René Gastelumendi y Mávila Huertas, presentadores de "América Noticias: Edición Central". (Foto: América TV)
René Gastelumendi y Mávila Huertas, presentadores de "América Noticias: Edición Central". (Foto: América TV)
Sonia del Águila

A propósito del 24 aniversario de la edición central de “”, los periodistas y recuerdan sus inicios en el noticiero líder de audiencia y nos hablan de la sobrecarga informativa, de las ‘fake news’, y de la necesidad de adaptarse a nuevos retos que ha supuesto la pandemia. También reflexionan sobre la credibilidad periodística y la campaña electoral atípica por los efectos del nuevo coronavirus.

MIRA: Mávila Huertas y su reacción a imagen viral del niño peruano que reza en la calle para que se termine la pandemia

"Estoy en el canal desde el 2005 como presentadora principal, son quince años, empecé con Raúl Tola, ahora está René. He visto pasar a Eddie (Fleischman) en los deportes, a Silvia Cornejo en los espectáculos, ahora a Valeria (Piazza). Es increíble como ha pasado tanto tiempo. Hemos sabido adaptarnos a los retos que ha supuesto la pandemia. En medio de una situación compleja, nuestros reporteros han seguido informando, con enlaces en vivo, coberturas a nivel nacional y eso -finalmente- consolida un proyecto”, señala Huertas.

“'América Noticias’ representa esa constancia, persistencia en la labor informativa, y en medio de la pandemia, un reto mayor. Creo que no podemos dimensionar todo lo que está en juego porque esto todavía no termina y no sabemos cuándo va a terminar. El periodismo es dinámico, nos toca aplicar todo lo aprendido y hacerlo lo mejor posible: con rigurosidad, veracidad responsabilidad y reflexión”, añade Gastelumendi.

-¿Cómo llegan al noticiero?

MÁVILA: Ingresé en lugar de Claudia Cisneros. Ella sale de Canal 4 para ir a ATV y yo salgo de ATV para ir a Canal 4. Fue una cosa bien loca e importante para mí porque era dejar de se reportera, para ser el rostro y hoy por hoy soy la cara más antigua. No sé si es un punto a favor o un punto en contra, pero me siento muy a gusto de estar en el noticiero. Y con René tenemos una relación bastante cordial, con el tiempo hemos forjado una amistad bonita.

RENÉ: Era reportero de “Cuarto Poder” y se abrió la posibilidad de conducir el noticiero porque el conductor anterior, Christian Hudtwalcker, se fue. Mávila me ayudó desde el principio, fue paciente conmigo, ya que esto (presentar un noticiero) es una ciencia, un arte, es distinto el reporterismo a la conducción. Con Mávila nos llevamos súper bien.

-En tiempos tan convulsionados como los que estamos viviendo, ¿cuál debe ser el rol de los medios de comunicación?

MÁVILA: Ante la vorágine, además, que ha supuesto la información en las redes sociales y la polarización que estamos viviendo, creo que el rol de los medios es ordenar la información para generar confianza en lo que dices y la persona pueda sacar su propio juicio. No se trata solo de leer la opinión de otros sino de entender los hechos. “América Noticias” es un noticiario, es un resumen de lo que ocurrió durante el día, de lo más importante, es un retrato de la sociedad y por lo tanto el principio fundamental es la búsqueda de la verdad y está ligado a la corroboración de los hechos.

RENÉ: Nuestra responsabilidad se ha incrementado, pero también se ha notado más porque mucha gente ha acudido a los medios tradicionales buscando confianza y veracidad en la información. En momentos como este, en que hay bastante tráfico de información buena, mala, falsa, verdadera...; creo que los medios tradicionales hemos recobrado cierta fuerza y vigor.

-¿Y esta sobrecarga informativa es perjudicial para el periodismo?

RENÉ: Creo que es mejor pecar por exceso que por defecto. Y no hablo de los medios exclusivamente, no significa que este exceso de información no tenga su lado oscuro y me refiero a la información que circula en todos los espacios. Creo que forma parte de la naturaleza humana, que busca explicaciones donde todavía no las hay. A partir de ese tráfico de información extraoficial se propician un montón de teorías, incluso las llamadas conspiranoicas, y creo que los medios somos los llamados a direccionar esa información, a canalizarla y cotejarla.

MÁVILA: La información nunca es mala, pero la falsa sí.

