(Foto: Dante Piaggio)

Es mediodía y sobre este infierno de ilegalidad enclavado en Madre de Dios, conocido como La Pampa, ya casi no queda nadie. Hombres y mujeres dispersos, o algunos en familia, rumbo hacia las trochas que dan a la carretera Interoceánica, son quizá el último rastro de vida entre enormes fangos de óxido y árboles talados y secos.

Hasta la madrugada del lunes, en miles de hectáreas ubicadas en la margen izquierda del tramo comprendido entre los kilómetros 98 y 107 de la Interoceánica hubo trata de personas, explotación sexual y sicariato, además de actividad minera ilegal. Todo esto en la zona de amortiguamiento de la Reserva Nacional de Tambopata, una de las zonas de mayor riqueza ecológica en el país.

Más de dos mil agentes de distintas unidades policiales, al mando del general PNP José Baella, director de Protección del Medio Ambiente, irrumpieron en los sectores de La Pampa conocidos como Zorro Valencia, La Nueva Peña y Tres Fronteras. Allí decomisaron dragas y motores que se utilizaban para la extracción de oro fluvial, y otros fueron destruidos con explosivos; cada uno de estos motores puede llegar a costar S/80 mil.

También se intervinieron cantinas y locales donde abundaba la explotación sexual, incluso de menores de edad.

En la operación, denominada Mercurio I, fueron intervenidas 225 personas. Por el momento, se informó que ocho tenían requisitorias pendientes y seis fueron detenidas por el delito de minería ilegal. Además, seis mujeres, entre ellas tres menores, fueron rescatadas de los bares allí instalados.

Los comerciantes (en algunos casos con sus familias) que habitaban los caseríos cercanos a las áreas de extracción, o los que vendían distintos productos para los mineros, también tuvieron que dejar sus campamentos.

“El objetivo era frenar el avance de la minería ilegal. Aquí [los mineros] han estado trabajando durante años”, dijo el viceministro de Orden Interno, Rubén Vargas, en una conferencia de prensa en Madre de Dios.

Hoy La Pampa es un conglomerado de construcciones abandonadas y cientos de pozos con aguas turbias y maquinaria inutilizada. Algunos mineros que operaban en la zona, sin embargo, aseguraron que el lugar volverá a ser poblado, como ya ha ocurrido varias veces.

Más datos
Grave acusación
El viceministro de Orden Interno, Rubén Vargas, dijo que el Gobierno Regional de Madre de Dios habría dado concesiones para la actividad minera ilegal en perjuicio de la Reserva Nacional de Tambopata.
Acciones legales
Vargas anunció que, de constatarse el hecho, el procurador del Ministerio del Interior iniciaría acciones legales contra el gobernador de Madre de Dios, Luis Otsuka. “Esta es una actividad igual o más lucrativa que el narcotráfico”, dijo el viceministro.

TAGS RELACIONADOS