Pisapapeles. Esta semana comentamos los libros “El lenguaje es un [re]vólver para uno” de Mario Montalbetti y "Ficción TV" de Marlon Aquino Ramírez.
Pisapapeles. Esta semana comentamos los libros “El lenguaje es un [re]vólver para uno” de Mario Montalbetti y "Ficción TV" de Marlon Aquino Ramírez.

“El lenguaje es un [re]vólver para uno”

Autor: Mario Montalbetti

Páginas : 96

Editorial: Álbum del Universo Bakterial

Montalbetti regresa a uno de sus mejores poemarios, “El lenguaje es un revólver para dos” (2008), y lo fortalece y amplía con lo que llama “fragmentos restaurados” que en realidad son mucho más: dos poemas largos, que ocupan más de la mitad de este libro que ha tenido a bien retitular como “El lenguaje es un [re]vólver para uno”.

Como suele trabajar su obra, se trata de una exploración del lenguaje en sí mismo, de su sentido y sus posibilidades. No hay imágenes elocuentes ni metáforas gratuitas, pero su experimentación con las palabras van arrojando por defecto esas imágenes y esas metáforas. En el primer poema añadido en esta edición, “Gorgias explica su amor por Helena”, el autor fractura palabras e ideas, y las encauza hacia otros horizontes de sentido. Casi parece una respuesta a lo que escribía en “La dorada”, poema del 2008: “A la pregunta ¿cuánto has amado? / responde como si el lenguaje, mejor aún, / como si el vino se hubiera acabado. / Di que has de ir por más”.

El otro poema, “Habitación 302″, es en apariencia más directo y transparente. Pero escrito desde el punto de vista de un hombre internado en un hospital, explora también la idea del encierro, la locura y el absurdo: “Las visitas han sido canceladas. / Las visitas han sido sustituidas por lenguaje médico”.

“Ficción TV”

Autor: Marlon Aquino Ramírez

Páginas : 316

Editorial: independiente

Dice el autor que este libro nace de dos de sus principales aficiones: la literatura y la televisión. Y claro, hojear entre sus cuentos se parece un poco a hacer ‘zapping’. Porque se trata de historias bastante diversas y cortas, algunas instaladas en géneros como el suspenso, el melodrama o el terror (o por lo menos tanténdolos), y que además están antecedidas por breves textos de presentación que simulan la voz de un anfitrión de TV. Lo cual no es un detalle menor, pues esas pequeñas introducciones marcan el tono con el que se leerán los relatos: cierto histrionismo en los diálogos entre personajes, y algo de sobreactuación en las situaciones planteadas, como si de una ‘sitcom’ se tratara.

Por lo demás, Aquino reúne a personajes usualmente abatidos o perdidos en contextos adversos: pintores, detectives, guionistas, porteros de fútbol y escritores, muchos escritores. En algunos casos, son historias de marcada autorreferencialidad (como en “Respuesta urgente”), otras destacan por su buen manejo de la intriga (“Pingüinos en Central Park”) y hay hasta recreación histórica (acudiendo a José Santos Chocano en “Iras santas”). Algunos de los cuentos fallan en sus resoluciones abruptas y poco cuajadas. Pero en general es un libro entretenido como el mejor ‘prime time’.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más