-¿Cómo podemos controlar las ‘fake news’?

MÁVILA: Lamentablemente no hay forma de controlar las ‘fake news’, que es un fenómeno mundial. Siento que es peligroso porque la gente muchas veces no entiende, hay versiones contradictorias sobre un mismo hecho o posiciones cargadas de intereses políticos en las redes y -por lo mismo- el ciudadano necesita espacios que muestren credibilidad y objetividad. El reto es convertirnos en un medio confiable.

RENÉ: Es un dilema filosófico porque qué es la verdad, sobre todo en una era en la que hasta los datos son interpretables. Creo que la ciencia juega un rol preponderante, hoy más que nunca debemos escuchar a los científicos porque el método que usan es lo más cercano a la verdad en temas de pandemia.

Mávila Huertas, presentadora de "América Noticias: Edición Central" y de "20 20" en Canal N. (Foto: América TV)
Mávila Huertas, presentadora de "América Noticias: Edición Central" y de "20 20" en Canal N. (Foto: América TV)

-¿Qué nos urge a los periodistas en materia ética?

RENÉ: Creo que el gran tema ético es la rigurosidad en el cotejo de datos, es mejor demorarse un poco para dar una noticia veraz que ser el primer que la dé con el riesgo de informar algo falso. El gran dilema es sacrificar velocidad por veracidad.

MÁVILA: Rigor y toma de distancia. Debemos dejar de lado incluso nuestras simpatías y enfocarnos en la noticia. En Twitter, por ejemplo, percibo que hay bandos, para algunos eres oficialista, para otros de la oposición, para algunos eres responsable, para otros, vendido; entonces lo único que te queda es librarte con tu trabajo. Si yo soy cara de un noticiero y si, además, presento un programa de entrevistas políticas en la noche, restrinjo mi participación en las redes porque ya tengo un espacio.

-¿Los periodistas nos hemos convertido en esclavos de la tecnología?

MÁVILA: Así es. Hace algunos días había hecho una promoción señalando que íbamos a explicar cuál era la situación legal del presidente (Martín Vizcarra) y alguien puso que íbamos a tener una entrevista con él, lo que originó que me escriban de todos lados, hasta de palacio de gobierno. Me di cuenta del impacto que tiene, estamos esclavizados y creo que la palabra rigor debe ir de la mano (con la tecnología).

RENÉ: Las redes sociales nos dan un montón de beneficios, pero también tiene -como todo- un lado cuestionable: la posibilidad de replicar y amplificar noticias falsas. Por eso los medios tradicionales somos los llamados a brindar las referencias informativas para dar un poco de orden, que es lo que todos queremos.

-¿Qué opinan del ráting?, la maldición del periodismo según Javier Darío Restrepo. ¿Trabajan en función a ello?

MÁVILA: Las empresas necesitan de la sintonía, es un negocio, y el que publicita te pide tener determinada cantidad de televidentes. La audiencia es importante, pero no debemos permitir que te subyugue. Particularmente, en el caso del noticiero (“América Noticias”), hay una directora y un productor que se rompen la cabeza con esos números. En el caso del programa (“20 20”) comparto la responsabilidad con mi productor.

RENÉ: Creo que es muy importante, pero no es lo más importante. Es una combinación lo más sabia posible de información y entretenimiento. Lo que necesitamos es que más gente acceda a nuestro trabajo y gran parte de esa misión se logra contando bien las cosas. Y eso no solamente pasa por la rigurosidad de los datos sino por la forma cómo lo cuentas.

-Esta será una campaña electoral atípica por los efectos del coronavirus. ¿De qué manera la pandemia afectará las elecciones 2021?

MÁVILA: Los mítines, el contacto con la población, sobre todo cuando las leyes han cambiado y ahora que la publicidad electoral estará restringida en medios, representará un obstáculo para que el elector conozca las opciones que tiene. En base a esa lógica los medios nos deberíamos ir preparando para ofrecer una plataforma que coloque en vitrina estas propuestas.

RENÉ: Será una gran oportunidad para no darle tanta importancia a los desayunos presidenciales, a la frivolización del sistema de información política. Es una gran oportunidad para hacer un punto de quiebre, mirarnos el ombligo y tal vez sacrificar un poco el ráting y contribuir a que la campaña electoral no sea tan emotiva sino más reflexiva, de fondo. No apelar tanto a las emociones.

