Marjhori Oyola

Con un atuendo veraniego compuesto por un short, un bividí, el cabello amarrado y los pies descalzos, nos recibe en su departamento en Surco. El ambiente es cálido, acogedor. Se le ve con esa misma sonrisa que mostraba en la televisión, con sus ojos redondos atentos a cada movimiento y pregunta. Se muestra cercana, como si nos conociera de años. Con una proximidad y empatía que le permitieron ganarse el cariño de todo el público peruano que la veía en y de su más de 1 millón de seguidores en Instagram.

Su primer intento en la televisión fue cuando un programa de televisión buscaba a los “Rebelde Way” peruanos. “Éramos igualitos, pero no nos seleccionaron”, comenta Ximena. El segundo intento fue inesperado, ya que al poco tiempo del último casting, surgió una llamada en la que le decían para integrar un programa de niños. Pensó que formaría parte del elenco de Maria Pía y Timoteo, pero resultaría aún mejor. Se trataba de nuevo programa que reemplazaría al del dinosaurio más querido por todos los niños peruanos. “Empecé en América Kids y eso me abrió las puertas de todo. No tenía nada de experiencia, pero a todos nos metieron a talleres de canto, teatro y baile. Nos prepararon bastante y duró aproximadamente 7 años”, recuerda alegre.

Existen varias estrellas de la televisión que inician su carrera a corta edad y la fama se les sube a la cabeza. A Ximena Hoyos nunca le pasó, ya que siempre tuvo los pies bien puestos sobre la tierra y es así hasta ahora. Desde los 10 años ha entrevistado a famosos como Chespirito, Belinda, Enrique Iglesias, Diego Torres, entre otros artistas reconocidos. El talento ya lo tenía. Fue perfeccionándolo con clases de canto con Julie Freundt y de improvisación con Gachi Rivero.

En el 2011, cambió los sets de televisión por camillas de hospital. A Ximena le encontraron un tumor cerebral, y además de ello un quiste e hidrocefalia. Pero nunca se amilanó y mantuvo el buen ánimo que la caracteriza. Eso le enseñó a aprovechar cada día como si fuera el último. Ahora, a sus 23 años es una mujer independiente y madura. Tiene una marca de ropa propia, es conductora del programa “Píntame la cancha”, campeona en fisicoculturismo y se encuentra próxima a lanzar una nueva marca de proteínas bautizada como “Xiprofit”.

Ver esta publicación en Instagram

Si no te regalan flores , regálatelas tu !!! 💐😍❤️ Look: @hm

Una publicación compartida por Ximena (@ximehoyosp) el

- ¿Qué te enseñó el mundo de la televisión a tan corta edad?

La televisión te quiere un tiempo, no es para siempre. Tengo hermanos gracias a la televisión, pero depende del programa, la serie, o lo que sea. La gente cree que trabajar ahí es todo hermoso. Pero, hay gente bien falsa y bien buena, todo depende del tipo de trabajo que tengas. Le tengo bastante cariño, pero si me pones a escoger entre teatro, tv o cine. Elijo el cine.

- Pasaste bastante tiempo en la televisión. ¿Sientes que ese espacio te quitó un poco de tu infancia?

Estaba desde los 10 años. A los 16 años ya estaba saturada de la televisión. Ahora están las redes sociales y creo que estoy vigente por eso. Para los que no ven el programa en el que salgo, me ven por las redes sociales. Recuerdo que me llegaban tantas oportunidades en la televisión, pero no quería saber nada. De hecho mi infancia fue distinta a la de una niña normal. No salía en la tarde a jugar. Yo salía del colegio y a las 3 ya estaba en el canal hasta las 9 p.m. Mientras que unos grababan sus escenas, otros hacían sus tareas. En el cole yo era una niña más. Siempre mantuve ese perfil de no creerme la mejor, siempre tenía los pies en la tierra. Yo he vivido en Santa Catalina, La Victoria. Yo camino por allá y el choro no me va a robar, porque ya me conoce.

- ¿Cómo fue tu experiencia en Combate?

Estuve 2 meses y medio, fue en la temporada de verano. Yo no soy buena para eso, pero respeto mucho a la gente que lo hace porque es bien difícil. Yo estuve una época trabajando como reportera en “Esto es guerra” y tan solo estar detrás de cámara, sentí la tensión y eso no me gusta. A mí me gusta llegar a mi trabajo tranquila, sentarme y leer mi guion.

- Respecto a tu vida personal, ¿a los cuántos años decidiste mudarte sola?

Viví con mi mamá 3 años en Surco. Me independice a los 20 años y ahora ya tengo 23. Siendo sincera, mi mamá y yo tenemos el carácter bien distinto. Si yo estaba en la casa y veía que tenía la posibilidad de vivir sola, entonces porque esperar más. Ya ganaba mi dinero. Ella me decía que me tenía que ir cuando encuentre a una persona. Entonces, le dije que no me parecía que me vaya cuando encuentre a alguien o me case. Primero aprendo a soportarme a mí antes de aguantar a otra persona.

