Una persona bebe la mezcla de ivermectina para animales y leche entregada por la Municipalidad de Tambopata. (Foto: Municipalidad de Tambopata)
Una persona bebe la mezcla de ivermectina para animales y leche entregada por la Municipalidad de Tambopata. (Foto: Municipalidad de Tambopata)
Yerson Collave García

Periodista de Ciencia y Tecnología

yersoncollave@gmail.com

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Las vacunas contra el están comenzando a ser administradas en varios países del mundo, mientras la , un medicamento antiparasitario usado desde un inicio en el Perú, sigue siendo promocionado como un tratamiento seguro y eficaz. Hoy, a diez meses del primer caso en nuestro territorio, la defensa de su eficacia se reduce a un grupo de médicos, empresarios y autoridades, mientras el Ministerio de Salud (Minsa) deja su uso a discreción de los médicos tratantes.

Junto a la hidroxicloroquina y azitromicina, la ivermectina no es considerada como una alternativa de tratamiento para el COVID-19 entre las recomendaciones de la , la Administración de Medicamentos y Alimentos de EE.UU. (, por sus siglas en inglés) e incluso entidades nacionales como el Instituto de Evaluación de Tecnologías en Salud e Investigación (

La ivermectina y la hidroxicloroquina son usadas en el Perú para tratar pacientes con COVID-19. (Foto: Pixabay)
La ivermectina y la hidroxicloroquina son usadas en el Perú para tratar pacientes con COVID-19. (Foto: Pixabay)

“Aun cuando el nivel de la evidencia es bajo, con la opinión mayoritariamente a favor de los miembros del grupo, se pone a consideración de los médicos tratantes las siguientes pautas de tratamiento”, decía una de mayo que establecía el uso de estos tres medicamentos, por recomendación del Comité de Expertos creado para asesorar al Minsa en relación al COVID-19.

MIRA: COVID-19: ¿cuál es el puesto que ocupa Perú en el desempeño frente a la pandemia?

Luego, en diversas regiones del país, las autoridades locales iniciaron campañas masivas de entrega de dosis de ivermectina a la población en general, con la promesa de que este antiparasitario evitaría que se contagien de coronavirus, incluso se utilizaba ivermectina para uso en animales, como mostró El Comercio en

La imagen muestra la dosificación de ivermectina repartida en la campaña. (Foto tomada de la página de Facebook de la Municipalidad de San Ramón)
La imagen muestra la dosificación de ivermectina repartida en la campaña. (Foto tomada de la página de Facebook de la Municipalidad de San Ramón)

Todo ello sucedía en momentos en que la FDA dio marcha atrás en su autorización de emergencia para la hidroxicloroquina e incluso alertaba sobre el uso de ivermectina veterinaria, al igual que la Organización Panamericana de la Salud. la Dirección General de Medicamentos, Insumos y Drogas (Digemid) ante la creciente automedicación con este fármaco.

Pero pasaron meses para que se comenzara a hablar sobre la falta de evidencia científica que respalde el uso de ivermectina en el país. Fueron los investigadores del IETSI de EsSalud, dirección de generación de evidencia científica del seguro social, quienes dieron la voz de alerta sobre la ineficacia de la hidroxicloroquina, ivermectina y azitromicina en pacientes con COVID-19 hospitalizados. La gerenta de investigación de salud de EsSalud, Yamilée Hurtado, quien dirigió el estudio, fue separada del cargo en noviembre después de ratificar los hallazgos, que iban en la línea de la evidencia científica internacional. Lo mismo sucedió en octubre con Patricia Pimentel, directora del IETSI.

Finalmente, el Minsa retiró el primer medicamento de sus recomendaciones, pero dejó el segundo para que siguiera siendo analizado. En diciembre, a 10 meses del inicio de la epidemia en el país, la ministra Pilar Mazzetti aceptó en RPP que “no existe en este momento, a nivel mundial, evidencia que nos diga que podemos usar la ivermectina de forma profiláctica [prevención]”.

Hidroxicloroquina, ivermectina y azitromicina fueron retirados de la guía de tratamiento para pacientes COVID-19 en hospitalización. (Foto: Essalud)
Hidroxicloroquina, ivermectina y azitromicina fueron retirados de la guía de tratamiento para pacientes COVID-19 en hospitalización. (Foto: Essalud)

Para Alvaro Taype Ronda, médico epidemiólogo y uno de los autores de un que cuestiona la transparencia en los documentos técnicos para el tratamiento de pacientes con COVID-19, considera que los expertos seleccionados por el Minsa “propusieron una sobremedicación que no tenía sentido”, pues no había evidencia suficiente para su uso.

