Redacción EC

Durante este tiempo en casa, podamos tomar más conciencia acerca de nuestro impacto en el estado del donde vivimos. Poco a poco, muchas familias han empezado a adoptar nuevas costumbres en su día a día, como empezar a separar los residuos, consumir menos energía, ahorrar el agua y más.

MIRA: 10 pasos para empezar a reciclar en casa

El compostaje, es una de las prácticas que tal vez no muchas familias realizan por temor a que sea muy complicado, pero en realidad es todo lo contrario, y el resultado muy satisfactorio.

Seguramente, si ya empezaste a reciclar en casa, separaste tu basura en diferentes categorías, pero, ¿qué hacer con los residuos orgánicos? ¿Con las cáscaras de frutas y verduras? Pues aquí te contamos cómo empezar a elaborar tu propio compost casero con simples pasos. ¡Toma nota, en un par de meses tendrás tu propio abono!

MIRA: Doce alimentos nativos del Perú increíbles para tu dieta

1. Prepara una superficie. Lo ideal sería que utilices un macetero grande o un balde de plástico con agujeros pequeños alrededor para que se ventile. Más adelante, puedes adquirir una verdadera compostera.

2. Cubre el fondo. En el fondo coloca un par de capas de papel periódico para sostener todo el relleno. Recuerda que el compost es húmedo.

3. Añade los desechos secos. Puedes usar tierra, aserrín, hojas secas, ramitas.

4. Ahora coloca los residuos orgánicos. Puedes añadir desechos de frutas y verduras (trata de evitar cítricos, pues el ph puede variar el olor el tu compost y también demoran más en descomponerse). Antes de colocarlos, ten en cuenta que debes cortarlos en trozos pequeños para agilizar la descomposición, pero sin triturarlos, pues pierden propiedades. Esta capa será la que aporte humedad.

5. Mezcla y evalúa la humedad. Si está muy mojado, coloca un poco más de elementos secos.

6. Agrega una capa fina de tierra (sin químicos ni fertilizantes) o de compost ya hecho, si lo tuvieras. Sino, salta este paso.

7. Cubre la mezcla con una tapa hermética si la tuvieras en casa. Sino, puedes utilizar también una tela o papel periódico.

8. Revuelve. Para que tu compost casero se desarrolle bien, es esencial que se oxigene. Muévelo bien al menos dos o tres veces por semana.

9. ¡Listo! En un par de meses empezarás a notar los resultados y obtendrás abono natural para la tierra.

VIDEO RECOMENDADO

SEIS CONSEJOS DE LIMPIEZA QUE DEBES TENER EN CUENTA AL LLEGAR A CASA

Seis consejos de limpieza que debes tener en cuenta al llegar a casa

TE PUEDE INTERESAR