde Finlandia con la chispa que lo caracteriza y muy entusiasmado por el logro que está consiguiendo.

León Pallete no estaría hoy donde está si no fuera por sus amigos, quienes lo animaron a participar en unas Olimpiadas Deportivas del Colegio Militar Leoncio Prado, su alma mater. “Mi pique era impresionante”, confesó en una . En ese pequeño torneo, el exdirectivo llegó a la meta antes que nadie.

En medio de la sorpresa y el aplauso lo incentivaron a disputar campeonatos nacionales. Lo hizo. Y ganó algunos certámenes con gran destreza. Como uno de los mejores del Perú, Jaime ganó un oro en un torneo internacional en Arica y otro más en el I Campeonato Iberoamericano Máster de Atletismo Lima 2019. El siguiente paso no era otro que el Mundial.

En el Mundial Máster de Atletismo disputado en Málaga, Pallete se quedó con una medalla de bronce, subiendo al podio así la bandera peruana. Como lo ha vuelto a hacer ahora en Finlandia.

LEE: El hombre que ‘se disfrazó’ de Maradona y escribió por él los textos más emotivos de México 86

Su hijo, un apoyo incondicional y profesional

Ser atleta es una decisión -y pasión- no apta para cualquiera. El cuidado del cuerpo es lo más vital. Y don Jaime tiene la suerte de que su hijo mayor, que lleva su mismo nombre, es médico deportivo. Junto a él pudo hacer una dieta balanceada para rendir mejor en las competencias.

“Tampoco es que sea un monje tibetano. Hago una vida normal”, aseguró el atleta que entrena a diario. Caliente, trota, estira los músculos y corre. Nunca deja de correr. “Ahora que cumplí 80 años, tengo la ventaja de ser de los más jóvenes de mi nueva categoría (80-84 años). En ella el récord nacional es de 15′30′', el sudamericano de 15′03′' y el mundial de 14′30′'”, señaló dejando en claro que tiene el camino marcado. “Creo que puedo batir el nacional y el sudamericano”.

Un futbolero de nacimiento

Socio del Club Regatas desde 1985, Jaime “nació siendo de la U”. “Yo era fanático. Escuchaba los partidos por la radio, iba a ver al equipo al estadio”. Y como hincha, cumplió el sueño de muchos: trabajar en el club de sus amores.

Fue dirigente de Universitario en dos periodos: primero entre 1995 y 1997, durante la gestión de Alfredo Gonzáles; y luego entre 2007 y 2010, con el mandato de Gino Pinasco. Festejó el apertura de 2008 con Ricardo Gareca en el banco y el recordado título nacional de 2009.

De hecho, en 2010, Jaime llegó a ser presidente de la institución crema. “Ansiaba ser dirigente de Universitario, era mi ilusión. Creo que tenía las capacidades”.

“Creo que todos podemos hacer deporte. Se pueden hacer cosas a esta edad: la vida no se acaba cuando uno se jubila”, fue el mensaje que dejó para todo aquel que aún no se anima a ponerse unas zapatillas y empezar a correr. Uno nunca sabe hasta dónde llegará.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más