Accionistas de inversión piden el deslistado de Lindley
Accionistas de inversión piden el deslistado de Lindley

La mexicana , la segunda mayor embotelladora de Coca-Cola en América Latina, reportó el viernes un alza del 4,9% interanual en su utilidad neta del cuarto trimestre de 2015, apoyada en sólidas ventas y su más reciente adquisición, aunque la depreciación del peso elevó sus costos y gastos.

La firma detalló que su ganancia neta fue de 1,655 millones de pesos (unos US$96 millones) y que sus ingresos crecieron un 38.5%, por mayores volúmenes de ventas en casi todas sus regiones, alza de precios y la integración de la , de la cual tiene el control desde septiembre pasado.

Para 2016 se espera que el volumen consolidado de ventas crezca alrededor del 3% por ciento, que los precios se ajusten por inflación y buscarán generar ahorros para mitigar la depreciación del peso, dijo el director de operaciones de Arca Continental, Arturo Gutiérrez, en una conferencia con analistas.

La compañía, que opera negocios en México, Argentina, Ecuador, Perú y exporta a Estados Unidos, logró además un alza del 38.4% en su flujo de operación (EBITDA), pese a que sus costos denominados en dólares se elevaron 41% por efectos de tipo cambiario y el alza en el precio del azúcar.

En México, el volumen de ventas subió un 7.3%, con incrementos en todos sus segmentos de bebidas, mientras que el precio promedio avanzó un 4.4%. En Sudamérica, el volumen aumentó 93.5% gracias a la incorporación de Lindley. Sin contar la operación en Perú, cayó 1.3%, principalmente por la situación económica en Argentina, explicó Arca Continental.

Además, mayores gastos en publicidad y por la integración de Lindley, disminuyeron los márgenes de rentabilidad de Arca, mientras que la deuda por la adquisición de la peruana y pérdidas cambiarias por la depreciación del peso mexicano elevaron su costo de financiamiento. A continuación, una tabla con algunos datos destacados de los resultados.