Diego Suárez Bosleman

Los Amigos es una estación biológica que se ubica en . Está formada por 145.965 hectáreas de bosques prístinos; es decir, prácticamente libre de actividad humana, y es el hogar de casi 5.000 especies de flora y fauna. Sin embargo, posee concentraciones de mercurio que rivalizan, o incluso superan, los niveles registrados en áreas altamente contaminadas por minas de mercurio y por la combustión industrial de carbón en China. Así lo revela un estudio publicado en la revista “”, en el que participaron investigadores nacionales e internacionales. El culpable de este panorama es la .

LEE TAMBIÉN | Madre de Dios: defendió las tierras de su padre y fue asesinado por mineros ilegales

El estudio analizó cinco bosques amazónicos en Madre de Dios, tres antiguos (Los Amigos, Boca Manu y Río Chilive) y dos jóvenes (Boca Colorado y Laberinto). El objetivo fue determinar qué ocurre con el mercurio usado en la minería de oro en la región, ya sea ilegal o en proceso de formalización, y el impacto que tiene en los ecosistemas amazónicos. Se tomaron muestras de aire, vegetación y suelo.

“En la minería artesanal de oro se usa mercurio para formar una amalgama que luego se quema. Esto libera emisiones. Hemos visto que todo el mercurio en el aire asociado a la extracción de oro es capturado por los bosques aledaños a las zonas mineras. El mercurio se transporta por el aire, se adhiere a las hojas de los árboles y después cae al suelo”, explicó a El Comercio Claudia Vega, investigadora que participó en el estudio y coordinadora del Programa de Mercurio del Centro de Innovación Científica de la Amazonía. “El bosque atrapa esa contaminación por mercurio, recalca.

Los niveles de mercurio hallados en la zona marcan un récord: nunca antes se había detectado tanta concentración de este metal en la Amazonía peruana y el mundo. “Descubrimos que los bosques amazónicos antiguos cerca de la minería de oro están capturando grandes volúmenes de mercurio atmosférico, más que cualquier otro ecosistema estudiado previamente en todo el mundo”, afirma Jacqueline Gerson, autora principal de la investigación.

Se analizaron cinco bosques amazónicos en Madre de Dios, algunos lejanos y otros cercanos a zonas de actividad minera. (Infografía: Jean Izquierdo)
Se analizaron cinco bosques amazónicos en Madre de Dios, algunos lejanos y otros cercanos a zonas de actividad minera. (Infografía: Jean Izquierdo)

De acuerdo al informe, las concentraciones de mercurio elemental gaseoso fueron de dos a 14 veces más altas en los bosques cercanos a la actividad minera (Boca Colorado, Los Amigos y Laberintos), que en los más remotos (Boca Manu y Río Chilive). El nivel de mercurio en el primer grupo “estaba por encima de la concentración promedio del hemisferio sur y era similar a los niveles encontrados en zonas urbanas e industriales de Estados Unidos, China y Corea del Sur”. Asimismo, se estimó la cantidad total de mercurio que ingresa a estos paisajes durante un año, y resultó que Los Amigos “presentó la tasa anual más alta de aporte de mercurio reportada a escala mundial”.

Se observó también que tanto Los Amigos como Boca Colorado presentaron los niveles más altos de metilmercurio, la forma más tóxica de este metal.

Respecto a la afectación de la fauna, se descubrió que las aves de Los Amigos tenían niveles de mercurio hasta 12 veces más altos que otras que habitaban bosques remotos y alejados de la actividad minera. En algunos casos, los ejemplares tenían concentraciones de mercurio que pueden afectar su reproducción.

El equipo de especialistas tomando muestras de suelo y hojas del bosque amazónico. (Foto: Cincia)
El equipo de especialistas tomando muestras de suelo y hojas del bosque amazónico. (Foto: Cincia)

“En bosques tropicales no hay estudios de cómo puede afectar el mercurio. Pero sí se está afectando la fauna del bosque más biodiverso del mundo, porque la Amazonía es eso, y no sabemos todavía el impacto real. El mercurio no solo contamina a los peces y a las poblaciones humanas, sino también a la biodiversidad amazónica, recalca Vega.

LEE TAMBIÉN | 10 acciones diarias para ayudar a preservar el planeta

La especialista indica que el mercurio puede ingresar a las aves a través de insectos y microorganismos, que absorben el metal en el suelo o en las hojas de los bosques. “Es a través de la cadena alimenticia”, detalla. “Si se afecta la parte baja de la cadena, ocurrirá lo mismo con la parte alta”, comenta. Asimismo, adelanta que un nuevo estudio realizado en aves y murciélagos revela que la cantidad de mercurio en los sistemas de estos animales es significativamente mayor si habitan zonas cercanas a la actividad minera. “Algunos de los niveles que hemos encontrado en esa nueva investigación son cerca de los más altos reportados en la literatura”, recalca.

Estudios como este demuestran que el mercurio puede ingresar a bosques prístinos. Pero, como dice Vega, es necesario hacer más investigaciones para determinar el impacto que puede tener esto a corto, mediano y largo plazo. Es necesario tomar medidas para evitar más daños en la selva peruana.

Puntos claves

  • En el 2019 se ejecutó Operación Mercurio, que tenía como fin erradicar la minería ilegal y sus delitos asociados en La Pampa, en Madre de Dios.
  • En el 2021 pasó a ser Plan Restauración, que abarcaba también Cusco y Puno.
  • Debido a la pandemia y a la crisis política se debilitó la presencia del Gobierno en estas zonas, lo que causó el regreso de mafias de extracción ilegal de oro en La Pampa.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más