De izquierda a derecha Butcher (Karl Urban), Hughie (Jack quaid), Kimiko (Karen Fukuhara), Frenchie (Tom Kapor) y Mother's Milk (Laz Alonso); el quinteto protagonista de "The Boys". Foto: Prime Video.
De izquierda a derecha Butcher (Karl Urban), Hughie (Jack quaid), Kimiko (Karen Fukuhara), Frenchie (Tom Kapor) y Mother's Milk (Laz Alonso); el quinteto protagonista de "The Boys". Foto: Prime Video.
Alfonso Rivadeneyra García

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Para tratarse de una serie televisiva donde las personas hacen cosas horribles, “” de Prime Video, el servicio de streaming de Amazon, es una extraña criatura: a pesar de toda su violencia y humor negro, también desarrolla a sus personajes en situaciones para nada cómicas cuando se lo propone. Nada mal para una historia que, apenas en el segundo episodio, colocó una bomba en la cavidad rectal de un superhéroe y la detonó.

Héroes nominales

En el mundo de “The Boys” los superhéroes son también actores, donde cada paso suyo es calculado por especialistas de márketing y redes sociales, así como sus discursos e incluso el vestuario. Títeres de la compañía Vought International, en ellos hay poco que pueda considerarse heroico, pues se la pasan arreglando sus propios líos antes que velar por el prójimo. De hecho, este trabajo lo cumple más el grupo opositor, liderado por el rebelde Billy Butcher (Karl Urban); un hombre que se ha manchado las manos de sangre para acabar con Los Siete, equivalente de esta serie a los “Avengers”.

¿Es posible sostener una historia solo con ironías? Esa respuesta no la encontramos en la serie de “The Boys”, más sí en en cómic, donde cada número es una crítica con humor a la condición humana, de escasas consecuencias para buenos y malos; o consecuencias envueltas por un velo nihilista; pocas veces por el bien de alguien más, casi siempre por el propio y a veces ni eso. En la versión impresa tanto ‘Los Chicos’ que cazan héroes como los que se visten con capas y spandex justifican la existencia de quienes desconfían en la autoridad.

LEE TAMBIÉN: “The Boys”: el origen y los poderes de Homelander, el perturbado líder de los Siete

Por ejemplo en el segundo arco del cómic Swingwing (sátira del héroe de DC Cómics Nightwing) se gana la confianza de personas del colectivo LGBTQI por obligación de los superiores, que quieren buscan aprobación en esa demografía; pero cuando el adolescente Stephen le declara su amor el vigilante desata su homofobia y lo mata. Para Stephen no habrá justicia, pero contra Swingwing hay venganza por cortesía de “The Boys”.

Tráiler de "The Boys"- temporada 2

Una historia familiar

La serie de televisión no podría ser más distinta al cómic, donde para bien o para mal los autores Garth Ennis (guion) y Darick Robertson (dibujos) se van a los extremos en violencia y situaciones de moral cuestionable. Creada por Erick Kripke, la versión televisada de “The Boys” aprovecha los doce tomos de la historieta para tomar temas de cada arco y acomodarlo como mejor le parezca. El resultado tiene un tono algo menos descarado, pero no por ello carente de filo. Mientras en los primeros tomos la relación de Butcher con sus subordinados Hughie, M.M., Fenchie y Kimiko es más bien impersonal; la serie no tarda en presentarlos como una familia con problemas que encuentra cosas en común para mantener la unidad.

Pero eso lo tenemos en múltiples series, sea “The Flash” (DC) o “Agents of SHIELD” (Marvel) ¿Por qué debería importarte “The Boys” entonces? Porque una cosa es valerse del formato y otra, muy distinta, la ejecución. Todos los miembros del equipo están lo suficientemente dañados como para intentar que los héroes sean responsables de sus acciones, una misión suicida que les pasa factura. La dinámica de esta familia/ espacio laboral es el motivador para que todos persigan sus objetivos, los cuales no siempre son compartidos y que los llevan a enfrentarse entre ellos. Son un polvorín que estalla a la menor chispa.

LEE TAMBIÉN: “The Boys”: el gran éxito de Amazon que surgió de un cómic cancelado por incomodar a DC

Y aún así, entre ellos está el vínculo de los que han sufrido demasiado con aquellos que pasaron por lo mismo y los entienden. El mejor ejemplo de esto, algo impensable en los primeros volúmenes del cómic, es la relación de Frenchie (Tomer Kapon) con Kimiko (Karen Fukuhara), donde el primero debe superar la culpa de no haber estado atento a las acciones de un héroe corrupto y la segunda se encuentra paralizada por el miedo ante la asesina de su hermano.

Frenchie a Kimiko: “Irvin Yalom dijo una vez que mueres dos veces: la primera cuando dejas de respirar, y de nuevo cuando alguien dice tu nombre por última vez". Para que una frase así no se sienta forzada en una serie que, literalmente, hace estallar cráneos de inocentes; es que algo está haciendo bien.

Frenchie (Tom Kapor) y Kimiko (Karen Fukuhara) en una de las escenas más emotivas de "The Boys". Foto: Prime Video.
Frenchie (Tom Kapor) y Kimiko (Karen Fukuhara) en una de las escenas más emotivas de "The Boys". Foto: Prime Video.

Con el transcurso de los episodios, “The Boys” ahonda en la historia y motivaciones de sus héroes, así como de los villanos que hacen de héroes a ojos del mundo; como es el caso de Homelander (Anthony Starr), psicópata con los poderes de Superman; o A-Train (jessie Usher), el equivalente a The Flash en esta serie que mata a la novia de Hughie (Jack Quaid) en un accidente provocado por drogarse y correr al mismo tiempo. Esta otra familia también tiene sus conflictos, donde aquellos que todavía tienen conciencia como Starlight (Erin Moriarty) y Queen Maeve (Dominique McElligott) le hacen frente a los dictámenes corporativos.

Un poco tirada al melodrama, pero consciente de que apariencias, cortinas de humo y protestas sociales definen esta época; “The Boys” equilibra sus ironías con la sinceridad en un combo contradictorio, pero efectivo y, como diría Butcher, incluso diabólico.

Dato

Puedes ver todos los episodios de “The Boys” en Amazon Prime Video.

Videos relacionados

Aya Cash interpreta a Stormfront en la segunda temporada de “The Boys”

Aya Cash interpreta a Stormfront en la segunda temporada de "The Boys"

Jessie T. Usher interpreta a A-Train/ Audaz en “The Boys”

Jessie T. Usher interpreta a A-Train/ Audaz en "The Boys"

TE PUEDE INTERESAR

TAGS RELACIONADOS