Karina Jordán y Diego Seyfarth. (Foto: Francesca Bernetti)
Karina Jordán y Diego Seyfarth. (Foto: Francesca Bernetti)
Sonia del Águila

y desbordaban de ilusión. Los nervios empezaban a aflorar y no era para menos, estaban a dos semanas de casarse en una boda de ensueño, planificada durante un año. Nada podía salir mal, pues la pareja cuidó minuciosamente cada detalle. En ese momento nada hacía presagiar que el avasallador avance del hacia nuestro país les obligaría a hacer una pausa.

MIRA: Coronavirus Perú EN VIVO: 2.057 fallecidos y más de 76 mil casos confirmados en el día 59 de emergencia

“Sabía que en China el tema del coronavirus estaba feo y una amiga me contó que en Italia la cosa también se estaba poniendo difícil, pero con Diego seguíamos chambeando con normalidad, incluso estábamos en clases de baile. Ya no faltaba nada para el día de nuestra boda, el 28 de marzo, cuando el presidente Martín Vizcarra anuncia que se cerrarán las fronteras, una medida que nos hizo cambiar algunos planes, pues la hijita de Diego y nuestros invitados que viven en Alemania ya no iban a poder venir”, comenta la actriz.

Karina Jordán en su shower de boda. (Foto: Facebook)
Karina Jordán en su shower de boda. (Foto: Facebook)

La tarde del 15 de marzo, el presidente Martín Vizcarra anunció, en un Mensaje a la Nación, el cierre de las fronteras del país y el aislamiento social obligatorio, como medidas necesarias para evitar la propagación del coronavirus. Hasta ese momento solo habían 71 casos confirmados.

Pese al estado de emergencia nacional emitido por el Gobierno, Karina no estaba dispuesta a dejar relegados sus planes de matrimonio y continuó con los preparativos. Estaba ilusionada, faltaban pocos días para unir su vida a la de Diego, el hombre que logró acabar con sus marcadas ideas de soltera recalcitrante.

“En lugar de tener luna de miel íbamos a ir al Cusco con la familia de Diego y con todos nuestros amigos alemanes, nos hacía ilusión recibir a esa comitiva. Sin embargo, pese a los obstáculos que se habían presentado hasta ese momento decidimos seguir con lo nuestro; pero una nueva disposición del presidente acabó con las pocas ilusiones que nos quedaban. Se anunció la reducción del aforo en eventos públicos y eso involucraba menos invitados”, recuerda la actriz de la más reciente entrega de “Los Vílchez”.

A LO GRANDE

La pareja había reservado la parroquia San José de Miraflores para casarse. El vestido de novia elegido por Karina para ese inolvidable día era de la diseñadora argentina Angie Schlegel. La comida, las flores, los recuerdos y hasta las invitaciones tenían el toque personal de la pareja. Karina cuidó meticulosamente cada detalle.

Tras la boda, los 400 invitados debían pasar al Club Ecuestre Huachipa para la diversión. “No queríamos una boda de maqueta, queríamos una boda que nos representara, que cada cosa tenga nuestra firma. Todo estaba bien pensado para que sea un día feeling”, sostiene la actriz.

Pero más restricciones fueron dadas por el gobierno y las pocas esperanzas que tenía la pareja de casarse en marzo terminaron encallando en la decepción y el dolor.

“Con todo lo que estaba pasando la gente iba a tener miedo de ir a una reunión, la gente se estaba muriendo, todos los eventos públicos habían sido clausurados, nadie podía salir de casa. Ya nada se podía hacer. Así que decidimos postergar la boda, pensamos moverla para diciembre, pero como están las cosas hemos preferido dejarlo hasta el próximo año”, refiere.

El 28 de marzo, día previsto para ser el más feliz de la pareja, se tornó aciago. “Ese día fue horrible, quería tomar algo para dormir, todos estábamos súper tristes. Comenzamos a ver noticias, nos sentimos un poco tontos, pero dijimos: 'No hay nada, vamos a esperar que todo pase, vamos a poder abrazar a la gente nuevamente, y nos casaremos cuando todos podamos estar juntos. Fue horrible, pero ya lo superé”, recuerda Jordán.

Karina Jordán en su shower de boda. Junto a Patricia Portocarrero. (Foto: Facebook)
Karina Jordán en su shower de boda. Junto a Patricia Portocarrero. (Foto: Facebook)

NUEVOS PLANES

La pareja planea casarse el 2021, cuando se haya encontrado una vacuna contra el coronavirus. Sus sueños siguen intactos y sus más de 35 mil dólares que invirtieron para la boda no se han perdido.

“Todo estaba pagado, lo que hemos hecho es conversar con los proveedores para que se postergue la fecha. Queríamos una boda grande y la tendremos porque ahorramos para ello. Nunca quisimos una boda de canje porque no es nuestra naturaleza, hemos conseguido algunos descuentos por publicidad, pero es básicamente lo relacionado con el alcohol. Lo que nos ha pasado es una prueba y si salimos bien paramos de esta, podremos superar cualquier obstáculo que se nos presente”, remarca.

EL INICIO

Karina y Diego se enamoraron en 2013, cuando Seyfarth, que radicaba en Alemania, llegó a Lima para visitar a su familia. La pareja inició un romance, que duró solo algunos meses, pues el actor debía regresar al país europeo. Pero el amor no se había acabado y las redes sociales pasaron a convertirse su mejor aliado.

“Estuvimos un año por Internet, pero me cansé. Dije: ‘Ya fue, tú no vas a venir al Perú y yo no voy a ir a Alemania’. Luego el Chino (Diego) vino a Lima por dos meses, luego ingresó a la telenovela de Pro TV ‘VBQ: todo por la fama’ y nunca más se fue”, subraya.

El Comercio mantendrá con acceso libre todo su contenido esencial sobre el coronavirus.

-------------------------------------------------

¿Quiénes son las personas que corren más riesgo por el coronavirus?

Debido a que el COVID-19 es un nuevo coronavirus, de acuerdo con los reportes que se tienen a nivel mundial, las personas mayores y quienes padecen afecciones médicas preexistentes como hipertensión arterial, enfermedades cardíacas o diabetes son las que desarrollan casos graves de la enfermedad con más frecuencia que otras.

¿Debo usar mascarilla para protegerme del coronavirus?

Si no tiene síntomas respiratorios característicos del COVID-19 (tos) ni debe cuidar de alguien que esté infectado, no es necesario llevar una mascarilla. La OMS recomienda evitar su uso, debido a que en esta pandemia, estos implementos puede escasear. Ahora, recuerde que si usa uno, este es desechable; es decir, solo se puede utilizar una vez.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR