El carril en dirección hacia Miraflores quedó completamente bloqueado tras el derrumbe que se produjo esta mañana en el acantilado de la Costa Verde, en el límite entre Barranco y Chorrillos. (Rudy Jordán)
El carril en dirección hacia Miraflores quedó completamente bloqueado tras el derrumbe que se produjo esta mañana en el acantilado de la Costa Verde, en el límite entre Barranco y Chorrillos. (Rudy Jordán)
Gladys Pereyra Colchado

Ayer, el acantilado de la sufrió un nuevo desprendimiento de piedras y tierra que obligó al cierre de la vía, a la altura de la playa Los Yuyos de . Es la segunda vez en cuatro meses que se registra un derrumbe en este sector de la capital que, desde el mes de setiembre, se encuentra en estado de emergencia.

El primer derrumbe ocurrió el pasado 8 de agosto en una parte del acantilado ubicado en Magdalena del Mar, y puso en evidencia, una vez más, el alto riesgo por caídas de rocas al que se encuentran expuestos conductores y peatones que se desplazan por el Circuito de Playas. La situación provocó dos principales respuestas por parte de las autoridades. La primera fue la declaratoria del estado de emergencia, realizada el 20 de setiembre por el Ejecutivo, y, tres semanas después, la declaratoria de la intangibilidad de los acantilados por parte de la Municipalidad de Lima.

Esta vez, tres carriles del Circuito de Playas, en dirección hacia Miraflores, quedaron completamente bloqueados por el deslizamiento ocurrido en el límite entre Barranco y Chorrillos

Según el alcalde de Lima, Jorge Muñoz, desde que se declaró la emergencia la comuna metropolitano ha realizado trabajos en los acantilado que, según sus propias palabras, no solucionarán el problema de fondo “si no hay recursos”. Entre las labores que ejecutan está la reposición y mantenimiento de geomallas, que tiene un avance del 46%.

Sin embargo, el riesgo sigue presente.

Hace solo un mes, el 18 de noviembre, el Centro de Operaciones de Emergencia Nacional (COEN), administrado por el Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci), emitió el de Peligro Inminente de Derrumbe en los Acantilados de la Costa Verde. En él se precisa que las condiciones de geodinámica externa hacen que los acantilados, que involucran a los distritos de San Miguel, Magdalena del Mar, San Isidro, Miraflores, Barranco y Chorrillos, sigan siendo altamente inestables.

-Factores de riesgo y vulnerabilidad-

El reporte de COEN agregaba que entre los factores que originaron el primer derrumbe estaba el tipo de suelo de relleno (desmonte de construcción) y un mal sistema de riego de las áreas verdes. Por ello, dicho sector es considerado como “zona critica de muy alto peligro a la ocurrencia de derrumbes, caída de rocas y deslizamientos”.

De acuerdo con la evaluación por vulnerabilidad de dicho estudio, actualizado al 18 de noviembre, había 2.617 personas y 938 viviendas vulnerables ante un eventual derrumbe en la Costa Verde.

Ayer, el Instituto Geológico, Minero y Metalúrgico (Ingemmet) señaló que, a diferencia de la zona de Magdalena donde ocurrió el primer derrumbe, el acantilado en Barranco tiene un suelo originario y medianamente consolidado. “El derrumbe ha sido condicionado por la presencia de un tipo de material poco compacto como resultado de acumulación que dejo la anterior ubicación del río Rímac en esta zona, aunado a una alta pendiente de más de 70 grados”, dijo Manuel Vílchez, especialista de esta institución.

- Presupuesto-

También se informaba que a poco más de un mes de terminar el año, solo uno de los distritos que conforman la Costa Verde había ejecutado más del 80% de su presupuesto destinado a la Reducción de la Vulnerabilidad y Atención de Emergencias por Desastres, o Pliego 068. Este presupuesto está destinado a proteger a la población ante los diferentes riesgos naturales.

Para el 18 de noviembre, Miraflores había ejecutado el 81.8% del presupuesto, Magdalena, el 70.7%; San Miguel, el 61.2%; Barranco, el 59.7% y San Isidro solo el 56.1% del total.

La Presidencia del Consejo de Ministros considera que, para diciembre, la ejecución del Pliego 068 debe superar el 90%.

Vale indicar que el reporte anterior, del 16 de octubre (06), fue uno de los que sustentaron el decreto supremo que dispuso la prórroga del estado de emergencia en los acantilados de la Costa Verde por el término de 60 días, desde el 20 de noviembre. El dispositivo tenía como finalidad "continuar con la ejecución de medidas y acciones de excepción, inmediatas y necesarias, destinadas a la reducción del Muy Alto Riesgo existente.

Esta mañana hubo un derrumbe en el acantilado en la Costa Verde, a la altura de playa Los Yuyos, en Barranco (Foto: Alessandro Currarino).
Esta mañana hubo un derrumbe en el acantilado en la Costa Verde, a la altura de playa Los Yuyos, en Barranco (Foto: Alessandro Currarino). / Alessandro Currarino