Fotografía en combo de José Ángel Torres y su madre adoptiva (izquierda) y del Centro de Procesamiento Central en McAllen, Texas. (Captura de pantalla/Univisión - APF).
Fotografía en combo de José Ángel Torres y su madre adoptiva (izquierda) y del Centro de Procesamiento Central en McAllen, Texas. (Captura de pantalla/Univisión - APF).
Redacción EC

Iba a ser deportado por cuarta vez de a , cuando descubrió que había nacido del otro lado de la frontera. Esta es la historia de José Ángel Torres, un hombre de 56 años de edad que había sufrido ya tres deportaciones y se salvó de la cuarta cuando le revelaron un secreto familiar: había nacido en .

MIRA: Turismo de vacunas: ¿Qué requisitos piden los estados en EE.UU. para los extranjeros?

Según informa “”, la pareja que se encargó de su crianza le hizo creer que su nacimiento había sido en México. La situación hizo que sea un inmigrante sin documentos, que sus trabajos le paguen en efectivo y que le tuviera temor a los diversos operativos del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE).

Torres fue expulsado por problemas judiciales y reiterados regresos a California sin permiso entre 1997 y 2010. Fue difícil. Toda la vida estuve escondiéndome, solo yendo del trabajo a la casa”, declaró.

MIRA: Clubes de striptease de Las Vegas reabrirán el 1 de mayo tras más de un año de cierre por el coronavirus

La historia dio un giro por completo luego de que Juana Torres, la mujer que se encargó de su crianza, le confesara antes de morir (2016) que no era su madre y que él había nacido en California, Estados Unidos.

Juana conoció a la verdadera madre en el campo y, según su versión, le había dicho que no sabía qué hacer con el embarazo. Por tal motivo y ante la imposibilidad de tener hijos, le pidió que no abortara y le diera el bebé en adopción .A los dos días de nacer, la mujer se lo entregó en Mexicali, Baja California.

MIRA: EE.UU.: Universidades de California exigirán la vacuna contra el coronavirus a estudiantes y personal

Sin embargo, Torres nació en un hospital del norte de California y había sido registrado como José Ángel Pagán. Ya en las manos de la otra familia, solamente le cambiaron el apellido.

Se fue la señora y nunca más supieron de ella. Y mi suegra nunca le dijo nada a mi esposo, quizás porque le daba miedo cómo iba a reaccionar”, relató la esposa de José Ángel, Rosa Sotomayor.

El hombre junto a su nueva familia estuvieron en Mexicali hasta 1967, pero cuando tenía dos años cruzaron ilegalmente la frontera y llegaron a California. Es decir, Torres vivió presuntamente 54 años como indocumentado. Este secreto se descubrió cuando les entregó los documentos de adopción y su partida de bautizo.

Iba ser expulsado por cuarta vez

Rosa Sotomayor inició una búsqueda intensa para saber los orígenes de su esposo. Indagó en las iglesias de Mexicali, en registros públicos y varias casas en el norte de California donde vivió la madre biológica, identificada como Englentina Loya.

En medio de esta búsqueda, se tuvo que acelerar el proceso porque agentes del ICE querían arrestarlo y deportarlo una vez más. En ese momento, lo tuvieron bajo custodia y su esposa logró tener ayuda legal. La abogada en inmigración Esther Valdes tomó el caso junto a todos los documentos de adopción.

Ya lo iban a deportar. Presenté esos documentos y lo soltaron dos horas después. Pero no fue un proceso automático, tuvimos que rastrear por todos lados”, contó la abogada.

Gracias a la ayuda de uno de los hijos de Torres, se pudo dar con un familiar. El muchacho ingresó a “ancestry.com”, una empresa de genealogía a nivel mundial, y pudo encontró la foto de la madre biológica. Esto permitió localizar un perfil en la red social Facebook. Inmediatamente, le mandaron un mensaje privado.

Tras una semana y con un intercambio de mensajes, le dijeron que estaban a punto de deportar a Juan Ángel y que era urgente verificar su identidad. “Univisión” cuenta que los otros familiares dijeron que lo habían buscado por años. Tenía no solo un hermano mayor, sino que otras cinco medias hermanas.

La madre biológica escribió una carta diciendo que siguió buscando a su hijo por varios años y no lo quitó de su testamento”, reveló la esposa.

La versión de la madre

Los familiares revelaron que la madre biológica había dicho que el padre era un puertorriqueño con una fuerte adicción a las drogas, que lo secuestró y vendió en México. Englentina Loya murió en 2017.

Torres fue reconocido ciudadano de Estados Unidos en 2019 en los Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USCIS). “Cuando salimos de allí sentí que ya no tenía más problemas con nadie, que ahora puedo ir a donde yo quiera”, enfatizó.

VIDEO RECOMENDADO

¿Qué es y cómo se transmite el Coronavirus que surgió en China?
¿Qué es y cómo se transmite el Coronavirus que surgió en China?

TE PUEDE INTERESAR

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más