El último martes, la Cámara de Comercio e Industria de Arequipa donó al hospital 95 cascos oxigenadores para los pacientes afectados por la pandemia. (Foto: Zenaida Condori)
El último martes, la Cámara de Comercio e Industria de Arequipa donó al hospital 95 cascos oxigenadores para los pacientes afectados por la pandemia. (Foto: Zenaida Condori)
Zenaida Condori

Colaboradora de El Comercio en Arequipa

simplementezenaida@gmail.com

La Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Honorio Delgado Espinosa, en , ya no tiene capacidad para recibir a más pacientes. Las 12 camas con respiradores mecánicos que alberga están ocupadas por pacientes contagiados con el y en estado grave. En este centro de salud hay alrededor de 300 hospitalizados por el virus, quienes requieren atención especializada. Casi todos usan máscaras convencionales o válvulas nasales de alto flujo que están conectados a un balón o a una fuente de oxígeno empotrado. La demanda por una cama UCI se incrementa cada día.

El jefe encargado de UCI-COVID, Jorge Quispe Almerón, explicó que cuando un paciente conectado a oxígeno se agrava, tiene que aguantar todo lo que pueda hasta que se libere una cama. En medio de este panorama, el último martes, la Cámara de Comercio e Industria de Arequipa (CCIA) donó al hospital 95 cascos oxigenadores para los pacientes afectados por la pandemia. El paciente introduce la cabeza en esta burbuja y así el oxígeno llega hasta los pulmones.

El casco de ventilación va conectado a una fuente de oxígeno. Dentro de la burbuja se genera una presión positiva que ayuda a la respiración del paciente. El casco no remplaza a un respirador mecánico, es un paso intermedio y evita que un paciente que está usando una máscara convencional con oxigenoterapia pase a la intubación en UCI”, indicó el doctor Quispe Almerón.

VIDEO RECOMENDADO

Ayacucho: médicos oran por pacientes con coronavirus tras incremento de contagios

El jefe de UCI indicó que ya se hizo la prueba piloto en dos pacientes y el resultado fue exitoso. El uso de esta burbuja solo produce algunos efectos mínimos, como una ligera presión en los oídos o claustrofobia, pero son superables. En cambio, a un paciente con intubación mecánica le genera debilidad muscular, alteraciones a nivel anatómico, compromete los riñones y el hígado.

Un paciente intubado en UCI permanece más de 14 días. Hay casos de pacientes que llegaron a los 50 días conectados a un respirador mecánico. Desde el pasado 3 de mayo, fecha en que empezó a funcionar la UCI-COVID, se han atendido a 50 pacientes totalmente graves. Asimismo, los médicos han logrado salvar la vida de la mitad de los pacientes que ingresaron. Normalmente, en una UCI el 25% de personas que llega, fallece. Pero con la nueva patología del COVID-19 la probabilidad de muerte sube al 50%.

Para el personal de salud de la UCI-COVID del Honorio Delgado es un gran éxito salvar a la mitad de las personas que llegan a su unidad. Por ello resaltan la importancia del dispositivo donado por los empresarios. De acuerdo al reporte de la prueba piloto, con el casco oxigenador los pacientes pueden recuperarse entre cinco a siete días. Estos resultados han generado una gran expectativa en los médicos. En los siguientes días evaluarán a los pacientes y de manera inmediata darán uso a los dispositivos.

El gerente general de Objetivo Laboro, Paolo Valente, explicó que los cascos de ventilación fueron fabricados en la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI) y se encuentran certificados para el uso en pacientes con coronavirus. Dijo que un casco oxigenador vale 200 euros en el mercado, pero que gracias a un grupo de empresas lograron financiar el costo y serán donados al hospital COVID.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE CORONAVIRUS EN EL PERÚ