Módulos Temas Día
larocolaitanola

Bonus Track #6: Jimmy Santi y el origen de “Chin Chin”

Si hay una canción que lo acompañará por siempre es "Chin Chin", el cual es uno de los temas “nuevaoleros” con mayor vigencia en el Perú. Como recordábamos en un post anterior, Santiago Rogelio Farfán Holguín –su nombre verdadero– comenzó su pasión por el canto en el coro del colegio Salesiano, en Lima. Hoy hablamos del señor Jimmy Santi… Chin Chin, a su salud.

Si hay una canción que lo acompañará por siempre es Chin Chin, la cual es uno de los temas “nuevaoleros” con mayor vigencia en el Perú. Como recordábamos en un post anterior, Santiago Rogelio Farfán Holguín –su nombre verdadero– comenzó su pasión por el canto en el coro del colegio Salesiano, en Lima. Allí se iniciaría una de las trayectorias artísticas más seguidas y comentadas en el Perú. Hoy hablamos del señor Jimmy SantiChin Chin, a su salud.

Chin Chin, ven a brindar, Chin Chin, por nuestra amistad”. Aquí tenemos al “muchacho de la eterna sonrisa” en una de sus muchas presentaciones en la TV peruana, donde, a pesar del paso del tiempo, siempre encontró la manera de entretener a la gente y “disfrutar esos momentos de felicidad”, como dice la letra de su emblemática canción.

Nacido en el distrito de Jesús María, Jimmy Santi ha llevado su arte por 23 países del mundo. Esa prolífica carrera comenzó allá por 1963, cuando el joven Santiago Farfán tenía apenas 18 años y, de la mano del músico argentino Enrique Lynch, empezó su romance con la fama. El idilio lo llevó sobre todo a México, donde no solo vendió miles de discos, sino que le enseñaron a bailar, a actuar, a ser profesional y en donde incluso llegó a posar desnudo para la revista Playgirl.

Pese a ello, en el Perú su nombre está inevitablemente ligado a una onomatopeya: Chin Chin. “Es una pena que yo llegara al Perú, con discos hechos en México, y me encasillaran con una canción, que es muy bonita y a la que agradezco mucho, pero que ya casi es mi segundo apellido”, mencionó Santi en un reportaje en el programa El Dominical de Panamericana TV. “En la calle ya no me dicen Jimmy, me dicen Chin Chin”.

Discos del peruano Jimmy Santi.

Un par de discos de la época del peruano Jimmy Santi.

¿Y cómo llegó Chin Chin a la vida de Jimmy Santi? La verdad es que él mismo lo contó en una entrevista el año pasado para la Asociación Peruana de Autores y Compositores (APDAYC). La grabación la hizo entre 1963 y 1964. “La verdad es que esa canción nació en Francia. Un amigo francés la grabó y yo la conseguí por intermedio de este compositor”, mencionó Jimmy Santi, quien recién había terminado de grabar la canción Mira cómo me balanceo, sobre la cual hablamos antes en este blog y que fue todo un éxito en el verano peruano de 1963.

Jimmy Santi le presentó la canción francesa a Enrique Lynch, quien por entonces era su director musical en la disquera peruana Sono Radio. “El maestro Lynch me dijo: ‘¡Este será el siguiente éxito!’. La comenzamos a escuchar y era, en realidad, una canción muy pegajosa. Y se me ocurrió hacer la letra. Se ha convertido en un himno a través de cinco décadas”, contó Santi, cuyo Chin Chin lo llevó desde Argentina hasta México.

Pero, ¿cuál es esa canción francesa a la que se refiere Jimmy Santi?

Es el año de 1963 y en este video observamos a un joven de 25 años llamado Richard Anthony con uno de sus temas más exitosos, titulado Tchin Tchin. Cantante francés nacido en El Cairo (Egipto), Richard Anthony fue el líder de la generación “yéyé” de la Francia de los años 60. Vendió más de 50 millones de copias y 17 de sus discos ocuparon el primer lugar del ranking, el único cantante francés en lograr tal resultado, como recuerda la revista italiana Panorama.

Mientras en el Chin Chin de Jimmy Santi hay una línea que dice: “Hay quien bebiendo algo quiere olvidar, pero yo pretendo un rato alegre pasar”, el Tchin Tchin de Richard Anthony es la historia de ese alguien que sí se entregó a los placeres del licor (como lo deja muy en claro el francés en este curioso video).

Richard Anthony se valió de la onomatopeya francesa del brindis –“Tchin Tchin”– para escribir una canción sobre un muchacho que se refugia en el whisky para olvidar a la mujer que un día amó. El inicio dice así:

Tchin Tchin, à ma santé, (Chin Chin, a mi salud)
Tchin Tchin, je veux t’oublier. (Chin Chin, quiero olvidarte)
Depuis que tu es partie (Desde que te fuiste)
je me noie dans le whisky, (yo me ahogo en el whisky,)
Tchin Tchin, encore une fois, (Tchin Tchin, una vez más,)
Tchin Tchin, wo ye. (Tchin Tchin, oh ye.)

