Gladys Pereyra Colchado

Desde que empezó el paro de transportistas de carga y agricultores, hace una semana, el viernes se vivió uno de los momentos más críticos de la protesta, agudizado por las declaraciones del presidente Pedro Castillo“Han sido pagados algunos dirigentes y cabecillas” – que movilizaron a miles de personas en Huancayo, Junín. De la marcha se pasó al enfrentamiento, a los saqueos, a heridos, detenidos y por lo menos tres muertos, mientras el desabastecimiento y encarecimiento de algunos productos básicos se hacía insostenible en varias regiones.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más