Agencia AFP

Cinco personas murieron y otras 16 resultaron heridas este domingo a causa de una explosión en , que el gobierno de atribuyó al crimen organizado que golpea al país, informaron autoridades y organismos de socorro.

“Mercenarios del crimen organizado, que han narcotizado la economía durante mucho tiempo, ahora atacan con explosivos. No es un problema de la @PoliciaEcuador. Es una declaración de guerra al Estado”, escribió en Twitter el ministro del Interior, Patricio Carrillo, al compartir la noticia.

MIRA: Cómo opera el temido Tren de Aragua, la megabanda criminal de Venezuela que se expandió a otros países de América Latina

El incidente, cuyas causas aún no han sido precisadas por la policía, deja también ocho viviendas y dos autos destruidos, de acuerdo con el Servicio Nacional de Gestión de Riesgos (SNGR).

Fue una “explosión de proporciones”, indicó a través de Twitter la Policía.

Tres personas fallecieron en el lugar de la detonación y las otras dos murieron en un hospital de la ciudad, declaró a la prensa el general Víctor Zárate, comandante de la zona 8, a la que pertenece Guayaquil (suroeste).

Agregó que además hay 20 heridos, que están siendo atendidos en varios centros médicos.

En principio el Servicio Nacional de Gestión de Riesgos (SNGR) había reportado 16 heridos a causa de la explosión, ocurrida hacia las 03H00 de la madrugada (08H00 GMT) en el barrio popular de Cristo del Consuelo.

Zárate agregó que según información preliminar dos personas a bordo de una moto llegaron al sector y cerca de un restaurante “colocaron un saco” en cuyo interior se presume que “estaba un explosivo de alto poder”.

La Policía Nacional de Ecuador inspecciona el lugar de una explosión, que el gobierno atribuye al crimen organizado en el sur de Guayaquil, el 14 de agosto de 2022. (Marcos PIN / AFP).
La Policía Nacional de Ecuador inspecciona el lugar de una explosión, que el gobierno atribuye al crimen organizado en el sur de Guayaquil, el 14 de agosto de 2022. (Marcos PIN / AFP).

Ecuador, ubicado entre Colombia y Perú, los mayores productores de cocaína del mundo, escapó por años a la violencia del narco, que ahora deja escenas de terror en las calles con cuerpos decapitados y colgados de puentes al estilo de los carteles de México.

Los enfrentamientos se extienden hasta las cárceles, donde desde febrero de 2021 se han producido siete matanzas con cerca de 400 reos muertos. Las autoridades consideran que se trata de enfrentamientos entre bandas ligadas al tráfico de droga que se disputan territorios para la venta.

Recompensa

La explosión, cuyas causas aún no han sido precisadas por la policía, deja también ocho viviendas, cuatro vehículos y una motocicleta dañadas.

Las casas perdieron sus paredes y era posible ver hacia su interior. Sobre la calles y los autos había cables de luz caídos, y en la puerta del maletero de un vehículo se observaba un rastro de sangre.

El sector se encuentra cercado con vallas y policías custodian la calle donde se registró la explosión.

“O nos unimos para enfrentarlo (al crimen organizado) o el precio será aún más alto para la sociedad”, advirtió Carrillo en su mensaje.

El ministro además anunció una recompensa de hasta 10.000 dólares a quien entregue información sobre este incidente.

El más reciente reporte de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), publicado en junio, indica que Ecuador en 2020 decomisó 6,5% del total de la cocaína incautada en el mundo.

En 2021, Ecuador incautó el récord de 210 toneladas de droga, la mayoría cocaína. En el primer semestre de este año, los decomisos superan las 100 toneladas.

El año pasado la nación, con 18 millones de habitantes, cerró con una tasa de 14 asesinatos por cada 100.000 personas, casi el doble que en 2020.

En mayo pasado, un auto estalló frente a una estación de policía en el puerto de Guayaquil sin dejar víctimas. En esa ocasión la institución policial tildó de “agresión terrorista” el incidente.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más