Sex Education
2021
Netflix
Director:
Varios
Actores:
Asa Butterfield, Gillian Anderson, Ncuti Gatwa, Emma Mackey, Connor Swindells
Género:
Dramas juveniles
Duración:
50 minutos por episodio
Clasificación:
+16
Escenas de la segunda temporada de "Sex Education". (Foto: Netflix)
Escenas de la segunda temporada de "Sex Education". (Foto: Netflix)
Patricia Castañeda Alva

“Sex Education” es la serie que muchos hubiéramos querido ver en nuestra adolescencia porque es entretenida, tiene un gran guion y toca temas que suelen ser difíciles de conversar; y lo hace de una manera muy natural y sin maquillaje. La ficción original de Netflix se centra en la vida de Otis (Asa Butterfield), un joven adolescente que tiene como madre a una excéntrica terapeuta sexual y autora de libros sobre sexualidad.

La serie creada por la guionista australiana Laurie Nunn está situada en una pequeña ciudad del Reino Unido, donde como suele suceder en pequeñas comunidades, todos se conocen entre sí y nada es secreto. En esta ficción Otis usa la profesión de su madre a su favor, y cuando todos sus compañeros se enteran que es terapeuta sexual, él junto a una de sus compañeras Maeve (Emma Mackey) inician un negocio clandestino de terapias sobre sexualidad, donde intentan “ayudar” a sus compañeros de clase.

Además, de su guion original y de su peculiar y llamativo nombre, “Sex Education” tiene muchas características que la convierten en probablemente la mejor serie juvenil de Netflix. El servicio de streaming acaba de liberar su tercera temporada, y nosotros te damos 5 razones para que te decidas a verla:

Manual de sexo

Sobre todo en la primera temporada, se centran mucho en explicas preguntas que en ocasiones uno no se atreve a decir en voz alta. Los personajes tienen vivencias que enseñan a la audiencia, además, como suelen ser las series británicas son bastante explícitos y no maquillan las cosas para que se vean más atractivas en cámaras.

Las escenas de sexo tienen un propósito, no es solo para mostrar tetas o traseros. Suelen tener una conversación o plantear una al televidente después de verla. Y lo mejor es que -como ocurre en la vida real- tiene momentos agradables y también vergonzosos. A diferencia de otras series de Netflix, en donde la estética de la escena hace perder la realidad del acto, esta se siente natural y no es ni relleno ni de morbo.

Escena de la serie "Sex Education". (Foto: Netflix)
Escena de la serie "Sex Education". (Foto: Netflix)

Los personajes

Cada uno de los personajes de la ficción es diferente entre sí. Tenemos a un Otis muy tímido y racional que le cuesta salir de su zona de confort; y por otro lado, tenemos a una atrevida Maeve que suele actuar bajo sus instintos, muchas veces sin medir las consecuencias de sus actos.

Uno de los personajes que más buenas críticas ha generado entre audiencia y crítica especializada es Jean, quien interpretada maravillosamente por Gillian Anderson. Jean es una terapeuta y autora de libros de sexualidad que le tiene miedo al compromiso y que no logra tener una buena comunicación con su hijo adolescente.

Las historias de cada uno de los personajes están bien estructuradas, incluso las de los personajes secundarios. El guion permite que podamos conocer las razones por las que actúan de tal o cual forma. Por ejemplo, muestra que muchas veces un adolescente acosador, también es víctima de acoso o maltrato en casa.

Escenas de la segunda temporada de "Sex Education". (Foto: Netflix)
Escenas de la segunda temporada de "Sex Education". (Foto: Netflix)
/ Sam Taylor

Hilarante

“Sex Education” tiene muchos momentos divertidos, aunque está concebida como un drama. Al igual que en la vida, es mejor tomarse los errores y problemas con un poco de humor. El rol de Jean es bastante sarcástico y pone la cuota divertida por parte de los personajes adultos.

En cuanto a los personajes adolescentes y jóvenes, no es que haya alguno que particularmente sea gracioso, sin embargo, las situaciones en las que la guionista los coloca son bastante hilarantes y uno se va a divertir mucho viendo cada episodio.

Escenas de la segunda temporada de "Sex Education". (Foto: Netflix)
Escenas de la segunda temporada de "Sex Education". (Foto: Netflix)

No todo es sexo

Si bien el nombre ya anticipa que la serie tendrá varias escenas de sexo y conversaciones sobre sexualidad, no todo gira entorno a eso. La guionista australiana Laurie Nunn se ha encargado de potenciar la ficción con temas actuales y que merecen ser hablados.

Hay escenas muy emotivas e impactantes sobre la homofobia. Aunque parezca increíble aún en este tiempo se sigue dañando a las personas por a quienes aman. Lamentablemente, no es un tema que se haya quedado en el siglo pasado.

Otros temas que la ficción muestra son la virginidad, el acoso sexual y el aborto. Los protagonistas de la ficción atraviesan por momentos complicados y que los llevan a vivir experiencias que no son gratas, pero que sirven para que la audiencia sienta empatía por procesos que quizás nunca vivan.

Escenas de la segunda temporada de "Sex Education". (Foto: Netflix)
Escenas de la segunda temporada de "Sex Education". (Foto: Netflix)

Fuera del molde

Netflix ha apostado por varias series juveniles y de estudiantes de preparatoria. Este subgénero es bastante comercial y vende muchísimo. Ya el servicio de streaming había logrado gran éxito con otras ficciones como “13 razones”, “Élite”, entre otros. Sin embargo, esta ficción rompe el molde de las series que hemos visto en los servicios de streaming, y quizás podría ser ligeramente comparada con la famosa “Skins”.

“Sex Education” es única, pues su guion no tiene referencias de otras y sirve muchísimo no solo como entretenimiento sino también como un “manual”, ya que visualiza temas que no se hablan, al parecer ni en Latinoamérica ni en el Reino Unido. Es importante hablar de educación sexual, para prevenir enfermedades de transmisión sexual y embarazos no deseados, sin vergüenza y siendo claros.

TE PUEDE INTERESAR:

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más