En el mercado Valle Sagrado,  San Juan de Lurigancho, la directiva instaló un lavadero de manos para el público (Foto: Fernando Sangama)
En el mercado Valle Sagrado, San Juan de Lurigancho, la directiva instaló un lavadero de manos para el público (Foto: Fernando Sangama)
Roger Aguilar Mendieta

Redactor de la sección Nacional

roger.aguilar@comercio.com.pe

A fin de prevenir contagios por , se han emprendido diversas acciones en los para que las personas no se infecten cuando salen de sus casas a realizar sus compras. Estas medidas incluyen iniciativas impulsadas por las municipalidades y por los mismos centros de abastos. Sin embargo, por las aglomeraciones que se observan en estos espacios, es evidente que el problema no está resuelto.

En el distrito de La Victoria, por ejemplo, la municipalidad ha implementado un cronograma de limpieza y desinfección. Hoy jueves fue el turno del mercado de La Parada, después de que en los dos días anteriores interviniera el emporio comercial de Gamarra. Así, con el apoyo de un camión cisterna, una máquina barredora, dos pulverizadores de mochila y alrededor de 40 trabajadores, realizó estas labores en las vías, aceras, puertas y rejas del lugar.

Algunos comerciantes fueron a trabajar, pese a que se les informó en la víspera que hoy jueves se iba a limpiar La Parada, según señaló la funcionaria Laura Reyes. Los comerciantes se vieron forzados a desarmar sus puestos.  Las campaña de limpieza también comprendió la desratización del lugar (Foto: Mario Zapata Nieto)
Algunos comerciantes fueron a trabajar, pese a que se les informó en la víspera que hoy jueves se iba a limpiar La Parada, según señaló la funcionaria Laura Reyes. Los comerciantes se vieron forzados a desarmar sus puestos. Las campaña de limpieza también comprendió la desratización del lugar (Foto: Mario Zapata Nieto)

Sin embargo, el trabajo se vio afectado por un momento porque los comerciantes del jirón Hipólito Unanue se negaron a abrir las rejas de su zona para que el equipo ingrese a realizar sus labores. Al respecto, la gerente de Gestión Ambiental de la Municipalidad de La Victoria, Laura Reyes Polvarini, cuestionó la actitud de los vendedores, pues señaló que al no desinfectarse toda La Parada, se corre el riesgo de que el virus permanezca en los lugares sin intervenir y que desde allí se infecte a todos los usuarios del centro de abastos. Al final, fueron los mismos vendedores los que desinfectaron el mencionado jirón.

En el mercado Valle Sagrado de San Juan de Lurigancho, la directiva colocó a su personal en las puertas del establecimiento para que vigilen que los compradores ingresen con sus mascarillas puestas y para que les rocíen con alcohol las manos. También colocó en el ingreso principal un balde con agua y jabón líquido para el lavado de manos; además, este sábado se instalará una cabina de desinfección, según apuntó el dirigente de organización del centro de abastos, Guillermo Alva Ingar.

No obstante, es preciso indicar que el director ejecutivo de la Dirección de Control y Vigilancia de la Digesa, Elmer Quichiz Romero, ha informado que la ciencia no ha demostrado la efectividad de estas cabinas desinfectantes y que tampoco se conoce con certeza los agentes químicos que expiden y en qué concentración.

Según ha señalado, las únicas sustancias que se han determinado para la eliminación del virus causante de la pandemia son el hipoclorito de sodio, el alcohol etílico y el agua oxigenada, en concentraciones determinadas. “Pero si estos túneles rocían alcohol, ello puede resultar irritante para la persona; si expulsan lejía, entonces tendría un efecto corrosivo y en caso de que expidan amonio cuaternario, que es un componente químico de uso hospitalario, podrían dañar la piel o los ojos. Ahora, el sistema aspersor con los que cuentan estos túneles podría favorecer la diseminación de agentes infecciosos”, ha detallado.

