La reducción de la mortalidad se acentuó más en Lima y Callao –donde empezó primero la vacunación– que en el resto del país [ver gráfico]. Desde marzo, el promedio semanal de decesos totales en la capital bajó en 50% (de 142 a 70 defunciones) (Foto: GEC)
La reducción de la mortalidad se acentuó más en Lima y Callao –donde empezó primero la vacunación– que en el resto del país [ver gráfico]. Desde marzo, el promedio semanal de decesos totales en la capital bajó en 50% (de 142 a 70 defunciones) (Foto: GEC)
Jorge Falen

El marcado descenso de la segunda ola del observado en las últimas seis semanas ha tenido un impacto en los índices de mortalidad. Según el , actualmente se registran 792 defunciones por toda causa, cifra menor en 33,5% respecto al peor momento de pandemia, a inicios de abril ( 1.191 decesos).

Si bien existe una disminución en todos los rangos de edad, la caída es más pronunciada en , especialmente en aquellos que superan los 80 años. Las muertes diarias en este grupo –el más golpeado por el virus, pero donde la vacunación está más avanzada– bajaron en 35% respecto al pico de la segunda ola.

MIRA: Minsa informa que jornada de vacunación contra el COVID-19 se realizará todos los días a partir de junio


Cifras en descenso

Dicha tendencia se acentuó más en Lima y Callao –donde empezó primero la vacunación– que en el resto del país [ver gráfico]. Desde marzo, el promedio semanal de decesos totales en la capital bajó en 50% (de 142 a 70 defunciones), y en regiones empezó recién a mediados de abril, pero solo en 22%.

Rodrigo Parra, analista de datos, observó que el aspecto más resaltante es que, a diferencia de otros grupos etarios, las muertes registradas en los mayores de 80 años están más cerca de alcanzar sus niveles previos a la pandemia.

“En la capital, donde hubo más tiempo de vacunación, el impacto es más evidente. Ahora se reportan 68 muertes por toda causa, mientras que antes de la pandemia eran 50. Aún hay un exceso de 18 defunciones diarias”, dijo el jueves, cuando fue entrevistado por este Diario.

Durante el último mes y medio, el exceso de fallecidos en este grupo se redujo en 52,3% respecto a mediados de abril(de 195 a casi 93 muertes). La caída también se observa a nivel hospitalario. Leslie Soto, médico infectólogo del hospital Cayetano Heredia, señaló que actualmente se están viendo menos casos de contagios y hospitalización en adultos mayores.

“Lo que tenemos ahora son adultos jóvenes hospitalizados y en UCI. Son el grupo más expuesto, no tienen vacunas y las variantes que están en el medio son más contagiosas”, comentó.

(Fuente: Sinadef (actualizado al 29 de mayo)
(Fuente: Sinadef (actualizado al 29 de mayo)


Fuente: Sinadef (actualizado al 29 de mayo)
Fuente: Sinadef (actualizado al 29 de mayo)

Aumenta vacunación

El marcado descenso de las defunciones en adultos mayores coincide con el mayor ritmo de inmunización.

Según información del portal de Datos Abiertos del Minsa, hasta el sábado se habían aplicado 651.312 dosis a mayores de 80 años. El 70% de esta población (401.178 personas) había recibido al menos una dosis de la vacuna.

La vacunación adquirió mayor impulso desde mediados de abril, alcanzando luego de un mes picos de casi 30 mil dosis diarias.

Sin embargo, el avance del proceso difiere por regiones. Callao, Tacna e Ica lideran el ránking de cobertura, con más del 90% de inmunizados con al menos una dosis, seguidas de regiones pequeñas como Moquegua. En Lima Metropolitana, el 75% de mayores de 80 años ya la han recibido.

En contraste, la menor cobertura está en Loreto, Cajamarca y Puno, con menos del 50% de inmunizados con una dosis.

MIRA: El jueves 3 de junio se vacunará a rezagados de segunda dosis en Lima

¿Qué impacto tendría la cobertura de vacunación de adultos mayores ante una tercera ola? Parra opinó que si bien podría producirse un pico similar de positividad o contagios, también habría menos mortalidad.

“Debemos ver una reducción en la cantidad de pacientes en UCI o fallecidos en exceso. La proporción que más ha fallecido en la primera y segunda ola siempre han sido adultos mayores”, anota.

Para Soto, la vacunación ha contribuido a disminuir más rápido los casos en adultos mayores, pero consideró que deben tomarse en cuenta otros factores. “Para saber si una epidemia está controlada se mide la caída de casos, hospitalizaciones y UCI”, dijo.


TE PUEDE INTERESAR