Las dosis de Sinopharm son inoculadas a los profesionales de la salud que combaten el COVID-19. (Foto: GEC)
Las dosis de Sinopharm son inoculadas a los profesionales de la salud que combaten el COVID-19. (Foto: GEC)
Redacción EC

La Universidad Peruana Cayetano Heredia () reveló que se ha determinado, de acuerdo con los estudios realizados a los voluntarios que participaron en el ensayo clínico de , que la vacuna de la cepa de Wuhan del “no mostraba resultados alentadores”.

MIRA: ¿sirve o no sirve la vacuna de Sinopharm contra el COVID-19? Esto dicen los expertos

En dicho análisis se determinó que una de las vacunas de Sinopharm (Wuhan) no mostraba resultados alentadores”, señaló la UPCH en un comunicado publicado en redes sociales.

Por ello, consideró necesario que los organismos reguladores que supervisan el ensayo clínico autoricen “abrir el ciego y proceder a vacunar a los voluntarios, tanto en el grupo de la vacuna de Wuhan como del placebo”.

En ese sentido, la UPCH agregó que está a la espera de la autorización del Instituto Nacional de Salud (INS) para abrir el ciego, así como para poder importar los insumos necesarios para vacunar a los voluntarios.

MIRA: Vacuna COVID-19: sigue estos pasos para registrarte en el portal de Essalud

Vacuna de Beijing

Por otra parte, el centro de estudios superiores enfatizó que a la fecha, según los hallazgos preliminares, en las personas que contrajeron la enfermedad y que fueron inmunizadas con la vacuna de Beijing se observa una reducción significativa en la necesidad de oxígeno, hospitalización, entre otros. “Esperamos que estos datos se confirmen en el informe final”, indicó.

Remarcó que el ensayo clínico de Sinopharm aún no ha finalizado y se requiere de una serie de acciones, procedimientos y análisis de la información para obtener el resultado final.

No hay motivo para preocuparse

Frente al anunció de la UPCH, el médico infectólogo Carlos Medina indicó que no hay motivos para que la población se preocupe. Señaló que para el proceso de vacunación, el país está utilizando la vacuna de Sinopharm con la cepa de Beijing.

En diálogo con El Comercio, Medina explicó que los ensayos clínicos se hacen doble ciego, en donde el participante (voluntario) no sabe si está recibiendo la vacuna o el placebo, así como tampoco el médico sabe qué le está aplicando.

“Al abrir el ciego, quiere decir que el equipo investigador ahora sí va a saber a quién le dieron vacuna y a quién le dieron placebo”, explicó.

El especialista describió que, durante el estudio de los ensayos clínicos, “en el seguimiento y la evaluación periódica de los datos se dan cuenta que el equipo que recibe la vacuna tiene mejor protección sobre el placebo, pero también se dan cuenta de que la vacuna de Wuhan tiene poca efectividad. Entonces el grupo que está recibiendo la vacuna se está viendo perjudicado y éticamente eso no se puede dar, por ende cuando se ven estos cambios se indica que se abra el ciego para que este grupo no se perjudique”.

MIRA: Vacuna COVID-19: pasos para registrarse en el portal de Essalud

“Entonces el motivo de abrir el ciego, en este momento, es justamente porque el grupo que está recibiendo la vacuna de Wuhan no tiene una buena eficacia y, por ende, este grupo ahora que ya se está conociendo la eficacia de la vacuna tiene que ser vacunado con la mejor vacuna del estudio, o sea, con la de Beijing. Y el [grupo de personas que recibieron el] placebo también va a ser vacunado con la de Beijing”, agregó.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

VIDEO RECOMENDADO

INS suspende a la UPCH como centro para nuevos ensayos clínicos
El Instituto Nacional de Salud (INS) informó este viernes 19 de febrero que suspendió a la Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH) como centro de investigación para nuevos ensayos clínicos. (Fuente: América TV)

TE PUEDE INTERESAR