MIRA: La ciencia y su inesperado protagonismo en el 2020 (y cómo aprovechar esta oportunidad en el Perú)

Promotores y críticas

En estos meses de pandemia, la ivermectina ganó un protagonismo importante. , un médico promocionaba dicho medicamento y aseguraba tener la mayor evidencia científica del mundo respecto a su eficacia. Hasta el momento, no ha publicado en alguna revista científica los datos que dice tener. También surgió y que tuvo que ser retirado de la página web de la Universidad de San Marcos luego de que se mostrara una serie de falencias en él.

Sin embargo, pese a no contar con ensayos clínicos que respalden su uso, este medicamento sigue siendo promocionado, incluso por populares empresarios como Manolo Fernández, CEO de Farvet, laboratorio que desarrolla candidatas a vacunas contra el COVID-19 en el Perú. El médico veterinario ha defendido en diversos espacios a la ivermectina y ha asegurado -sin mostrar evidencia- que las vacunas contra el COVID-19 que ya están siendo aprobadas son menos eficaces que este fármaco. , sus afirmaciones tienen una serie de imprecisiones.

El médico veterinario Manolo Fernández, CEO del laboratorio Farvet que elabora una candidata a vacuna contra el COVID-19, es promotor del uso de la ivermectina. (Captura: Willax)
El médico veterinario Manolo Fernández, CEO del laboratorio Farvet que elabora una candidata a vacuna contra el COVID-19, es promotor del uso de la ivermectina. (Captura: Willax)

Esto hizo que el Colegio Médico se pronunciara en contra de la comparación entre la ivermectina y la vacuna hecha por Fernández en un programa de televisión:

“Hay una total falta de evidencia en cuanto a ivermectina. No hay ningún ensayo clínico bien hecho y todos los que hay son estudios pequeños que dan resultados contradictorios. Así que no podemos decir algo a ciencia cierta sobre la ivermectina. Algo muy opuesto a lo que sí sucede con la vacuna. Pfizer publicó sus primeros resultados de fase III en extenso y AstraZeneca una parte de ellos. Ya tenemos datos relativamente claros. Tenemos datos sobre la eficacia y sobre la seguridad, pero ni por asomo sucede lo mismo con la ivermectina. En ivermectina tenemos ensayos de 20 o 30 participantes y mal hechos, y quieren con eso dar afirmaciones categóricas. Eso no tiene sentido”, señala Taype.

Coincide en ello el médico y editor científico Percy Mayta-Tristán: “La comparación que han realizado entre vacunas e ivermectina es realmente inverosímil. Primero porque la vacuna tiene un propósito claro: generar anticuerpos para que la persona se proteja de una posible infección futura. La ivermectina es un antiparasitario, no tenemos una evidencia tangible de que pueda ser profiláctico [preventivo]. Y si lo fuese, solamente podría serlo mientras el medicamento esté disponible en sangre, no hay estudios que afirmen ello, se han encontrado algunos, pero los mismos análisis que se han realizado demuestran que son de baja calidad. En ninguna de las guías de los países serios está incluida la ivermectina. Hacer una comparación de este tipo es un problema porque le va a dar una falsa seguridad a las personas de que tomando este antiparasitario podrían no contagiarse”.

La webregistra 10 ensayos clínicos sobre ivermectina y COVID-19, dos de ellos se encuentran en reclutamiento. En el Perú, se realiza un estudio de este tipo liderado por la Universidad Cayetano Heredia, el cual se encuentra en fase de reclutamiento, según el Registro de Ensayos Clínicos del Instituto Nacional de Salud. Ninguno de ellos son estudios de fase III, a diferencia de los ensayos de las vacunas aprobadas de emergencia.

No hay registro de ensayos clínicos de fase III de ivermectina para prevenir el COVID-19.
No hay registro de ensayos clínicos de fase III de ivermectina para prevenir el COVID-19.

Los expertos consultados por El Comercio coinciden en que es fundamental que en el país se comiencen a tomar decisiones basadas en evidencia, como ha sucedido en

“Es clave que las políticas publicas estén basadas en evidencia, sin embargo, recordemos que en el mundo real, las acciones del estado están guiadas por varios elementos, entre ellos el financiamiento, las capacidades, la agenda política, etc. Estos elementos estarán siempre presentes, pero, si estas acciones no tienen como base la evidencia, va a ser difícil que salgamos adelante como país y como sociedad. Por ello, es clave que los tomadores de decisiones sepan balancear estos elementos”, reflexiona Ángela Uyen, médica peruana y asesora en políticas de salud de Médicos sin Fronteras, con sede en Bélgica.

VIDEO RELACIONADO

Argentina inicia vacunación contra la CoVID-19 a nivel nacional

TE PUEDE INTERESAR:

Síguenos en Twitter...

TAGS RELACIONADOS