Agencia EFE

Agencia de noticias

El personal sanitario organizó este jueves una nueva jornada de huelga y salió a las calles de toda para denunciar la falta de trabajadores y las malas condiciones del sector que lucha en primera línea contra el .

MIRA. Rebrotes de coronavirus: “En Europa bajaron la guardia totalmente, abrieron su economía de manera irresponsable”

Tres meses después de la última movilización, el pasado 14 de julio, ocho organizaciones representativas convocaron a los trabajadores de los hospitales y de las residencias a manifestarse para expresar su malestar por la falta de medios.

Macron reconoce nuestra tarea y que estamos cansados, pero no reconoce que desde que es presidente hay 8.000 camas hospitalarias menos en Francia”, declaró el médico y portavoz de la Asociación de Médicos de Urgencias de Francia, Christophe Proudhomme, en declaraciones a Efe durante una concentración en la Place Vauban, al sur de París.

Proudhomme aseguró que se han suprimido tantas camas y se ha recortado tanto en personal que Francia es incapaz, a día de hoy, de acoger tanto a los pacientes de coronavirus como a los del resto.

Estamos aquí -añadió- para pedir más puestos de trabajo pero no tan sólo para las UCI, también para las residencias y para los hospitales psiquiátricos, que estos días ven aumentar los casos de problemas mentales”.

Un perfil muy demandado estos días en los hospitales es el del trabajador sanitario, una persona que se encargue del material de protección, de desinfectar las habitaciones y las camas y de ayudar a los médicos, explicó Proudhomme.

El personal de las residencias lamenta que son tan pocos que solo pueden dedicar una media de siete minutos al día por cada usuario. “Siete minutos para la higiene, darles de comer o la medicación no es suficiente”, dijo a Efe Stéphane Povy, de la Asociación de los Hospitales de Bretaña.

La fecha para esta manifestación estaba fijada desde el verano y coincidió con el día en que el primer ministro, Jean Castex, anunció que adelanta a finales de año el abono de una prima de 93 euros netos para el personal sanitario, que estaba prevista para marzo de 2021.

A eso se añadirá una paga de entre 100 y 200 euros al día a los sanitarios que trabajen los días festivos.

En otras ciudades del país como Rennes, Bensançon y Chambery cientos de personas se manifestaron, formaron cadenas humanas y se concentraron a las puertas de los hospitales.

En el conjunto de Francia, aproximadamente un 33 % de todas las camas de cuidados intensivos están ocupadas por pacientes de COVID-19, según el último informe de la agencia nacional de sanidad.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

VIDEO RECOMENDADO

La OMS, preocupada por el "crecimiento exponencial" de la pandemia en Europa

TE PUEDE INTERESAR