Para Montoya, indagaciones apresuradas por parte del grupo encabezado por Alarcón podrían contribuir a contaminar las investigaciones con un lenguaje político. (Foto: GEC)
Para Montoya, indagaciones apresuradas por parte del grupo encabezado por Alarcón podrían contribuir a contaminar las investigaciones con un lenguaje político. (Foto: GEC)
Roger Hernández Sánchez

El exprocurador anticorrupción Yván Montoya manifestó que no es idóneo que la Comisión de Fiscalización del Congreso realice investigaciones inmediatas sobre las adquisiciones realizadas durante la emergencia sanitaria producida por el coronavirus (COVID-19).

Este martes se instaló la Comisión de Fiscalización. Antes de dicha sesión, el titular del grupo de trabajo, Edgar Alarcón (Unión por el Perú), señaló a El Comercio que en su agenda de trabajo figuran indagaciones referidas a la compra de mascarillas, pruebas (rápidas y moleculares) y demás gestiones realizadas por diversos entes y autoridades para hacerle frente a la pandemia.

Sobre ello, Yván Montoya consideró que la función de control político, inherente a la Comisión de Fiscalización, debería ser posterior a la crisis.

“[Las investigaciones en el Congreso] se habilitan cuando tenemos casos graves de corrupción. Eso podría producirse con posteridad a la crisis o la emergencia. Ahí se podría evaluar en conjunto, con una mirada político-técnica, si se dieron niveles de corrupción en las instancias del Ejecutivo”, indicó.

El también especialista en delitos contra la administración pública recordó que la contraloría hace el control técnico de legalidad, del gasto presupuestal y, en este momento, un esfuerzo de control concurrente. Sin embargo, estimó que, a causa de la coyuntura, la Comisión de Fiscalización no contaría con las herramientas técnicas para llevar a cabo un control adecuado, por lo que podría darse “duplicidades [de funciones] si intenta hacerlo en este momento, pues la contraloría ya lo está realizando”.

“Creería que una oportuna función de control político, a la que nadie se opone, tendría que ser posterior a la crisis”, remarcó.

De otro lado, Montoya estimó que a raíz de la emergencia actual, la oposición política sin trasfondos tangibles podrían significar cuestionamientos a una serie de medidas sanitarias y de gestión que se consideran urgentes para enfrentar la pandemia, “echando por la borda la eficiencia en el manejo de la crisis en relación a la salud misma”.

“Se contaminaría el control con un lenguaje político. No corresponde. Como dije en un primer momento, se necesitan algunos hallazgos en esta temporada para abrir investigaciones. La investigación aquí, más que ver cada caso, brinda un panorama completo para ver dónde hubo deficiencias en los mecanismos del gasto y corregirlos. El ánimo no es sancionatorio, sino una corrección normativa, pero eso se ve después con la película completa”, concluyó.

¿Cuáles son los síntomas del nuevo coronavirus?

Entre los síntomas más comunes del COVID-19 están: fiebre, cansancio y tos seca, aunque en algunos pacientes se ha detectado dolor corporal, congestión nasal, rinorrea, dolor de garganta y diarrea. Estos malestares pueden ser leves o presentarse de forma gradual; sin embargo, existen casos en los que la gente se infecta, pero no desarrolla ningún síntoma, precisó la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Además, la entidad dio a conocer que el 80 % de personas que adquieren la enfermedad se recupera sin llevar un tratamiento especial, 1 de cada 6 casos desarrolla una enfermedad grave y tiene dificultad para respirar, la gente mayor y quienes padecen afecciones médicas subyacentes (hipertensión arterial, problemas cardiacos o diabetes) tienen más probabilidades de desarrollar una enfermedad grave y que solo el 2 % de los que contrajeron el virus murieron.

¿Cuánto dura el período de incubación de la COVID-19?

Primero hay que entender que el período de incubación es el tiempo que transcurre entre la infección por el virus y la aparición de los síntomas de la enfermedad.

De acuerdo con estimaciones, el periodo de incubación de la covid-19 oscila entre 1 y 14 días, y en general se sitúa en torno a los cinco días.

Por el momento se continúan analizando y actualizando estos datos para tener una información más precisa y detallada.

TE PUEDE INTERESAR