El Tchin Tchin de Richard Anthony estuvo varias semanas en el ranking Billboard francés, entre noviembre de 1963 y marzo de 1964. Además, alcanzó el cuarto lugar en las listas de España. Pero ahí no quedó todo. Observen este video.

Acá vemos al mismo Richard Anthony –claro, ya mayor– en la televisión italiana cantando Cin Cin, la versión en italiano que él también grabaría en 1964. De hecho, al francés le fue mucho mejor en Italia, donde Cin Cin se mantuvo en primera posición durante seis semanas y fue el segundo disco sencillo más vendido en dicho país en 1964. Allá, Anthony es recordado por ser uno de los pioneros del twist.

Richard Anthony y sus discos Tchin Tchin (1963) y Cin Cin (1964).

El francés Richard Anthony y sus discos Tchin Tchin (1963) y Cin Cin (1964).

La versión italiana, que contó con los arreglos del reconocido letrista Vito Pallavicini, tenía el mismo argumento: las ganas de embriagarse para olvidar un amor.

Cin Cin, salute a te, (Chin Chin, salud a ti)
Cin Cin, ti saprò scordar. (Chin Chin, te sabré olvidar.)
Quando hai detto che vuoi partir (Cuando has dicho que quieres partir)
mi son dato al wisky. (me he entregado al whisky.)
Cin Cin, ci bevo sopra, (Chin Chin, bebo por eso,)
Cin Cin. Uo yeah! (Chin Chin, oh ye)

Sin embargo, si algo caracterizó al francés Richard Anthony fue que sus éxitos eran, en realidad, covers. Por ello, su Tchin Tchin no fue la versión original.

Entonces, ¿dónde se creó el Chin Chin?

No fue en Francia ni en Italia, sino en Inglaterra. Es más, la versión original no tiene nada que ver con la ingesta de alcohol ni con alegres onomatopeyas que remiten al choque de dos copas. La canción se titula Cheat Cheat (cuya traducción podría ser “Tramposa tramposa”) y es la recriminación que un muchacho le hace a una chica por haberlo engañado.

Cheat Cheat, (Tramposa Tramposa,)
you took my heart. (te llevaste mi corazón.)
Cheat Cheat, (Tramposa Tramposa,)
then you tore it apart. (luego lo destrozaste.)
Turn around and go away, (Date la vuelta y vete,)
why don’t you come again (¿Por qué no vuelves
some other day. (otro día?)
Cheat Cheat,(Tramposa Tramposa,)
you’re nothing but a(no eres más que una)
Cheat Cheat, oh yeah. (Tramposa Tramposa, oh ye.)

Cheat Cheat fue compuesta por el productor discográfico Charles Blackwell, quien también dirigió la orquesta musical durante la grabación. Pero lo interesante está en el cantante, Bick Ford, cuyo verdadero nombre era Robert Bickford y quien era un periodista del muy leído diario inglés Daily Mail.

Resulta que Bickford decidió en 1963 hacerse cantante no solo para tener un artículo que escribir en el Daily Mail, sino también para demostrar que cualquiera podía llegar a ser una estrella pop (aunque luego admitiría que tuvo que superar grandes obstáculos). Esta es una nota en el periódico, en la que se dice que solo “el tiempo dirá si Bick prefiere su máquina de escribir al micrófono”.

Artículo periodístico sobre Bick Ford y su disco sencillo de "Cheat Cheat".

Artículo periodístico sobre Bick Ford y su disco sencillo de “Cheat Cheat”.

El Daily Mail informó sobre cada etapa del progreso de Bickford como “estrella pop”, el cual tuvo un punto culminante con el lanzamiento de la canción Cheat Cheat el 11 de abril de 1963. La casa discográfica Parlophone –la misma que grabaría los discos de los Beatles– hizo 10.000 copias del tema y Bickford llegó incluso a hacer un tour, pero no tuvo éxito en las listas musicales.

El experimento de este periodista falló, pero su canción se convertiría en un gran hit fuera de Inglaterra… como lo prueba el hecho de que todos en el Perú recordemos Chin Chin en la voz de Jimmy Santi. Cosas de la música y de un curioso periodista inglés.

Antes de despedirme, quisiera dejarles dos canciones interpretadas por Jimmy Santi que también nacieron en dos países de Europa: Italia y Alemania. Quizá ustedes las recuerden.

Hasta la próxima canción.

1. JIMMY SANTI: NO SOY DIGNO DE TI

GIANNI MORANDI (Italia): NON SON DEGNO DI TE (1964)

2. JIMMY SANTI: BARBARELLA (1975)

ARCHAEOPTERIX (Alemania): BARBARELLA (1970)

Agradecimientos:

Video 1: Dr. James II / Video 2: zusha

Video 3: RDARADIO 2 / Video 4: Sids60sSounds

Video 5: Nicola Pezzella / Video 6: flaniman2

Video 7: Heduardo / Video 8: carlos aguirre

Michael Zárate – Datos de contacto:

Twitter: @elautista / Linkedin: michaelzarate1

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos