El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, habla con la prensa a su llegada al aeropuerto de New Castle, en Delaware. El mandatario pasará el fin de semana en Wilmington. (Foto de MANDEL NGAN / AFP)
El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, habla con la prensa a su llegada al aeropuerto de New Castle, en Delaware. El mandatario pasará el fin de semana en Wilmington. (Foto de MANDEL NGAN / AFP)
Agencia Europa Press

Agencia de noticias

El presidente de , , ha mostrado su rechazo a que su rival en las elecciones, el expresidente , reciba informes de Inteligencia como es habitual que hagan los antiguos mandatarios de Estados Unidos.

En un adelanto de una entrevista que se publicará el próximo domingo, Biden se ha mostrado contrario a esto, debido al “comportamiento errático” de Trump y a que no aportará ningún valor a lo expuesto en estos informes.

“Yo no quiero especular pero no creo que necesite tener esos informes de inteligencia. Qué valor va a dar él, qué impacto tendrá en él más allá del hecho de que pueda escapársele algo”, ha subrayado Biden.

El presidente se ha reafirmado en todas sus críticas a su rival político, pero ha evitado pronunciarse sobre si votaría a favor de condenar a Trump en el ‘impeachment’ que comienza la próxima semana.

El salario mínimo, fuera del estímulo

El mandatario estadounidense también ha lamentado que el aumento del salario mínimo a nivel federal propuesto por su Gobierno tenga pocos visos de perdurar en la negociación en el Senado, pese al apoyo de la mayoría de los demócratas.

“No creo que sobreviva”, se ha lamentado Biden, que ha asegurado que comenzará una negociación con representantes para poder llevar a cabo esta medida que supondría unos honorarios mínimos de 15 dólares la hora (12,4 euros aproximadamente) para cada estadounidense.

Una de las principales críticas recibidas a la propuesta era que desde los republicanos no veían adecuado subir el salario mínimo en medio de una pandemia. El presidente estadounidense ha defendido que tras la subida, toda la economía mejoraría.

El paquete económico para revitalizar la economía pasó durante la madrugada del viernes su primer escollo en el Senado con el apoyo de todos los senadores demócratas y el voto de desempate de la presidenta de la institución, Kamala Harris.

Pese a que la intención del nuevo Gobierno era aprobar un estímulo económico con apoyos bipartidistas, las negociaciones entre representantes de ambos partidos proponían un tamaño muy diferente.

La propuesta que ha llegado a la Cámara es la de un paquete de US$ 1,9 billones en el que irían incluidos cheques de US$ 1.400 para los estadounidenses que ganaran menos de US$ 75.000, una de las grandes promesas demócratas.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

VIDEO RECOMENDADO

Joe Biden: ¿Cómo las tragedias de su vida personal podrían beneficiarle en las elecciones?
Las tragedias personales en la vida de Joe Biden y cómo son su carta para unir a EE.UU. después de Trump

TE PUEDE INTERESAR