Nunca pensé en mudarme con mi enamorado. Al inicio le molestó un poco, pero después se le pasó. Poco a poco fui comprándome mis cosas y ella me acompañaba. Una vez que sales de tu casa ya no hay vuelta atrás.

- Tú mencionaste que Dios te envió un reto (2011) y fue una situación que lograste superar. ¿Qué te enseñó el difícil momento que pasaste con tu enfermedad?

Pensaba que iba a dar un paso e iba a morir. Yo me sentía la persona más sana del mundo, bailaba, actuaba, entrenaba, estaba en el colegio. Me parecía extraño... si no siento nada, ¿como así podía estar tan enferma?

Me di cuenta que cuando estas cerca de la muerte, recién la gente viene y te dice que te quiere y no sé qué. Eso está mal, debemos decirle a las personas que las queremos todos los días, porque uno nunca sabe. Yo tuve la suerte de saberlo y curarme, pero hay gente que sale a la calle y ya no llega a su casa. Eso me hizo ver la vida diferente, de que no hay que pelearse, pueden existir discusiones pero que no dure más de un día. Uno nunca sabe cuándo se puede ir. Tengo un tumor benigno que no me hace nada. Le llamo ”tumorsin”. Yo tenía un quiste, un tumor e hidrocefalia. La gente piensa que me operaron y que todo bien, pero me operaron para ponerme un catéter en la cabeza. A los tres meses me comenzaron a hacer las quimios.

Ahora, puedo hacer de todo, pero el catéter sigue en mi cabeza por si acaso. Es más, el doctor me dijo que si quería sacarlo, pero que no me hace nada de malo así que se quedó ahí. Las quimioterapias fueron las más feas, eso no se lo deseo a nadie. Es una medicina que te mata, pareces un muerte en vida. Yo lo viví a los 15. Lo superé, pero igual tengo que hacerme un chequeo anual, como todos lo deberían hacer. Conozco a gente que le hicieron lo mismo y quedaron con secuelas, por ejemplo no pueden tener hijos o no pueden sumergirse tanto cuando nadan. Yo no sé por qué no tengo nada de eso, puedo hacer lo que quiera, no tengo restricciones. El doctor me dijo que viva como si no tuviera nada en la cabeza y eso es lo que hago. A mí me dieron una dieta especial cuando me detectaron el tumor. Me quitaron los carnes rojas, lácteos. Era como una dieta de gym, deje de comer comida chatarra. La comida te puede sanar.

- ¿Sentiste que la gente estaba contigo en ese momento?

Sí, me querían. Pero cuando me hicieron la quimioterapia la gente desapareció, pero no todos. Recuerdo cuando mis amigas me vinieron a visitar dormía con ellas prácticamente.

- ¿A raíz de ello tu familia se unió más?

Sí, porque mis papás no se hablaron una época y fue para que se unan más. Después todo se arregló y no fue un aprendizaje solo para mí, sino también para ellos.

Tuve dos sesiones: de octubre a diciembre, y de enero a febrero. En la segunda, le dije al doctor que ya no podía más. Me hicieron una resonancia y fue cuando me dijeron que no había quiste ni hidrocefalia. El doctor me pregunto si quería parar porque la decisión la tenía que tomar yo, no mis papás. Recuerdo que me dijo que a mí me ponían la medicina, no a ellos. Le dije que ya no podía más y que si podía vivir con el tumor, me dijo que sí. Falte un año al colegio e hice un examen general para poder pasar de año.

- Entre la televisión y el fisicoculturismo, ¿cuál prefieres?

Son cosas distintas. Una es mi chamba, pero mi pasión es lo fitness. Entrenar es parte de mi vida, lo hago de lunes a viernes. En fisicoculturismo tengo 1 año. Respecto al entrenamiento, lo hago desde que salí del colegio, a los 16. Yo quería ser grande, era muy flaca y en el baile se burlaban de mí. A partir de ahí me metí al gimnasio. Yo con mi plata pagaba a mi personal trainer.

Al mes empecé a tener físico y fue gracias a mi genética. Es una cosa de años. Empecé a hacer dieta hace un año y vi los cambios en unas semanas. Empecé a comer bien y bajé de peso, mi barriga, mi cara y las formas de mis piernas. La gente empezó a ver el cambio. Yo siempre entrené. Cerca de 7 años.

