Módulos Temas Día
yogosfera

10 cosas para hacer antes, durante y después de comer

Los consejos que voy a escribir en un par de minutos no serán fáciles de seguir. Más que una advertencia, tómalo como un reto. Pregúntate cuál de todos -si quieres- podrías aplicar en el día a día. Y si un día optas por hacer todos, pues ¡Genial!

Hace unos días salí de India. Estuve por allá casi más de un mes. Me fui a estudiar, pero no solo sobre los movimientos que uno hace sobre el mat, sino también sobre filosofía, técnicas de respiración y una pizca de ayurveda (sistema milenario de medicina). Esto último es lo que más me interesó. Ya había leído varias cosas sobre el tema, pero llevar a diario un curso es distinto.

En India, la mayoría de costumbres son distintas que en Perú. Y casi todas se pasan de padres a hijos. Y casi todas se pasan con el concepto: “Si no lo haces, da mala suerte”. (En eso sí se parece a Perú). Pero lo cierto es que hay toda una ciencia detrás.

Y si algo está comprobado -en Perú y en India- es que es la alimentación la que nos sana. Es la alimentación la que se encarga de que nos sintamos bien. Aquí algunos consejos ayurvédicos para mejorar la digestión, las ansias, el insomnio y la acidez.

1. Lávate las manos….y los pies: En muchos países orientales es importante que el cuerpo esté limpio antes de comer. Y lavarse las manos, para esa limpieza, no es suficiente. También tienen que ser los pies. Pues más que limpiar polvo, es remover mala energía.

2. Tómate unos segundos antes de comer: Muchas veces nos ponen el plato de comida al frente y no esperamos nada de tiempo para comenzar a comer. Es importante observar el plato. Ya que los ojos están conectados al cerebro, al ver la comida, el cerebro manda señales para segregar más saliva. Mientras más saliva, mejor digestión. Mucha gente opta por agradecer por la comida en esos segundos. Otra solo por olerla y verla. No es mala idea.

3. Es mejor si no te sientas en una silla: Esta es difícil, pues en occidente estamos acostumbrados a sentarnos en mesas altas, pero quizás algunos días a la semana puedes probar comer sentado en el piso. Esto tiene que ver con la postura: con las piernas cruzadas, o sentados sobre los talones, la comida se mueve más rápido. Cuando comemos en sillas, la digestión toma casi el doble.

4. Come con la mano. Esta es otra recomendación “complicada”, pues rompe un poco con la costumbre y con lo que llamamos “modales”. Pero de nuevo: uno que otro día puedes probar. Damos por sentado que tenemos un plato de comida en la mesa, entonces ya no la respetamos. Comer con la mano te conecta con ella. Además, en ayurveda, se dice que en la mano se concentran los elementos: el pulgar representa el espacio; el índice el aire; el medio con el fuego; el anular es agua, y el pequeño la tierra. No solo en India se come con la mano. También en Malasia y Tailandia.  Sin ir muy lejos, en muchos lugares de Perú también. Causa un poco de gracia que en Occidente, comer con la mano en un restaurante es sinónimo de que es exótico y caro. Cosas raras.

5. Mastica 32 veces cada bocado. Esto es difícil. Al menos para mí. Al menos para la mayoría de la gente que vive en una ciudad grande. Andamos tan de prisa que comer lento no es una opción. Pero está comprobado que si masticamos mínimo 32 veces, ahí recién la comida esta lista para ir al estómago. De lo contrario, este trabaja casi el triple.

6. No hables mientras comes: Algunas abuelas lo decían, ¿no? Pues no estaban tan equivocadas. No hablar mientras comemos es respetar lo que está entrando al cuerpo. Es prestar atención, además, a cuántas veces mordemos; a los olores y a los sabores. Por eso existe la famosa sobremesa. Es ahí donde recién deberíamos de conversar. Para nuestra costumbres es complicado, pues normalmente vamos a comer para socializar. Puedes probar con no usar el celular, o no hablar para nada cuando comes solo en casa.

7. No tomar agua 45 min. antes, 45 min después, ni mientras comes: Otra difícil. Más aún si lo que comes es un ceviche, porque es bien probable que te pidas una cerveza. Pero bueno. La razón: impides que el “fuego” de la digestión se mantenga. Si tomas agua durante esos momentos, apagas toda la máquina que se está prendiendo para digerir.

8. Solo dos posturas después: Después de comer no es tan bueno echarse. Es mejor sentarse con las piernas cruzadas, o sobre los talones. (Así como en la foto). Si nos echamos o nos movemos mucho después de comer, la comida no se digiere. Si esto no pasa, se genera acidez y luego insomnio.rayo

 

 

 

 

 

 

9. La cena antes de las 10: Después de esta hora ya es muy pesado. No se necesita de mucha ciencia para saber esto, sino experiencia. Cuando comemos muy tarde, no dormimos bien. Además, a partir de esa hora es cuando arranca el ayuno. Es la hora en la que la panza descansa. Déjala ser.

10. Disfruta (No comas y trabajes). Como lo puse antes, no tomes por sentado que estés comiendo. Sé que a veces hay mucho trabajo por hacer, pero comer es comer. Si no comes bien, no puedes trabajar: te sientes cansado y débil o “muy, muy lleno”. Es importante que te des tu tiempo y disfrutes de tu comida.

 

Namasté.

Leer comentarios ()

Subir