De acuerdo a la fiscalía, Ollanta Humala delegó funciones a Nadine Heredia durante su mandato. (Foto: El Comercio)
De acuerdo a la fiscalía, Ollanta Humala delegó funciones a Nadine Heredia durante su mandato. (Foto: El Comercio)
Martín Calderón

Periodista

martin.calderon@comercio.com.pe

author

uinvestigacion@comercio.com.pe

Unidad de Investigación

La ex primera dama actuó como una “funcionaria pública de facto” durante el mandato de su esposo, , para favorecer a la empresa Odebrecht en la adjudicación del proyecto del gasoducto sur peruano (GSP). Así lo aseguró la fiscal Geovana Mori, integrante del equipo especial Lava Jato, en la disposición fiscal de formalización y continuación de la investigación preparatoria a Heredia y otros exfuncionarios.

Para sustentar esa afirmación, la fiscal Mori cuenta, entre otras pruebas, con el testimonio de un personaje clave en el caso: el exjefe de proyecto del GSP Luis Sánchez Torino, a quien imputa los presuntos delitos de asociación ilícita para delinquir y colusión agravada.

Sánchez declaró ante la fiscalía el 24 de noviembre del 2016, el 5 de marzo del 2018 y el 17 de junio del 2019. Señaló, entre otros detalles, que Heredia participó en una reunión de coordinación sobre el proyecto GSP, convocada por el entonces presidente Humala a fines del 2013.

Nadine Heredia, Ollanta Humala y el Caso Gasoducto Sur Peruano. (El Comercio)
Nadine Heredia, Ollanta Humala y el Caso Gasoducto Sur Peruano. (El Comercio)

En la reunión estuvieron, de acuerdo con el testimonio, dos representantes de la consultora Wood Mackenzie, Nadine Heredia y los miembros del Comité de Pro Seguridad Energética Guillermo Lecarnaqué, Gustavo Navarro Valdivia y Rosa Ortiz Ríos.

Sánchez confirmó a El Comercio esa versión y aseguró que está dispuesto a seguir colaborando con la justicia.

“Declaré en una de mis testimoniales que hubo varios presentes, entre ellos estuvo la señora [Heredia]. Sé que estuvo presente, pero no recuerdo más [...] Yo era jefe de proyecto y cumplía funciones técnicas”, dijo.

De acuerdo con la fiscalía, el proyecto estaba direccionado a favor de Odebrecht por disposición de “las altas esferas, como de la primera dama Nadine Heredia”.

La investigación preparatoria de la fiscal Mori imputa a Heredia los presuntos delitos de asociación ilícita para delinquir y colusión agravada, y la identifica como “funcionaria pública de facto y/o de hecho por delegación de funciones de parte de su cónyuge, Ollanta Humala Tasso”.

El testimonio de Sánchez refuerza las declaraciones del exrepresentante de Odebrecht en el Perú Jorge Barata. Estas también fueron incluidas por la fiscal Mori.

Barata señaló que sostuvo comunicaciones “con los ministros responsables de la conducción del proceso, como por ejemplo con el señor [Jorge] Merino Tafur, Eleodoro Mayorga, con la propia señora Nadine Heredia”.

Agregó que en las reuniones o comunicaciones “normalmente se llevaban varios puntos porque Odebrecht tenía en ese entonces en el país una lista larga de proyectos de interés e inversiones”.

“En estas se trataba de listar las dificultades que teníamos en la conducción de cada uno de los proyectos y especialmente en el gasoducto sur peruano […]”, detalló.

Funciones

El personaje clave en este caso, Luis Sánchez Torino, es incluido por la fiscalía en la estructura de la presunta asociación ilícita que operó para favorecer a Odebrecht.

Sánchez aparece en el tercer nivel de la estructura junto a Edgar Ramírez Cadenillas, expresidente del Comité de Pro Seguridad Energética; Gustavo Navarro Valdivia y María del Rosario Patiño Marca de Álvarez, exfuncionarios del mencionado comité.

“Yo no he sido informado oficialmente. Me llama la atención y me he comunicado con mi abogado. He estado yendo a dar mis testimoniales como jefe de proyecto. Siempre he ido a las citaciones para informar sobre mi participación”, dijo a este Diario.

En el primer nivel de la estructura de asociación ilícita se encuentran Humala y Heredia, mientras que en el segundo aparecen los exministros Luis Miguel Castilla Rubio, Jorge Merino Tafur, Carlos Paredes Rodríguez, René Cornejo Díaz y Eleodoro Mayorga Alba.

Según la fiscalía, funcionarios de Odebrecht sostuvieron un pacto colusorio con Heredia y contaron con información privilegiada del proceso para la licitación del GSP.

Más testimonios

La fiscalía cuenta con las declaraciones de Navarro Valdivia, quien –de acuerdo con los documentos que formalizan la investigación preparatoria– también señaló que Heredia participó en una reunión convocada por Humala por el proyecto GSP.

En la disposición fiscal se menciona la declaración de Mario Nicolini Castillo, asesor del entonces ministro de Energía y Minas Jorge Merino Tafur.

Según la fiscalía, Nicolini señaló que conoció a Heredia en Palacio, en una reunión a la que fue citado.

La ex primera dama tenía el currículum de Nicolini y le preguntó si quería presidir el Comité de Pro Seguridad Energética que se iba a armar. Él le contestó que no estaba interesado pues tenía trabajo, de acuerdo con la fiscalía.

Consultado por El Comercio, el abogado de Heredia, Wilfredo Pedraza, nos indicó ayer que aún no había leído la disposición fiscal y que lo hará hoy.


Te puede interesar: