La inversión pública cerró el 2020 cerca de los S/29.000 millones. (Foto: GEC)
La inversión pública cerró el 2020 cerca de los S/29.000 millones. (Foto: GEC)
Ricardo Guerra Vásquez

Periodista en Economía y Negocios

ricardo.guerra@comercio.com.pe

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Luego de una caída de 9,1% de la en el 2020 debido a las medidas implementadas para contener el brote de la , el Ministerio de Economía y Finanzas () apunta para este año a un crecimiento de 35%, lo que equivale a ejecutar S/39.112 millones en obras.

MIRA: Conterno:”El Bicentenario tiene que ser un momento de un cambio histórico”

Hasta hace unos días, la estimación del MEF sobre esta métrica era un crecimiento de 22% interanual.

Ahora, el MEF plantea que los gobiernos regionales ejecuten S/7.140 millones (un incremento de 20%) y los locales S/12.963 millones (un aumento de 14,8%).

Mientras que la meta para el gobierno central es que ejecute el 57% de los más de S/39.100 millones. Esto supondría un incremento de 46% respecto al 2020 (más de S/7.100 millones) y de 26% frente al 2019 (más de S/4.700 millones).

*La cifra del 2021 corresponde a la estimación realizada por el Ministerio de Economía y Finanzas.
*La cifra del 2021 corresponde a la estimación realizada por el Ministerio de Economía y Finanzas.

, titular del MEF, ha venido indicando en las últimas semanas que esta actividad será uno de los motores de crecimiento. El último martes enfatizó que “para este año la inversión pública no tiene excusas para no crecer”.

MIRA: Waldo Mendoza: La inversión pública no tiene excusas para no crecer este 2021

Cabe recordar, además, que este es el segundo año (y consecutivo) en el que se fijan metas de inversión pública.

APUNTES

Mendoza informó que desde el MEF continuarán desplegando los esfuerzos técnicos –vía reuniones entre funcionarios– para apoyar a los gobiernos subnacionales en la ejecución de recursos.

Detalló también que realizará un especial seguimiento a 406 grandes proyectos de , que además ayudarán en el cierre de .

, extitular del MEF, y Camilo Carrillo, economista senior del , saludaron que se mantengan las asistencias técnicas, pero indicaron que la meta es bastante optimista.

“La proyección de Thorne & Associates, que ya es bastante positiva, es que la inversión pública crezca en 23%”, indicó el exministro.

“Las metas fijadas para los gobiernos subnacionales son factibles, pero la del gobierno central es muy elevada. Yo no veo de dónde se puede ejecutar más”, señaló Carrillo.

El ministro de Economía, Waldo Mendoza, informó que continuarán desplegando los esfuerzos técnicos –vía reuniones entre funcionarios– para apoyar a los gobiernos subnacionales en la ejecución de recursos.(Foto: Renzo Salazar / GEC)
El ministro de Economía, Waldo Mendoza, informó que continuarán desplegando los esfuerzos técnicos –vía reuniones entre funcionarios– para apoyar a los gobiernos subnacionales en la ejecución de recursos.(Foto: Renzo Salazar / GEC)

Por el lado de los grandes proyectos, Thorne dijo que este es un año “relativamente incierto”, pues además de la pandemia se tiene elecciones, que ralentizarían el ritmo de inversión.

Carrillo apuntó que desde hace años el límite de ejecución de inversión bordea los S/32.000 millones, lo que significa que el gobierno está en su frontera de posibilidades de ejecución.

Thorne indicó que para llegar a crecer un 35% debe ocurrir un cambio radical, el cual debería ser sustentado por el MEF, puesto que es conocido que existen problemas estructurales para la ejecución de recursos.

“También hay un tema con normativas que frenan la ejecución de recursos. Por un lado, un decreto legislativo cambió el concepto de y quitó los beneficios que brindaba. Un segundo decreto sobre ProInversión le quitó poder y se lo pasó al MEF y ministerios claves, como Transportes y Comunicaciones y Vivienda. Eso hizo que la inversión pública no fluya”, agregó el exministro.

Por su parte, Carrillo agregó que se debe mejorar la capacidad del Gobierno para ejecutar recursos y apuntar a nuevos proyectos de gran envergadura y que sean rentables.

“Si cada año se dejan de ejecutar alrededor de S/17.000 millones en inversión pública, lo que debe ocurrir es apuntar a gastar estos recursos mediante cuatro y cinco proyectos de envergadura, ya sea por mecanismos de gobierno a gobierno o por otros”, refirió Carrillo.