Para Alberto López, la falta de una aerolínea local (sea privada o pública) se ha notado durante la pandemia, tras la necesidad de repatriar a compatriotas desde todas partes del mundo.
Para Alberto López, la falta de una aerolínea local (sea privada o pública) se ha notado durante la pandemia, tras la necesidad de repatriar a compatriotas desde todas partes del mundo.

Si la resurrección empresarial de Peruvian Airlines dependiera de un vuelo, podríamos decir que hoy ya están agotando su combustible de reserva sin llegar todavía a su destino, sin alcanzar aún su necesaria venta, esa que han venido persiguiendo desde octubre del año pasado, cuando el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) suspendió su licencia de operación, tras declararla en insolvencia. Estuvieron cerca de concretarla en febrero, aclara a Día1 el gerente general de la aerolínea, Alberto López, “pero la crisis del coronavirus echó al tacho las negociaciones”, nos explica. De un tirón, la pandemia acabó con sus planes, aunque el interés de los potenciales compradores —destaca el ejecutivo— se mantiene.