-¿Cuál es la mayor satisfacción que les ha dado esta carrera?

MÁVILA: Son varias. Me gustó mucho la primera etapa, como reportera, me pareció muy aleccionadora, y me gustó luego ser presentadora después de haber cumplido una etapa en la calle. Fui reportera hasta los 30 años, me la pasé corriendo de un lado a otro y eso me cuajó. En los últimos años volver al campo con los documentales de la mano de Michelle Alexander fue también una satisfacción bonita. Llegar a la conducción de “América Noticias” y, lo último, que ha sido “20 20”, fue interesante. Fue darle vida al horario de nuevo.

RENÉ: La posibilidad de haber logrado ciertos cambios, de haber hecho un poco de justicia por el trabajo, por el oficio en el que nos desempeñamos. Te podría contar mil anécdotas de cómo se consiguió oxígeno para una persona, cómo se consiguió que tal persona tenga una beca o cómo se le salvó la vida a otra, o cómo se impidió que un grupo minoritario sea marginado. Y todo esto hace que los periodistas seamos un poco actores de lo que pasa en el mundo. En mi caso el periodismo me hace sentir útil.

René Gastelumendi, presentador de "América Noticias: Edición Central" y reportero de "Cuarto Poder". (Foto: América TV)
René Gastelumendi, presentador de "América Noticias: Edición Central" y reportero de "Cuarto Poder". (Foto: América TV)

-Mucha gente no cree en la independencia del periodista, cree que todo lo que sale en los noticiero o periódicos es pagado por alguien. ¿Cómo conseguimos credibilidad?

MÁVILA: Supongo que en el día a día, con los hechos, no hay otra alternativa, creo que es peor que te desgastes explicando que no eres fujimorista o vizcarrista o guaripolera, o qué sé yo. Cuando ya tienes un tiempo en esto vas curtiéndote, no hay otra manera, prefiero hacer cosas y equivocarme, que no hacerlas.

RENÉ: Creo que hay una desconfianza generalizada, y no solo en los medios. Tenemos que ofrecer datos que sean cotejables y tener la esperanza de que la gente a pesar de su perspectiva particular, te crea. Nuestro trabajo puede ser criticado, puede estar lleno de subjetividad, porque somos seres humanos; pero eso no significa que nos paguen.

-Mávila, hace algunas semanas, un sector del público cuestionó la entrevista que mantuviste con Richard Cisneros. La calificaron de complaciente. ¿Cómo recibes las críticas?

Al inicio me chocaba mucho, era más sensible a las críticas. Ten en cuenta que es exponerte en un juego de esgrima de ida y vuelta, todos los días con varios personajes, entonces la exigencia es fuerte, es un trabajo agotador. Cuando coordiné la entrevista con Richard Cisneros, le dije: “Señor, Cisneros, le pediría hacer una entrevista seria”, es decir, que no cayera en regalitos de billetes, ni en ataques a otras personas. Mi objetivo no era ser condescendiente con Swing, era llevarlo a un registro que no había mostrado en otras entrevistas. Le dije, “hagamos algo serio, sereno, pero que sea franco y honesto”. Y si mucha gente considera que fue una entrevista complaciente, no puedo cambiar esa opinión.

-¿Cuál es tu postura con respecto a la entrevista de Augusto Thorndike al presidente Martín Vizcarra?

MÁVILA: Entiendo la opinión de cada quien porque los puntos de vista son completamente diferentes. Quien le cree al presidente va a pensar que Augusto fue demasiado agresivo y quien -por el contrario- cree que el presidente tiene que aclarar cosas, evidentemente dirá que no aclaró muchas cosas. No pienso en términos generales que haya sido una entrevista malcriada, soy amiga de Augusto, respeto su trabajo como profesional, y creo que el presidente dejó muchos cabos sueltos.

-Magaly Medina mostró imágenes tuyas al lado del exministro Luis Miguel Castilla y se les vinculó sentimentalmente. ¿Cómo tomas el hecho de que tu vida privada haya sido expuesta?

MÁVILA: Lo tomo como parte de mi trabajo, pues supongo que mi vida privada genera algún tipo de interés en la gente. Mientras no sean tendenciosas las publicaciones o falsas las cosas que se digan, respeto el trabajo de todos. ¿Cómo me encuentro en el aspecto sentimental? Bastante bien, muy contenta.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR


No te pierdas

No te pierdas