El fuerte caudal del que fue afectado por los huaicos en Huarochirí y las lluvias al este de Lima ya está comenzando a afectar a los vecinos de San Juan de Lurigancho. Los primeros afectados: los propietarios de una vivienda ubicada en Malecón Checa, a la altura del cruce con Gran Chimú.

"En la noche, el río creció casi el doble. Vino como un taladro y empezaron a sonar las piedras que traía. Nos percatamos y veíamos que se estaba rajando la pared y hemos tratado de sacar todo a las 6 a.m.", comentó para Canal N Jesús Torres Campodónico, propietario del inmueble.

Para las 10 a.m., la vivienda ya había perdido toda la parte posterior de su inmueble, incluyendo la cocina y una habitación. Sin embargo, el desprendimiento de la tierra en la ribera del río Rímac ha puesto en alerta a las autoridades ante un posible colapso total de la vivienda.