Foto de Brittany Renee Williams cuando era niña. (Foto: Captura de video NBC12)
Foto de Brittany Renee Williams cuando era niña. (Foto: Captura de video NBC12)
Redacción EC

Una joven de 28 años se ha presentado ante la prensa declarando que es Brittany Renee Williams, la niña que, a los 7 años, desapareció en Henrico, Virginia (), en el año 2000.

Según , Kaylynn Stevenson, de Fort Wayne, Indiana, tiene una prueba de ADN certificada en un laboratorio para demostrar que es la desaparecida niña que vivía con VIH en un hogar de acogida independiente dirigido por Kim Parker.

Kaylynn Stevenson en entrevista con NBC12. (Foto: Captura de video NBC12)
Kaylynn Stevenson en entrevista con NBC12. (Foto: Captura de video NBC12)

La organización benéfica que dirigió Parker durante los 90 se llamaba Rainbow Kids, y recogió al menos 50 niños a lo largo de los años, muchos de ellos con problemas médicos graves o discapacidades.

Ante la desaparición de la menor, se produjo una búsqueda policial que incluso terminó con una excavación en el patio trasero del hogar de acogida.

Stevenson solo tiene recuerdos vagos de lo que fue su infancia, solo puede recordar fragmentos. “La habitación en la que solía estar era como una habitación tipo rosa pastel”, dijo Stevenson al medio estadounidense.

Detalles de la desaparición demuestran que cuando Brittany era buscada, la descripción en los carteles mencionaba varias cicatrices causadas por catéteres, debido a las operaciones que tuvo cuando niña. Stevenson mostró a NBC12 una cicatriz grande y redonda en la parte superior del abdomen. “(Una gran cicatriz lineal en el estómago de Stevenson) bajó aquí... hasta mi pecho”, señaló.

Pero hay un detalle: la joven dice que, a pesar de que olvidó su nombre original, “sí recordaba el apellido Williams. Por alguna razón, está implantado en el fondo de mi mente”, dijo.

Stevenson dice que las personas que la criaron no le dieron respuestas sobre su adopción. Además, su partida de nacimiento no coincide con la fecha en la que Brittany nació.

NBC12 confirmó que la policía de Henrico y los agentes del FBI están contrastando el ADN de Stevenson con el de la otra hija de Rose Marie Thompson, la madre biológica de Brittany.

Stevenson, quien tiene una hija de 7 años, dijo no tener VIH, anotando que ha donado sangre y que se le han realizado análisis de sangre varias veces en su vida.

CONTACTO CON SU HERMANA

NBC12 localizó a Anastasia McElroy, la primera hija de la fallecida Rose Marie Thompson, quien también fue adoptada por otra familia.

Cuando el medio le mostró a McElroy una foto de Stevenson y esta se emocionó. “Empecé a llorar y aullar”, confesó. “La emoción fue tan poderosa que se apoderó de todo mi ser espiritual”.

NBC12 también gestionó una videollamada entre ellas. “Mira esa sonrisa en su rostro”, dijo McElroy. “Sabía que eras tú”.

“Estaba realmente emocionada. Actúa como una hermana mayor”, dijo Stevenson, quien ahora habla con McElroy casi a diario. “Ella se parece a mí. Y sus hijos se parecen a mí”, declaró al medio.

Stevenson y McElroy no perdieron el tiempo en realizar su propia prueba de ADN en el laboratorio a través de Labcorp. Dicen que no les sorprendieron los resultados. El informe, que puede usarse como un documento judicial, dice que las dos tienen una probabilidad del 95,83% de ser medias hermanas.

Todavía hay muchas preguntas en torno a este caso. Stevenson y McElroy, y sin duda muchos otros, estarán esperando la investigación de la Policía de Henrico. Este caso está activo y estamos trabajando con nuestros socios federales”, dijo el teniente Pecka, vocero de la policía.

VIDEO RECOMENDADO

El COVID-19 cumple un año de ser declarado como pandemia

TE PUEDE INTERESAR

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más