Le Locle. [Reuters]. Una mujer de Suiza de 95 años volvió a su casa y el viernes ya se comunicaba con sus 10 nietos y 11 bisnietos, tras recuperarse del nuevo coronavirus, pandemia que deja más de 20.000 muertos en el mundo.

Gertrude Fatton contó que había sido tratada en una sala de aislamiento y que en un momento se negó a ser entubada para mejorar su respiración. “No a mi edad, no me entubes. He vivido mi vida y les dije ‘Déjame ir en paz’”, agregó.

Después de una semana de tratamiento con antibióticos y cloroquina (una medicina empleada contra la malaria), la mujer contó que ahora está feliz por haber vuelto a su casa en el cantón occidental de habla francesa de Neuchatel, junto a su gato y su familia.

Espero recuperar la fuerza suficiente para vivir un poco más. Tengo nietos, bisnietos, me gustaría verlos y escucharlos. Chateo con ellos por Internet, en mi iPad”, señaló.

Gertrude Fatton camina fuera de su casa después de su regreso del hospital durante el brote de la enfermedad por coronavirus (COVID-19) en Le Locle, Suiza. (Reuters).
Gertrude Fatton camina fuera de su casa después de su regreso del hospital durante el brote de la enfermedad por coronavirus (COVID-19) en Le Locle, Suiza. (Reuters).

Fatton sostuvo que había estado enferma en la cama en su casa en la ciudad de Le Locle durante una semana antes de presentar problemas respiratorios. Una ambulancia la llevó al hospital en La Chaux-de-Fonds.

Me tomaron un análisis de sangre y la presión arterial. Me pusieron antibióticos directamente en las venas tres veces al día. Fue muy difícil, pero estuvo bien”, aseguró.

No tenía miedo a morir, no. No a mi edad, después de todo, a mis 95 años, es hora de irme. Pero no pensé que iba a morir, absolutamente no. No tenía miedo”.

Fatton, que usa un andador, declaró que había estado sana durante toda su vida, aunque tomó medicamentos para la presión arterial y ocasionalmente jarabe para la tos.

Su hija Jacqueline Fatton recordó: “Cuando el médico llamó para decirme que el oxígeno en su sangre estaba bajando y tenían 24 horas para detenerlo, tenía mucho, mucho miedo y pensé que la perdería esa noche”.

Al día siguiente, los médicos dijeron ‘vamos a probar todos los medicamentos que podamos’ ... Al tercer día, el oxígeno volvió a subir y los medicamentos funcionaron extremadamente bien”.

Podía llamar dos veces al día con el teléfono celular. Cuando escuché que hablaba conmigo sin toser mucho, supe que habíamos ganado”, confestó Jacqueline.

El número de muertos suizos por el coronavirus llegó a 197 personas el viernes, mientras que la cantidad de casos aumentó a 12.161, informó el ministerio de salud.

_____________________

El Comercio mantendrá con acceso libre todo su contenido informativo sobre el coronavirus.

_____________________

¿Qué es el coronavirus?

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), los coronavirus son una amplia familia de virus que pueden causar diferentes afecciones, desde el resfriado común hasta enfermedades más graves, como el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV) y el síndrome respiratorio agudo severo (SRAS-CoV).

El coronavirus descubierto recientemente causa la enfermedad infecciosa por coronavirus COVID-19. Ambos fueron detectados luego del brote que se dio en Wuhan (China) en diciembre de 2019.

El cansancio, la fiebre y la tos seca son los síntomas más comunes de la COVID-19; sin embargo, algunos pacientes pueden presentar congestión nasal, dolores, rinorrea, dolor de garganta o diarrea.

Aunque la mayoría de los pacientes (alrededor del 80%) se recupera de la enfermedad sin necesidad de realizar ningún tratamiento especial, alrededor de una de cada seis personas que contraen la COVID-19 desarrolla una afección grave y presenta dificultad para respirar.

Para protegerse y evitar la propagación de la enfermedad, la OMS recomienda lavarse las manos con agua y jabón o utilizando un desinfectante a base de alcohol que mata los virus que pueden haber en las manos. Además, se debe mantener una distancia mínima de un metro frente a cualquier persona que estornude o tose, pues si se está demasiado cerca, se puede respirar las gotículas que albergan el virus de la COVID-19.

VIDEO RECOMENDADO

Papa Francisco da bendición Urbi et Orbi ante la plaza de San Pedro vacía por el coronavirus.(AFP).

TE PUEDE INTERESAR