(Foto referencial: Shutterstock)
(Foto referencial: Shutterstock)
Redacción EC

El Hospital Infantil de Colorado, en Estados Unidos, empezó a probar el uso de para distraer a los pacientes que estén en una operación y así evitar el uso de anestesia general.

El programa, que se realiza con la colaboración de la compañía tecnológica Lenovo, busca crear un método de distracción para que los pacientes puedan centrarse en el juego y las experiencias que les ofrece el dispositivo, y de esa manera evitar los dolores de una intervención. ¿Cómo es esto posible?

Joe Albiez, director del citado centro médico, explicó que "el cerebro humano tiene un ancho de banda limitado para lo que puede prestar atención a la vez. Cuanto más se involucra en una experiencia de realidad virtual, menos puede percibir las señales de dolor. Si no está prestando atención a esas señales de dolor, es como si no existieran”.

Según la misma Lenovo, el uso de realidad virtual como fuente de distracción ha servido para intervenciones de leves a moderadamente dolorosas en varios pacientes jóvenes, todo mientras estaban despiertos. Así, se habría reducido el tiempo de recuperación y el uso de medicamentos.

Antecedentes

Lo realizado por el Hospital Infantil de Colorado no es algo nuevo. Hace solo unos meses, el Imperial College de Londres un informe en donde dio a conocer que el uso de lentes de realidad virtual para sumergir a los pacientes en escenarios con icebergs, océanos y paisajes helados podría aliviar el dolor ardiente.

De esta manera, dicha tecnología no solo distrae el cerebro, sino que también ayuda a activar mecanismos de defensa del cuerpo para combatir el dolor.

"La realidad virtual puede interferir con los procesos en el cerebro, tronco encefálico y médula espinal, que son partes clave de nuestros sistemas de lucha contra el dolor y son instrumentales para regular la propagación de una mayor sensibilidad al dolor”, dijo aquella vez Sam Hugues, autor de la publicación.

Los lentes de realidad virtual también se han usado en madres que están en labor de parto, así como en pacientes de cáncer durante sus sesiones de quimioterapia.

Síguenos en Twitter...