El ministro francés de Economía y Finanzas, Bruno Le Maire, durante la conferencia de prensa posterior a la reunión semanal del gabinete en París.
El ministro francés de Economía y Finanzas, Bruno Le Maire, durante la conferencia de prensa posterior a la reunión semanal del gabinete en París. / Ludovic MARIN / AFP
Agencia Europa Press

El ministro de Economía y Finanzas , Bruno Le Maire, ha estimado que el corte total de gas ruso a Europa es “la opción más probable”, en unos comentarios realizados este domingo donde se ha hecho eco de valoraciones prácticamente idénticas realizadas el día anterior por la primera ministra del país, Élisabeth Borne.

“Creo que la interrupción total del suministro de gas desde Rusia es una posibilidad real y debemos prepararnos para esta opción”, ha hecho saber Le Maire durante el foro de encuentros económicos en Aix-en-Provence.

Mira: Ucrania frena el avance de los rusos en Donetsk pese a la brutal ofensiva

“La mejor forma de prepararnos para estos recortes es estar muy atentos a nuestro consumo energético. Eso vale para las administraciones, eso vale para las empresas, eso vale para los particulares”, ha añadido en declaraciones recogidas por ‘Le Monde’.

Estos comentarios tienen lugar a menos de 24 horas del cierre, este próximo lunes, de la conexión más importante de gas natural ruso a Alemania, el gasoducto Nord Stream 1, por trabajos anuales de mantenimiento previstos por diez días.

Alemania teme que este corte es un pretexto que desembocará en la suspensión indefinida de las operaciones del gasoducto, tal y como avisó la semana pasada el ministro de Economía, Robert Habeck, en represalia de Moscú por las sanciones recibidas por la invasión de .

Hay que recordar que la empresa estatal rusa Gazprom ya redujo considerablemente en junio el volumen de suministro a través del gasoducto, de más de 1.200 kilómetros de longitud, que va de Rusia a Mecklemburgo-Pomerania Occidental.

Según la Agencia Federal de Redes alemana, el gasoducto solo se utiliza actualmente a un 40 por ciento de su capacidad.

Francia, como muchos otros países europeos, sigue dependiendo en gran medida de Rusia para su suministro de gas natural y petróleo, aunque en menor medida que algunos de sus vecinos. En 2020, el país importó de Rusia el 17% de su gas y el 13% de su petróleo y derivados, según la Comisión Europea.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más