La firma turca mueve al año US$ 5.000 millones en ventas y tiene una red de establecimientos que supera las 1.000 tiendas, distribuidas en 50 países. (FOTO: Difusión)
La firma turca mueve al año US$ 5.000 millones en ventas y tiene una red de establecimientos que supera las 1.000 tiendas, distribuidas en 50 países. (FOTO: Difusión)
Leslie Salas Oblitas

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Aun con los cambios en el consumo y el gran impacto que ha tenido la pandemia en el , mermando ingresos y provocando el cierre de tiendas, este sector sigue siendo atractivo para propios y extraños.

MIRA: Latam: pasajeros afectados por cancelación de vuelos en 2017 ya usaron alternativas de compensación

Este es solo un bache que, bien saben las empresas, tendrá que pasar, y es por ello que se mantiene el interés de ‘retailers’ extranjeros por aterrizar en Perú pese a la coyuntura de crisis económica, asegura Jorge Lizan, managing director de Lizan Retail Advisors.

Nosotros, por ejemplo, no hemos dejado de recibir comunicaciones de empresas interesadas en invertir en el mercado peruano. Tenemos tres a cuatro clientes que están esperando un par de meses para poder desarrollar negocios”, sostiene.

Este es el caso de la fast fashion LC Waikiki, que decidió iniciar su plan de expansión en Latinoamérica por el Perú y que arribará en Lima entre abril y mayo de 2021, revela el experto durante su participación en el V Foro Internacional de Retail organizado por la Cámara de Comercio de Lima.

La firma turca – que mueve al año US$ 5,000 millones en ventas y tiene una red de establecimientos que supera las 1,000 tiendas, distribuidas en 50 países- abrirá en su primer año tres tiendas y una de ellas estará en el centro comercial Plaza Norte.

Esta competirá con las ya establecidas H&M, Zara y Forever 21 en el país.

ETAPA DE ADAPTACIÓN

De otro lado, Lizan comenta que los ‘retailers’ han cambiado y se han adaptado mucho más rápido a los tiempos que los centros comerciales.

Ante ello, refiere que los malls con el mismo tenant mix son, cada vez, menos atractivos y es necesario que se adapten a sus comunidades, apelando a las necesidades de su cliente local, principalmente.

La forma del cobro de rentas también tendrá que cambiar, asegura y buscar otra forma de hacer negocio, más allá de ponerle un precio por m2, menos en el actual contexto donde las marcas usan parte de sus espacios físicos solo para hacer entregas de compras en línea como parte de su proceso de omnicanalidad.

TENDENCIAS DEL RETAIL

Luego del COVID-19, dice Jorge Lizan, hay cuatro grandes tendencias que regirán en la industria del retail. Una de ellas es la omnicanalidad, en la que definitivamente todas las marcas seguirán apuntando y trabajando.

El online y off line se complementan. La experiencia no se va a perder con la tecnología”, puntualiza.

En este nuevo entorno, además, los consumidores privilegiarán, como segundo punto, a las marcas con propósito, que va más allá de su visión y misión e, incluso, de la misma responsabilidad social.

El costo de hacer negocio y el modelo del Capex también varió. Las empresas saben que además del tema de seguridad, tienen que seguir invirtiendo en implementar tecnología y deberán redefinir sus prioridades e inversiones en este punto.

Y la cuarta tendencia es el tener a un cliente más empoderado. Este ya ha empezado a tomar el control, control que lo tiene en su teléfono móvil, dice.

Por eso, para los retailers ya no solo es importante tener el stock necesario, también la disponibilidad, es decir, tener el producto en cualquier lugar.

La tecnología siempre estuvo ahí, pero con el COVID-19 se aceleró y es la tecnología la que le está dando ese poder de compra al cliente y ha hecho que cambie. Pueden ver el surtido, comparar precios, entre otros, y en el futuro la tecnología seguirá evolucionando”, afirma.

Finalmente, asegura, que ahora ya no hay pretexto para que las marcas no conozcan a sus clientes, la información está ahí en la nube, en un teléfono móvil, a través de la realidad virtual y la inteligencia artificial con el reconocimiento facial, entre muchos otros ejemplos.