Tiempo. Esto es lo que siempre nos falta en las mañanas cuando nos alistamos para salir rumbo a la oficina. Vamos de un lado a otro sin parar desde que dejamos atrás la cama, afectando nuestro humor y energía para el resto del día.

¿Para qué sumar más estrés a nuestra rutina si ya tenemos suficiente con el trabajo? Lo mejor es aprovechar esos minutos que libres tenemos para estar tranquilas y realizar actividades que nos beneficiarán el resto del día.

Aumenta tu nivel de energía y mejora tu humor realizando estas actividades antes de salir a trabajar.

TAGS RELACIONADOS