MDN
Luke Perry, adiós al eterno bad boy

Por Samantha Aguilar

Los chicos de base cuatro el miércoles pasado celebraban la noticia de que su serie favorita Beverly Hills 90210 estaba de vuelta, treinta años después. Gran parte del elenco anterior estaría incluido en esta producción.

En esta lista también figuraría Luke Perry, según la web TMZ, pero solo había acordado hacerlo como invitado, pues sus compromisos con la serie ‘Riverdale’, le impedirían un papel más relevante.

El mismo día del anuncio hecho por la cadena Fox, Luke Perry, uno de los protagonistas de Beverly Hills 90210 fue internado en el hospital St. Joseph en Burbank, en Los Angeles tras haber sufrido un derrame cerebral. Hoy 4 de marzo, cinco días después, murió.

Eran los 90, época de posters gigantes, revistas Bravo y series estadounidenses ‘Salvado por la campana’ y ‘El príncipe del rap’. Todos con éxito en nuestro país, pero una en especial cautivó a los jóvenes, se trataba de Beverly Hills 90210, la transmitía ATV.

A esa hora hermanos, primos y amigos nos reuníamos y quedábamos pegados frente al televisor, deslumbrados por el lujo, la vestimenta y la belleza de los protagonistas que vivían en un barrio exclusivo de Estados Unidos.

La mayoría de chicas morían por ‘Brandon’ (Jason Priestley) de ojos azules y mirada angelical, el prototipo del hombre perfecto y los chicos amaban a la dulce ‘Kelly’ (Jennie Garth). El elenco principal también lo integraban Shannen Doherty, Ian Ziering, Gabrielle Carteris, Brian Austin Green, Tori Spelling y Luke Perry.

Luke era ‘Dylan’ el chico malo, el de mirada seductora, cejas y patillas perfectas, el conflictivo, adicto, perturbado, pero también fue uno de los grandes símbolos sexuales de los noventa. 

Cuando Perry se presentó al casting, fue por el papel de Steve Sanders, que finalmente interpretaría Ian Ziering, pero el productor Aaron Spelling Spelling hizo que lo llamarán para darle vida a McKay que hasta el momento no había estado contemplado como uno de los protagonistas. Dylan sería un papel de invitado, pero el carisma y la sensación que causó en los televidentes fue tan grande, que resultó inevitable que se quedara. 

Aun con todo ese evidente atractivo físico, con la única de sus compañeras que tuvo un flirteo fue con Tori Spelling, incluso la misma actriz lo reveló en unas declaraciones. 

"Duró como un segundo, pero para una chica joven eso era todo", el beso según Spelling habría sido en su fiesta de cumpleaños número 18. Actualmente estaba de novio con Wendy Madison Bauer y tenía dos hijos, Jack y Sophie. 

Doscientos capítulos lo tuvimos desde 1990 hasta el 2000 año en que la serie llegó a su fin.

El último trabajo que hizo para la televisión fue en la serie Riverdale, donde interpretaba a Fred Andrews, el padre de Archie (K.J. Apa), el protagonista.

Luke hasta hace unos días estuvo grabando, pero su inesperada hospitalización lo obligó a dejar de trabajar. A manera de procesar la noticia, la productora Warner Bros ha hecho un alto al rodaje.

Cuando le preguntaron hace dos años qué opinaba sobre la posibilidad de que ‘Beverly Hills 90210’ regresara a la pantalla chica, se mostró animado y dispuesto a participar.

“Con el elenco original y los chicos de regreso me pararía este pelo otra vez, y no estoy bromeando, lo haría, sacaríamos la laca. Me encantaría”, dijo en una entrevista a la página web Splash.

El gran amor de la vida ‘Dylan’ fue ‘Brenda’, en la vida real Luke y Shannen Doherty fueron grandes amigos. En una ocasión Perry dijo: “Estoy dispuesto a lo que Shannen quiera, las peleas que ella no quiera pelear, yo las pelearé”, esto en referencia al cáncer de seno por el cual la artista viene luchando hace años. Las cosas fueron diferentes a lo que hubiéramos pensado.

Luke, estaba vez, perdió la batalla. Adiós al chico malo más bueno de la televisión. "Voy a estar conectado a él hasta que me muera pero está bien. Yo creé a Dylan McKay: él es mío", dijo alguna vez. 

Contenido Sugerido

Contenido GEC