El caso de Mateo, en la selva peruana, será presentado en los Estados Unidos debido a la complejidad y al desconocimiento que tienen los médicos sobre su extraña enfermedad. 

En el ámbito de la medicina se le conoce como el mal de los nadadores: es causado por un parásito que puede afectar a cualquier persona que se sumerja en aguas infestadas. Ingresa por la nariz y viaja hasta el cerebro ocasionando daños en el tejido. De ahí su sobrenombre. Sin embargo, la ameba que contrajo este niño de 11 años no había sido observada por ningún médico. 

LEA TAMBIÉN: 

Mateo contrajo este parásito tras un viaje a Iquitos. Según los familiares, se sumergió en varias piscinas y ríos durante los días de vacaciones. A los pocos días de regresar de la selva, presentó fiebre constante pero los médicos no hallaban la causa. Cuando Mateo sufrió dos infartos cerebrales y privación sensorial, se determinó que había contraído el parásito mortal. 

Pasó la unidad de cuidados intensivos de una clínica privada de Lima. Aquí se determinó que único medicamento que podría salvarle la vida es la miltefosina (comercialmente conocido como Impavido). El tratamiento mensual tiene un precio impagable: bordea los US$57.000 y podría durar un año o más. La familia solo ha conseguido la medicina mediante donaciones.

Si bien en diciembre presentó una gran mejoría y los resultados de amebas salieron negativos, el 21 de enero Mateo volvió a recaer. "Hay momentos en que te quedas sin palabras. Como cuando te dan la noticia que el líquido de Mateo volvió a salir con amebas. Solo respirar profundo y seguir... porque no importa lo que pase internamente, el ánimo de Mateo y su consciente es el mismo. Sigue totalmente conectado y tranquilo. Está en UCI ahora, aburrido claro, pero entiende que tiene que estar ahí", publicó en Facebook la mamá de Mateo, Diana Guerra, también doctora. 

Ayer, la ministra de Salud, Patricia García, visitó la clínica donde está internado Mateo junto a Joel Montgomery, jede de epidemiología de la CDC Global Disease Detection, quien está interesado en el caso y va a exponerlo en los Estados Unidos para ver cómo colaborar.

"Es un caso único en el mundo y requiere ayuda de la comunidad científica internacional. Esto es muy bueno, no solo por Mateo, si no porque también dará la oportunidad de conocer el parásito para saber cómo combatirlo, y eso ayudará a saber cómo enfrentar futuros casos. Nos dijo que ya están coordinando que la medicina estará disponible gratis en el Perú. Eso me llena de dicha, ya que eso era lo que más deseábamos", dijo Diana Guerra. 

SOBRE LA AMEBA QUE ATACÓ A MATEO

¿Cómo actúa?
Está en muchos ambientes acuáticos, pero solo afecta a las personas cuando está en su estado trofozoíto (cuando pierde sus aletas y comienza a reptar). Ingresa por las fosas nasales y en extraños casos se mete al cerebro a través de la nariz. Allí segrega una enzima que destruye la masa cerebral y produce una meningoencefalitis.

Caso extraño
Si bien hay siete casos de víctimas de amebas actualmente en el Perú, la ameba que se alojó en el cerebro de Mateo tiene características únicas. Se informó que su caso es materia de investigación en juntas médicas internacionales.

Costo impagable
El único medicamento capaz de luchar contra esa ameba es la miltefosina (comercialmente conocido como Impavido). Es un fármaco que aún está a prueba. El tratamiento mensual bordea los US$57.000 y podría durar medio año.