La idea del reparto a domicilio era “recordarle a los clientes fieles que aún estamos ahí y que pronto íbamos a retornar a la normalidad”. (Foto: AP)
La idea del reparto a domicilio era “recordarle a los clientes fieles que aún estamos ahí y que pronto íbamos a retornar a la normalidad”. (Foto: AP)

El viernes, la titular del Ministerio de la Producción (Produce), Rocío Barrios, aseguró que la mayoría de restaurantes podrá empezar a atender en salón “el 2 de julio o 3 de julio”.

“Los restaurantes van a poder funcionar con un aforo de 40% en este primer momento”, manifestó en RPP.

MIRA: La mayoría de restaurantes podrá atender en salón desde “el 2 de julio o 3 de julio”, anuncia Barrios

A ello, añadió que los restaurantes ya cuentan con los protocolos aprobados y que esta medida es parte de la fase 3 de reactivación económica.

“Lo que se procura es que entre las mesas haya el distanciamiento”, afirmó.

José Silva Martinot, representante de la Unión de Gremios y Asociaciones de Restaurantes, saludó lo recientemente dispuesto, dado que los más de 100 días de cuarentena afectaron “de manera importante a todos los restaurantes”.

“Poder comenzar a atender en salón, trabajar los domingos y el [hecho] de que se haya ampliado una hora más el poder trabajar en las noches, eso permite una mejora en los ingresos de los restaurantes”, resaltó en conversación con El Comercio.

En su opinión, la idea del reparto a domicilio era “recordarle a los clientes fieles que aún estamos ahí y que pronto íbamos a retornar a la normalidad”.

Por su parte, Blanca Chávez, presidenta de la Asociación Peruana de Hoteles, Restaurantes y Afines (Ahora Perú), precisó que en los protocolos se han priorizado temas como el distanciamiento de mesa a mesa (un metro y medio) y el uso de las mascarillas.

Asimismo, dijo que 2,5 millones de personas que trabajan en este sector se encuentran en suspensión perfecta y que “se han demorado mucho” para la reactivación del rubro.

LAS MEDIDAS

La empresaria mencionó que los clientes deberán ingresar a los locales con los cubrebocas, y estos solo podrán ser retirados al momento de consumir los alimentos.

Por su parte, Silva Martinot resaltó que la reducción del aforo podría provocar que, como negocio, “se vuelva inviable”.

“Mi preocupación es [para] las empresas que tienen un área muy pequeña, porque el protocolo [señala] que tienes que tener un corredor principal de dos metros de ancho”, adelantó.

Dicho esto, expresó que, en algunos casos, esta medida podría causar que se resten espacio para las mesas.

Ahora, otro punto importante, es el soporte que brindará la tecnología para dar cumplimiento a los protocolos. Además del uso de pizarras para visualizar el menú, se podrá usar un código QR para descargar la carta en el teléfono.

“Dependerá de cada restaurante qué método usa para mostrar su menú”, indicó el ejecutivo.

VIDEO RELACIONADO

Restaurantes podrían recibir comensales en julio

TE PUEDE INTERESAR