El presidente de Rusia, Vladimir Putin, dirige una reunión del gobierno a través de un enlace de video en la residencia estatal Novo-Ogaryovo, en las afueras de Moscú, el 23 de marzo de 2022. (Mijail KLIMENTYEV / SPUTNIK / AFP).
El presidente de Rusia, Vladimir Putin, dirige una reunión del gobierno a través de un enlace de video en la residencia estatal Novo-Ogaryovo, en las afueras de Moscú, el 23 de marzo de 2022. (Mijail KLIMENTYEV / SPUTNIK / AFP).
Agencia AFP

¿ puede ganar la guerra en ? El presidente ruso enfrenta una situación más difícil de lo que imaginaba cuando hace un mes ordenó invadir la exrepública soviética, pero está determinado a redoblar esfuerzos para alcanzar sus fines, afirman analistas.

MIRA: Las extremas medidas de seguridad para proteger al presidente Putin

Una victoria que suponga una ocupación total de Ucrania confrontaría además a Putin a otros desafíos explosivos, afirman los expertos, que también mencionan una posible salida diplomática de la guerra, con conquistas territoriales para Rusia.

1.- ¿Qué objetivos de guerra?

Estos no han cambiado desde el inicio de la invasión, el 24 de febrero: obtener la “neutralidad” y la “desmilitarización” de Ucrania, es decir, impedir que este país adhiera a la OTAN.

El Kremlin ya no apuesta necesariamente en un derrocamiento del presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, convertido en un símbolo de la resistencia a la invasión.

“El plan inicial, que consistía probablemente en una guerra relámpago que permitiera la toma rápida de Kiev y la caída del gobierno ucraniano no funcionó”, apunta Marie Dumoulin, especialista del Consejo Europeo de Relaciones Internacionales (ECFR), un centro de reflexión sobre asuntos europeos.

La resistencia ucraniana complicó los planes de Putin, habituado a éxitos militares rápidos o contundentes, como en los casos de la anexión de Crimea en 2014 y de la intervención en apoyo del presidente sirio, Bashar al Asad.

MIRA: Ucrania empieza a cambiar el curso de la guerra y recupera terreno ante las tropas rusas, según EE.UU.

“Putin se mueve aún partiendo de que [la guerra] no durará, que acabará imponiéndose por su propia masa militar, poco importa las resistencias en el terreno”, afirma Frédéric Charillon, profesor de Relaciones Internacionales en la universidad francesa de Clermont Auvergne y autor de “Guerres d’influence” (Guerras de influencia).

Pero ante las dificultades para avanzar en el terreno y las duras sanciones internacionales contra Rusia, Putin “se encamina cada vez más hacia una guerra de destrucción”, agrega.

“El tema no es tanto lo que Putin pretende obtener, sino de qué manera y a qué precio”, estima Tatiana Stanovaya, investigadora del Carnegie Moscow Center.

“Le llevará tiempo y provocará más dramas, pero está convencido de que no tiene opciones y que está investido de una misión histórica”, consistente en restaurar las zonas de influencia rusa, agregó.

2.- Ganar la guerra ¿a qué precio?

Si el ejército ucraniano se desploma bajo la presión militar en el este, Rusia podría tomar el control de un país de 40 millones de habitantes, de una superficie mayor que la de España, que servirá de zona tapón frente a la OTAN.

Pero en ese caso, Rusia corre el riesgo de enfrentar una situación insurreccional. “Deberá mantener el control del terreno. Y mantener el dominio en una insurrección es muy difícil”, señala Charillon, recordando que Estados Unidos debió lidiar con ese tipo de situación en Irak y Afganistán.

Hay quienes temen que Rusia se lance a una escalada militar, con armas químicas o ataques contra los convoyes occidentales de ayuda militar o humanitaria.

“Lo más probable es que Putin redoble sus esfuerzos y que adopte una estrategia de guerra sucia para aumentar el costo humano y forzar a los ucranianos a capitular”, considera Dumoulin.

La invasión rusa de Ucrania. (AFP).
La invasión rusa de Ucrania. (AFP).

3.- ¿Hay puertas de salida?

Si la situación se arrastra o permanece incierta, Putin puede salvar las apariencias arrancándole a Kiev concesiones políticas y ganancias territoriales.

“La clave de Putin es la fuerza, la presión y la victoria. No puede retroceder sin haber obtenido algunos trofeos”, sostiene Abbas Gallyamov, un analista independiente ruso y exredactor de discursos del Kremlin.

Putin “necesita un acuerdo sobre la neutralidad de Ucrania. Pero eso evidentemente es insuficiente. También quiere el reconocimiento [de la anexión] de Crimea y de [la independencia de] las repúblicas separatistas prorrusas de Lugansk y Donetsk”, añade.

Y si Ucrania rehúsa esas concesiones, Rusia siempre podría de todos modos ostentar conquistas en el este, con el objetivo esencial de establecer una continuidad territorial entre la región de Donbás, el puerto de Mariúpol, sobre el mar de Azov, y el sur de Crimea.

En ese caso, “no se puede excluir que los rusos traten de proseguir la ofensiva hasta Odesa, para controlar todo el litoral ucraniano del mar Negro”, estima Dumoulin.

4.- ¿Putin amenazado?

Si la guerra se prolonga “sin perspectiva de solución rápida”, las tensiones podrían agravarse hasta provocar “un quiebre del sistema de poder en el Kremlin”, según una nota del Instituto Francés de Relaciones Internacionales (Ifri).

Algunos analistas creen incluso que actores de peso en ese sistema, como ciertos oligarcas y jefes de los servicios de seguridad, podrían verse tentados de frenar a Putin, o incluso de derrocarlo.

“Por el momento, no veo ninguna señal de ese tipo en la élite rusa. Incluso si una parte está molesta con esa guerra, no está dispuesta a levantarse en contra de ella”, considera, por el contrario, Stanovaya.

________________________________

VIDEO RECOMENDADO

Rusia: Vladimir Putin reconoce las repúblicas separatistas y genera el rechazo internacional
El presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha dado una nueva vuelta de tuerca en la crisis de Ucrania al reconocer hoy la independencia de las autoproclamadas repúblicas separatistas prorrusas de Donetsk y Lugansk, en la región oriental ucraniana del Dombás, lo que ha generado de inmediato el rechazo y la condena de los principales actores internacionales implicados en esta crisis en apoyo de Kiev: Estados Unidos, la OTAN y la Unión Europea. (Fuente: EFE)

TE PUEDE INTERESAR

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más