Lavandería Continental: aquí se lavan las bandas presidenciales del Perú. FOTO: Richard Hirano.
Lavandería Continental: aquí se lavan las bandas presidenciales del Perú. FOTO: Richard Hirano.

Aquí se lava la suciedad que deja un día en la política peruana.

Detrás de estas rejas negras de doble puerta, con olor a detergente y calor de ropa recién planchada. Es la Lavandería Continental, una empresa familiar que hoy administran los Ganiku, en el 420 del jirón Callao, a metros de la Iglesia de las Nazarenas. Vistos desde afuera, los trajes blancos de sus operarios convierten al lugar en una quirúrgica sala de operaciones. Hasta aquí llegan edecanes, personal de seguridad o incluso congresistas para dejar el símbolo bordado del poder presidencial. Luego de alguna actividad oficial, por ejemplo, y tras viajar acompañando al presidente en modernos Mercedes blindados, testigos de opíraros banquetes, humedecida por la garúa limeña que a veces ensucia, la llega hasta aquí en un inmenso cajón de terciopelo azul lista para ser lavada y dejada como nueva. Está hecha de hilos metálicos bañados en oro pero igual necesita ser lavada.

Así se adorna la política.

(1) La familia Grados Palomino ha confeccionado estos distintivos desde el gobierno de Manuel Odría hasta el de Martín Vizcarra. Dante Grados es el hombre que hoy se encarga de trabajar este símbolo de poder.

***

La historia de la Lavandería Continental se remonta hasta 1969, cuando al Centro de Lima se llegaba en tranvía. El ciudadano Hiro Arakaki la fundó y luego de acertadas cavilaciones, le dio la administración a su madre, Toshiko Goya, para que le entregara a la empresa familia todos sus secretos de limpieza y así, la ropa quede impecable. Almidón en ollas inmensas donde podría hacerse caldo para 100 personas, por ejemplo. Recién llegada de Okinawa, Japón, la abuela Toshiko hizo popular su secreto y ganó fama en toda Lima. Por eso, desde el general Juan Velasco Alvarado, pasando por Francisco Morales Bermúdez, Fernando Belaúnde Terry, Alan García Pérez, Alberto Fujimori o Alejandro Toledo, hasta el actual presidente Martín Vizcarra, enviaron a lavar la banda presidencial aquí.

MIRA TAMBIÉN: Cubillas y Uribe: ¿qué dice el informe de Tim sobre lo que pasó en España 82?
MIRA TAMBIÉN: Fiestas Patrias: ¿por qué el mes de julio tendrá un solo feriado a diferencia de años anteriores?

EL PROCESO DE LAVADO DE LA BANDA PRESIDENCIAL:

FOTO: Richard Hirano.
FOTO: Richard Hirano.
FOTO: Richard Hirano.
FOTO: Richard Hirano.
FOTO: Richard Hirano.
FOTO: Richard Hirano.
La Banda Presidencial de PPK, 2016.

FOTO: LINO CHIPANA / EL COMERCIO
La Banda Presidencial de PPK, 2016. FOTO: LINO CHIPANA / EL COMERCIO
FOTO: Richard Hirano.
FOTO: Richard Hirano.
FOTO: Richard Hirano.
FOTO: Richard Hirano.

***

“El proceso es el siguiente”, explica Jessica Ganiku, hoy encargada de la empresa familiar, rostro visible de la tercera generación de una sangre que sabe de esas cosas. Es muy respetuosa de los mismos protocolos de seguridad y limpieza heredados de la matriarca Toshiko. “Siempre vienen en cajas de terciopelo azul. El lavado de la bandas tiene que ser con mucho cuidado porque las borlas son delicada. El encargado de realizar este trabajo minucioso utiliza productos especiales y cepillos solo para los fajines y todo lo que trae el Clero. Utilizamos pistolas con vapor para el secado. Todo el proceso que seguimos es de la misma forma en que las hacía mi abuela”. Hay que tener mayor cuidado con algunas, por distintas razones: la del presidente Alan García, por ejemplo, gigante como las dimensiones del mandatario, le llegaba a las rodillas a uno de los empleados que se la quiso probar, quizá para selfie. La otra es la del presidente Alejandro Toledo: siempre venía con manchas en las borlas, los adornos tejidos que caen al final de la Banda. Nunca hubo una queja.

***

¿Continental se dedica solo a lavar bandas presidenciales o la ropa del clero? No. Es una lavandería para todo. Incluso carteras. “También hemos lavado la banda presidencial actual”, dice Jessica Ganiku, mamá también de 2 hijos. “Lo que sí hemos notado es que la calidad de las telas y borlas han cambiado. La calidad del material y las borlas son totalmente diferentes”. Podría llamársele ahorro. Las prendas que llegan hasta sus gigantes máquinas, pesadas cajas que dan la sensación de estar en una base militar, con sus ruidos, sus mascarillas, sus pistolas de vapor, tienen el mismo proceso cuidadoso que las bandas presidenciales: se lavan con detergentes para prendas delicadas y luego se usan planchas especiales de vapor con distintas formas (en lavanderías industriales se les conoce como huevos de vapor, por su forma ovalada), que se acomodan a los tipos de prendas. Sacos de quinceañeros, vestidos de novia, ropa de bebé.

Solo le falta lavar CVs y limpiar conciencias.

¿CÓMO CONTACTARLOS?

Al teléfono 4269015 y los ubican en FB como

MIRA TAMBIÉN: Jugamos como Nunca – Ep. 4: Chorri, el jugador que sí merecía un mundial | Podcast

VIDEO RECOMENDADO:

La historia de la familia que borda la banda presidencial