El Tesla modificado logró marcar un récord de velocidad. (Imagen: Guillaume André / YouTube)
El Tesla modificado logró marcar un récord de velocidad. (Imagen: Guillaume André / YouTube)
Redacción EC

Tuvieron que cerrar tres kilómetros de un aeropuerto de Canadá para que un modificado pueda alcanzar la extraordinaria cifra de 348 km/h, la velocidad más alta registrada hasta la fecha por un vehículo de este fabricante.

La hazaña fue lograda en el aeropuerto de Trois-Rivières, en Quebec. El vehículo en cuestión fue un Tesla Model S Plaid y se le realizó hasta tres modificaciones. Primero, se eliminó el límite de velocidad de 282 km/h impuesto por el fabricante; luego se cambiaron los frenos por unos más grandes y se usaron unos neumáticos de alto rendimiento.

LEE TAMBIÉN: Movilidad eléctrica: el hidrógeno portátil pronto sería una realidad con este prototipo

Todos estos cambios los realizó el empresario canadiense Guillaume André, por medio de su empresa Ingenext, de dedicada a la modificación de vehículos, como el Tesla Model S Plaid, cuyo sistema tuvo que ser hackeado.

Pero lo que más trabajo le tomó fue conseguir una pista amplia para realizar la prueba y, pese a los tres kilómetros del aeropuerto, el auto necesitó casi toda la pista para desacelerar.


Finalmente, la prueba se logró luego de varios intentos, pues las anteriores pruebas se habían frustrado precisamente por la falta de espacio. Todo quedó registrado en un video de YouTube, donde se aprecia cómo el vehículo pasó de 0 a 300 km/h en solo 18 segundos, y la velocidad máxima de 348 km/h fue alcanzada a los 24,73 segundos. Para muchos, el sonido que dejó el vehículo era similar al de un avión.


Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más