Marco Quilca León

“El honor es mío”, empezó diciendo en su presentación, allá por marzo del 2015. Pasaron siete años –casi ocho–, seis presidentes, nos sumergimos en una pandemia que aún no acaba, y se mantuvo en su puesto revolucionando las estadísticas de la , borrando el trauma de 36 años sin ir a un Mundial y llevándonos a una final de Copa América después de cuatro décadas.

LEE TAMBIÉN | Gustavo Roverano, entrenador de la selección Sub 20: “Es difícil decir que van a aparecer nuevos Cueva o Carrillo”

El balance, positivo aun sin el boleto a Qatar, estará sobre la mesa de la oficina en la que se reunirá con el presidente de la Federación Peruana de Fútbol, Agustín Lozano, hoy en la Videna de San Luis. El motivo no es otro que discutir el futuro del ‘Tigre’: si continúa timoneando el rumbo de la Bicolor o da un paso al costado luego de un proceso exitoso.

tras tomarse unos días libres en Argentina para reflexionar. En su país, su casa, alejado de todos, el profesor hizo una pausa y guardó silenció. Aunque el hincha no siguió ese camino. El peruano con memoria estuvo esperándolo en el aeropuerto Jorge Chávez y, así como lo hizo cuando llegó de Qatar junto a la delegación, le mostró el cariño que se ganó y le pidió que se quede.

Según conoció este Diario, el entrenador se reuniría con su comando técnico para tomar una decisión en conjunto antes de encontrarse con el mandamás de la FPF. Aunque se conoce que sus colaboradores sí tienen el deseo de continuar, quizá con sed de revancha. Fiel a su manera de trabajar, el ‘Tigre’ nunca impone, siempre consulta.

“Este no es el momento para hablar de mi continuidad”, había dicho tras la caída en el repechaje. “Creo que para fin de mes ya tendríamos una respuesta concreta de Ricardo Gareca. Y Dios quiera que sea positiva”, señaló, con tono de pedido espiritual, Juan Carlos Oblitas en la última conferencia de prensa en la que también afirmó que el DT no le dijo que su ciclo había cumplido. Tuvimos una plática muy personal y corta en Qatar, pero no se despidió ni nada de eso”, indicó Pedro Aquino como mensaje esperanzador hace un par de días.

Otro detalle alentador es que en los días que estuvo en Lima, antes de su viaje a Argentina, el profesor no movió nada de su departamento. Dejó todo intacto. Solo intentaba suavizar el dolor de la caída en compañía de Alemendra, su fiel compañera de cuatro patas.

Se habló mucho en estos últimos días en medio del dolor que aún no se va. Pero la hora de la verdad ha llegado. Hoy se definiría el futuro de la selección.

MIRA: Selección peruana: ¿por qué la camiseta Adidas es llamada “la más linda de la historia”?

—Reestructuración—

La renovación de Gareca no está sujeta a ningún monto económico, pero sí a lo que deba pasar en el futuro cercano con el fútbol peruano. Ya sin Paolo ni Jefferson, y con varios de esta generación en la base tres, es necesario empezar esa reestructuración de la que tanto se habla.

Desde el 2015 se empezó un proceso de cambio que desgraciadamente en el 2019 se truncó por el COVID-19 y la falta de dinero”, dijo Oblitas.

Con comisiones ya formadas (competencias de la FPF, menores, desarrollo de fútbol femenino, futsal y fútbol playa, legal, médica y unión antidopaje y árbitros), la FPF tiene la base para poner en marcha el plan en busca de la mejoría del torneo local y la exigencia hacia los clubes para formar, en serio, a sus juveniles.

Ricardo Gareca junto a Christian Cueva, su "hijo futbolístico".
Ricardo Gareca junto a Christian Cueva, su "hijo futbolístico". / MIGUEL YOVERA

“El tema de menores debería formalizarse. Los clubes, de una vez por todas, deben tener divisiones formativas. Hoy son pocos los clubes que lo tienen”, fue el pedido de Gustavo Roverano, técnico de la Sub 20, en una reciente entrevista con este medio.

Son horas decisivas para la decisión de Gareca. ¿Coincidirá con lo que tienen pensado en la federación? El Perú está expectante. Pase lo que pase, muchas gracias.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más