Ver esta publicación en Instagram

Ifbb PRO CARD 🤩🏆🇵🇪. 2 medallas de oro 🥇y ganadora absoluta , puedo decir que el esfuerzo valió la alegría . Hoy no gané yo , ganó Perú . Gracias por tanto apoyo me siento bendecida amigos!!. . . . Me toco ser parte de un Team que para mi no es solo “team” es mi segunda familia @quesadahetzel @karinadurand_ifbbpro sin ustedes no estaría donde estoy . La paciencia de @angiepe323 y @gabrielsubauste bueno también @patriciapajares 🥺😅🙈 perdón por mis malos humores ... gracias por entender que es parte del proceso. Porque no es cuestión de cumplir una dieta y entrenar, que fácil sería ... va mucho más allá! . . . Leer sus mensajes diciéndome “me motivas a comer saludable , por ti empecé a entrenar gracias xime!, cuando tengo flojera de ir al gym veo tus historias y voy corriendo “ jajajaja y tantos más... Wow! Era como un empujóncito cada vez que sentía que NO PODÍA MÁS porque hay días así ... simplemente no puedes más y ustedes eran esa ayuda ❤️ . Con esto quiero demostrarles que todo lo que te propongas si le pones HUEVOS te juro que lo LOGRAS. Si yo puedo por que michiiii tú no?! VAMOS! . . . Aqui les dejó algunos momentos lindos del evento prometo seguir compartiendo . Los quiero yyy leo todos sus mensajes 🥰🙊 @mdlatino @latin_american_championships #teamquesada #bikinifitness #bikiniprocard #fitness

Una publicación compartida por Ximena (@ximehoyosp) el

- ¿Cómo así entraste al mundo del fisicoculturismo?

Lo tuve bien en secreto. Estuve preparándome. Solo conté en redes que estaba haciendo dieta, pero la gente no pensó que iba a ser enserio. De pronto abrí mi bata y había cuadraditos en mi abdomen. Fue un cambio, porque ya venía entrenando años y la dieta pegó alto porque tenía una buena alimentación. Fueron 8 semanas intensas de preparación. Me animó una amiga, que siempre ha sido mi gym partner. Ella me dijo que iba a competir en bikini fitness y yo no sabía que era eso. Ella me enseñaba videos de las chicas. Empecé en ‘Miss&Mister’ Lima 2019, es ser una modelo de bikini pero con músculo, fitnnes.

Me tomó 2 meses de dieta, pero entrenando tengo años. Yo ya tenía una chamba. En Costa Rica estaban dando un carnet pro, eso se lo dan a las ganadoras de las ganadoras donde participan todos los países, donde se compite con chicas de todos los tamaños y edades. Importa la figura. La primera vez gané, pero era una competencia normal, pero ganarte un carnet pro es distinto. Es estar dentro de las mejores. Cuando me vaya a Brasil voy a ser la única peruana, porque en Perú solo esta Karina Durand y yo. Para mi recién empieza.

- Lanzarás próximamente tu marca de proteínas...

Es una proteína en polvo. Yo siempre probé la proteína isolatada. Sacaré una proteína, a la cual yo elegí los sabores, ingredientes, el nombre, la marca, etc.

Quiero hacer entender a la gente que si se toma no es que mágicamente tendrás un cuerpazo, todo va de la mano. Es un suplemento alimenticio. Se llama “Xiprofit” y la lanzaré en marzo.

- ¿Cómo te organizas en tu día a día?

Entreno en las mañanas y después de eso empiezo mi día. También, veo mi marca de ropa Ibella (nombre de su abuela). Hay días en la semana que tengo que dejar ropa, ir al taller, lo veo del celular o la laptop, pero casi todo es por la computadora. Próximamente, abriré mi tienda en el Jockey Plaza. Es algo chévere porque me ayuda un montón y estoy muy feliz.

- Tienes más de un millón de seguidores en Instagram ¿Consideras que tienes cierto grado de responsabilidad con tus seguidores?

Si, y eso es feo. Siento a veces que no puedo ser yo y que la gente me exige ser alguien y eso me molesta, pero yo soy bien directa y sincera. Si viene una de mis tías y me dice que no debería hacer eso y digo por qué no debería si así soy. Porqué tengo que cambiar mi forma de ser si así soy. La gente que me sigue es porque le gusta como soy. Gracias a dios no tengo haters… No te he tenido ninguna crítica. Tengo fieles seguidores. Siento que la gente me sigue y me quiere. Me preguntan siempre o me dicen que los motivo, que les encanta mi ropa o qué proteínas tomo, etc.

- ¿Cuáles son tus proyectos a largo plazo?

Con el canal “Píntame la cancha”, se vine una grabación de la película “Mundo gordo”. Además, este año competiré de nuevo en fisicoculturismo, me encanta que la gente esté y lo viva conmigo. La última vez que lo conté sentí la felicidad de la gente ahí.

Me verán como empresaria, actriz, en el tema fitness siempre porque es parte de mi vida y en el fisicoculturismo también. Cuando mi hijo tenga 1 o 2 años, otra vez regreso porque no hay nada que te detenga cuando quieres algo. //

VIDEO RECOMENDADO

Mira el video de Ximena Hoyos antes de salir a su primera presentación de fisicoculturismo

Ximena Hoyos participa en campeonato de fisicoculturismo.

TE PUEDE INTERESAR

MÁS VIDEOS

Ximena Hoyos emocionada tras ganar competencia de fisicoculturismo

Ximena Hoyos ganó

Ximena Hoyos da sus primeras declaraciones después de ganar concurso de fisicoculturismo

Ximena Hoyos y su mensaje a sus seguidores