Redacción Luces

Salido de las colinas y el mar de Málaga, (Málaga, 1989) se ha convertido en un ícono de la música española con el distintivo de su voz que, desde hace una década, encandila a los amantes de la balada nostálgica. Esa que habla del amor sin nombre que tarda, pero llega; y que cuando llega, se va. Recogiendo los frutos de su megaéxito “Solamente tú”, Pablo Moreno de Alborán Ferrándiz marca un nuevo comienzo en su carrera con la canción que no pudo entonar nunca antes: su verdadera historia.

De padre español y madre francesa, el cantautor fue criado en la ciudad más turística en la Costa del Sol. Su talento para la música fue el pionero en su familia, pero fue descubierto a temprana edad, cuando el piano y la guitarra lo acompañaron durante sus primeros años en el Centro Cultural Manuel Estepa, donde también estudió canto.

Con una historia familiar de amor hacia su tierra por ser nieto del almirante Francisco Moreno Fernández ─quien combatió en primera línea en la Guerra Civil Española de 1936─, Pablo Alborán se interesó por el flamenco y la distintiva forma de interpretarlo que no tardó en hacerla suya rápidamente.

Al poco tiempo, consiguió lugar entre las voces principales de pequeñas agrupaciones que tocaban en los bares malagueños durante los años 90. Paralelamente, el joven cantante se inmiscuía de lleno en la composición de letras románticas, que luego compartía a través del entonces popular MySpace.

MIRA: Pablo Alborán se confiesa: “Estoy aquí para contar que soy homosexual” | VIDEO

“El Blanco Moreno” fue su primer apelativo de sus años como músico en Málaga y, a pesar de ser del gusto del cantante, este nunca quiso dejar fuera de su carrera artística aquel apellido que marcaba toda una historia familiar. Desde entonces, se dio a conocer como Pablo Alborán en todas las redes sociales en las que compartía sus interpretaciones.

Ante el auge de YouTube, este se convirtió en el mejor lugar para exponer su trabajo como solista. Y a pesar de recibir comentarios positivos, no fue hasta el 2010 cuando su tema “Solamente tú” caló en la audiencia local llevándolo a conocer al productor Manuel Illán y, poco después, a la mismísima Diana Navarro, a quien nombró su madrina artística.

“Solamente tú” alcanzó el doble platino en España y, hasta el momento, bordea las 500 millones de visualizaciones en YouTube. El éxito de esta canción impulsó la carrera de Pablo Alborán, llegando a firmar con Warner Music y, estrenando en octubre de 2010, su primer álbum homónimo.

“Pablo Alborán” (2011) hizo de su intérprete el primer solista en España con un álbum completo ubicado en el tope de las listas especializadas, lo que no ocurría desde 1998. Su primera gira musical no solo incluyó España, sino países sudamericanos como Argentina, Chile y México; logros que pocos españoles novatos han conseguido hasta el momento.

Su popularidad llegó a oídos de exponentes como Miguel Bosé y María Dolores Pradera, quienes invitaron al malagueño a colaborar con ellos en los temas “Puede qué” y “No sé por qué te quiero”. Su nueva cercanía con artistas de peso lo hizo capaz de estrenar su disco en vivo “Acústico” (2011) y su segundo álbum “Tanto” (2012), en los que evidencia un cambio de estilo en el que combina la balada y el pop.

Con una carrera ya asentada, el alcance de Pablo Alborán aumentó a tal punto de agotar entradas en los recintos más aclamados de España como la Plaza de Toros de Madrid, donde se presentó las canciones de su tercer álbum “Terral” (2014) al lado de sus compatriotas Alejandro Sanz, Bebe, Jorge Drexler y la portuguesa Carminho. Sin embargo, su música estaría lista para dar un paso más.

En 2016, el tema compuesto junto a Lucas Vidal “Entre un compás” ganó los Premios Goya de ese año en la categoría Mejor Canción Original, gracias a su participación en la banda sonora de la película “Palmeras en la nieve”. Después de este logro, Pablo Alborán anunciaría una pausa temporal en su carrera.

Su regreso llegó con su cuarto disco de estudio “Prometo” (2017) y significó el estreno de las dos baladas más importante de su carrera luego de “Solamente tú”, “Saturno” y “Prometo”. De aquel álbum, también se desprende la canción de base africana “No vaya a ser”.

Para 2018, Pablo Alborán emprendió su gira internacional para promocionar su reciente disco. Con esta, visitó diversos países de Sudamérica y Europa; además de llegar con gran aceptación a México y Portugal. Ese mismo año, se consagró con el sold out en el Starlite Festival de Marbella.

Su estilo musical daría un nuevo giro en noviembre de 2019 con el estreno de “Tabú” al lado de Ava Max. Pablo Alborán optaba un sonido más electrónico, sin perder la característica entonación de su voz. Esta línea se mantuvo en sus próximas colaboraciones con Piso21 y Maná.

El inicio de la nueva década estuvo marcado por la continuación del tour “Prometo”, incluyendo esta vez países como Costa Rica, Perú, Chile y Uruguay; además de la presentación del español en el Festival de Viña del Mar 2020. Estos compromisos lograron concretarse en febrero pasado, justo antes de iniciar la cuarentena por el coronavirus.

Recientemente, Pablo Alborán sorprendió con un nuevo dúo junto a Camilo en la canción “El mismo aire” y, este miércoles 17 de junio, , asegurando que esta confesión lo hará “un poquito más feliz de lo que ya era”.

TE PUEDE INTERESAR

TAGS RELACIONADOS