El público abarrotó partes del mercado Valle Sagrado y también las calles de los alrededores en donde se han instalado comercios en la vía pública (Foto: Fernando Sangama).
El público abarrotó partes del mercado Valle Sagrado y también las calles de los alrededores en donde se han instalado comercios en la vía pública (Foto: Fernando Sangama).

Este miércoles, se registró aglomeraciones en el mercado Valle Sagrado y sus alrededores, hasta parecía un día ordinario de compras y no que el país estuviera acatando una cuarentena. Los compradores y vendedores interactuaban sin respetar la distancia social. Según el dirigente Alva, este problema se registra solo en una parte del centro de abastos, pues hay sectores en donde no hay público porque las puertas permanecen cerradas (tres de las seis puertas del mercado están abiertas). La solución para este problema -de acuerdo al dirigente- es que se abran todas las puertas, porque ello permitiría que el público ingrese y compre más rápido y también se vaya más rápido. Sin embargo, añadió que no podían habilitar todos los accesos por disposición de las fuerzas del orden que custodian el lugar.

Un policía en el mencionado establecimiento lamentó la aglomeración del público. Relató que a las personas se les dice que respeten la distancia social, pero estas escuchan las indicaciones y minutos después vuelven a agruparse. “Ya cansa”, expresó. También señaló que la afluencia de los compradores se incrementó después de que se dejara sin efecto la medida que establecía que en unos días podían desplazarse solo mujeres y en otros solo hombres.

“Antes podíamos identificarlos. Era un día en que debían salir mujeres y nosotros veíamos a un hombre, lo interveníamos. Pero ahora salen ambos y es difícil reconocer si son de la misma familia”, expresó.

En La Victoria se dispuso la limpieza y desinfección de La Parada para prevenir que las personas se infecten con la enfermedad. Esta es una de las acciones que con el mismo fin se vienen realizando en los mercados.
En La Victoria se dispuso la limpieza y desinfección de La Parada para prevenir que las personas se infecten con la enfermedad. Esta es una de las acciones que con el mismo fin se vienen realizando en los mercados.

Por su parte, el miércoles, en el Gran Mercado Mayorista de Lima, en Santa Anita, se registraron largas colas desde tempranas horas de la mañana, porque se dispuso que las personas ingresen en bloque de cincuenta compradores, para evitar aglomeraciones y posibles contagios de COVID-19.

Pese a estos esfuerzos, el gerente de la Empresa Municipal de Mercados S.A. (EMMSA)- que administra este establecimiento-, Jaime Gallegos Rondón, indicó que en algunos puntos dentro del mercado todavía se registran aglomeraciones y que se trata de controlar esta situación, pero “es un poco difícil”. En ese sentido, invocó a la población a obedecer las disposiciones del Gobierno relativas al coronavirus, por ejemplo, el distanciamiento social, usar mascarillas, salir solo un miembro de la familia, entre otras.

“Esto también es un tema de responsabilidad de cada uno”, enfatizó.

En el Gran Mercado Mayorista de Lima se empezó a tomar la temperatura a las personas para que puedan ingresar (Foto: Lino Chipana)
En el Gran Mercado Mayorista de Lima se empezó a tomar la temperatura a las personas para que puedan ingresar (Foto: Lino Chipana)

Entre las nuevas medidas que se han dispuesto en el mercado mayorista, es que desde el miércoles se controla la temperatura de todas las personas que ingresan (compradores y vendedores) al establecimiento y que aquellas que tienen fiebre no pueden ingresar. También este viernes 17 se instalará una cabina de desinfección y cada semana el mercado será desinfectado.

Grandes colas se formaron afuera del Gran Mercado Mayorista de Lima. El público solo podía ingresar de 50 en 50 (Foto: Lino Chipana)
Grandes colas se formaron afuera del Gran Mercado Mayorista de Lima. El público solo podía ingresar de 50 en 50 (Foto: Lino Chipana)

En el caso del mercado y el bulevar Magdalena, la municipalidad dispuso la peatonalización de las calles de los alrededores para evitar las aglomeraciones. La medida entró en vigencia el lunes y a partir de entonces, los vehículos no pueden ingresar ni estacionarse dentro de la zona delimitada. Según informó el área de prensa de la comuna, gracias a la disposición, el público hace su cola para entrar al centro de abastos, pero ya no hay las aglomeraciones que había antes y que eran ocasionadas por los vehículos.

Las calles en donde no pueden entrar, circular ni estacionarse los vehículos son Castilla (cuadras 6 y 7), Echenique (cuadras 6 y 7), Leoncio Prado (cuadras 6, 7 y 8), Bolognesi (cuadras 5 y 6) y José Gálvez (cuadra 7).

La Municipalidad de Magdalena peatonalizó las calles de su mercado homónimo y el bulevar para que los vehículos no ingresen y de esta manera, disminuir la aglomeración de personas. (Foto: Municipalidad de Magdalena)
La Municipalidad de Magdalena peatonalizó las calles de su mercado homónimo y el bulevar para que los vehículos no ingresen y de esta manera, disminuir la aglomeración de personas. (Foto: Municipalidad de Magdalena)

“Esta es una medida de carácter provisional en tanto se encuentre en vigencia el Estado de Emergencia, pero por sobre todo es preventiva. Los mercados se han convertido en los principales espacios públicos y potenciales focos de atracción para el contagio. No queremos más infectados, mucho menos muertos”, manifestó el alcalde Magdalena, Carlo Magno Chacón.

Imagen tomada en el mercado Ceres, también conocido como Las Brisas, en Ate. El cumplimiento del distanciamiento social es un tema pendiente (Foto: Fernando Sangama)
Imagen tomada en el mercado Ceres, también conocido como Las Brisas, en Ate. El cumplimiento del distanciamiento social es un tema pendiente (Foto: Fernando Sangama)

Finalmente, en el mercado de Ceres, Ate, la aglomeración de público también es un problema. El miércoles, la afluencia de público se mantuvo hasta después del mediodía y no hasta las primeras horas del día -como sí ocurría tiempo atrás-, pese al estado de cuarentena que vive el país. Este Diario fue testigo cómo los compradores y vendedores interactuaban sin respetar la distancia social mientras personal de la municipalidad y los miembros del Ejército hacían vanos esfuerzos para que cumplan con esta medida.

¿Qué es la COVID-19?

La covid-19 es la enfermedad infecciosa que fue descubierta en Wuhan (China) en diciembre de 2019, a raíz del brote del virus que empezó a acabar con la vida de gran cantidad de personas.

El Comité Internacional de Taxonomía de Virus designó el nombre de este nuevo coronavirus como SARS-CoV-2.

¿Cuáles son los síntomas del nuevo coronavirus?

Entre los síntomas más comunes del COVID-19 están: fiebre, cansancio y tos seca, aunque en algunos pacientes se ha detectado dolor corporal, congestión nasal, rinorrea, dolor de garganta y diarrea. Estos malestares pueden ser leves o presentarse de forma gradual; sin embargo, existen casos en los que la gente se infecta, pero no desarrolla ningún síntoma, precisó la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Además, la entidad dio a conocer que el 80 % de personas que adquieren la enfermedad se recupera sin llevar un tratamiento especial, 1 de cada 6 casos desarrolla una enfermedad grave y tiene dificultad para respirar, la gente mayor y quienes padecen afecciones médicas subyacentes (hipertensión arterial, problemas cardiacos o diabetes) tienen más probabilidades de desarrollar una enfermedad grave y que solo el 2 % de los que contrajeron el virus murieron.

VIDEO RECOMENDADO

Martín Vizcarra compartió el video del Ministerio de Salud donde se aprecia todo lo que pasó don Valerio para vencer el coronavirus.

Vizcarra habló sobre don Valerio, el paciente de 90 años que se recuperó de COVID-19. (Canal N)

TE PUEDE INTERESAR