Antoine Griezmann fichó por el Barcelona en julio del 2019. (Foto: AFP)
Antoine Griezmann fichó por el Barcelona en julio del 2019. (Foto: AFP)
Eliezer Benedetti

De Antoine de Saint-Exupéry a . De francés a francés. Las historias de los Antoine empiezan a coincidir. Un niño - o un niño grande- de rizos dorados, ojos azules, sonriente e ingenioso, trasciende en la obra y en las canchas de fútbol. Es ‘El Principito’ un clásico literario que se manifiesta y convive en el fútbol moderno, hoy en .

MIRA: OPINIÓN: La frontera que no cruza el fútbol

Han pasado 77 años desde que se publicó esta icónica obra, y casi un año desde que Griezmann tomó la decisión más difícil de su carrera. El ‘Principito’ rompió su grandioso y hermoso lazo con el Atlético de Madrid -partió de su ‘asteroide’- para emprender una travesía, prácticamente inevitable, en el Camp Nou.

Barcelona, acostumbrado a comprar estrellas, agregó en su firmamento a la que más brillaba del conjunto colchonero. ¿Era acaso necesario? Pues, a los culés no les está resultando como esperaban. No le funcionó con Ousmane Dembélé, ni con Philippe Coutinho, y ahora Antoine Griezmann solo aparece a cuenta gotas, los tres fichajes más caros en la historia blaugrana.

Este traspaso quizá era necesario para la carrera de Griezmann. El ‘Principito’ tenía que serle fiel a su historia y por eso dejó en el Wanda Metropolitano aquella flor que cultivó y dedicó por cinco temporadas para aventurarse en el Barcelona, lo que ahora le está resultando decepcionante.

En los cinco años que vistió la camiseta del Atlético, Griezmann nunca bajó su registro de más de 20 goles por temporada. De hecho, el mínimo número de tantos que marcó fue 21 en su última campaña como colchonero. Hoy por hoy, en su primer año como culé, el francés maquilla su bajo desempeño con 15 goles durante este 2019/20, a falta de solo cuatro fechas para que culmine LaLiga, además de la fase final que resta de la Champions.

Barcelona pagó 120 millones de euros para fichar a Antoine Griezmann. (Foto: AFP / Josep LAGO)
Barcelona pagó 120 millones de euros para fichar a Antoine Griezmann. (Foto: AFP / Josep LAGO)

Esta tendencia parece no cambiar. Los 120 millones de euros pagados por Griezmann han quedado increíblemente relegados en el banco de suplentes. ¿En serio 120 millones por él?, es la pregunta que más se hacen los culés. Las constantes críticas hacia el rendimiento del ‘Principito’ en el conjunto azulgrana no cesan.

En el partido contra el Celta de Vigo de hace una semana, el ‘Principito’ solo jugó nueve minutos (más el descuento) y ello bastó para ser uno de los más criticados del equipo. El galo no aportó mucho en ofensiva y, para su mala suerte, su error en el agónico gol del empate para el Celta, a través de tiro libre, quedó grabado en las fotos: Griezmann se pusó de perfil en la barrera y permitió que el tiro de Iago Aspas siga su trayectoria fácilmente.

Barcelona vs. Atlético de Madrid: la reacción de Diego Simeone al cambio tardío de Antoine Griezmann

La gota que rebalsó el vaso para el ‘Principito’ fue, sin duda alguna, el último duelo ante el Atlético de Madrid. Quien es “indiscutible” para Quique Setién apenas jugó cuatro minutos en el importante partido contra su ex equipo, un gesto que dejó “sin palabras” a su ex entrenador, Diego Simeone.

Sin embargo, algo cambió en los últimos días y este domingo el francés fue titular ante el Villarreal. Con los espacios necesarios y bien conectado con Lionel Messi, Griezmann se lució en este encuentro, como buscando reinvindicarse. Quizás algo tarde, pero que sirve para decir que su talento sigue latente.

Así fue el golazo de Griezmann para el 3-1 sobre Villarreal. (Video: DirecTV Sports)

- “Lo esencial es invisible a los ojos”-

El comienzo de una historia azulgrana parecía marcarle un camino glorioso a Griezmann. Apenas en su segundo partido como culé en LaLiga, el francés se estrenó como goleador en el Camp Nou en medio del confeti, al propio estilo de LeBron ‘King’ James. Con Lionel Messi y Luis Suárez sonriendo en la tribuna, el ‘17′ marcó un doblete en la goleada por 5-2 y fue la estrella que más brilló aquella noche.

Griezmann presentándose como goleador en el Camp Nou. (Foto: REUTERS)
Griezmann presentándose como goleador en el Camp Nou. (Foto: REUTERS)

El resto del camino parecía estar lleno de luz y sonrisas eufóricas, pero lamentablemente no ha sido así. La felicidad no le duró mucho a Griezmann. Con Messi y Suárez dentro del campo, el francés está obligado a jugar en una posición que no acostumbra y pierde demasiado protagonismo.

Tal parece que la icónica frase de “la gente tiene estrellas que no son las mismas”, en la obra de Antoine de Saint-Exupéry, se interioriza en el caso de Griezmann. Mientras que el brillo del francés lo significaba todo para el Atlético y servía como “guía” triunfal; para Barcelona solo es una “pequeña lucecita”.

Esta idea tan certera se refuerza con la advertencia que la esposa del ‘Principito’, Erika Choperena, le dijo hace algunos meses: “En Madrid puedes entrar en la historia, en el Barcelona siempre serás uno más”.

CONTENIDO PARA SUSCRIPTORES: Las curiosas historias de los tres finalistas del Mundial Italia 90 que se convirtieron en técnicos de Universitario

La travesía de Griezmann llegaría a su fin en junio del 2024,cuando finalice su contrato en Barcelona. Sin embargo, ya se rumorea que el club azulgrana le está buscando un equipo para recuperar poco a poco la millonaria suma que invirtió por el francés. Ni los culés se sienten cómodos con el ‘17′, ni él se siente contento estando en el banco.

¿Será, entonces, que el ‘Principito’ ya vive la decepción en su aventura y siente nostalgia por su flor? ¿Extrañará defender los colores del Atlético de Madrid? Lo cierto es que en sus cinco años como colchonero, el francés ‘domesticó' una hermosa relación con el ‘Atleti’ y, probablemente, nunca debió abandonarla.

Ahora, las espinas han crecido en la “flor” del ‘asteroide B 612’ tras esta complicada situación. La afición colchonera, muy orgullosa, recibió al ‘Principito’ en diciembre del 2019, en el Wanda Metropolitano, con silbidos y cánticos en el que resonaba fuerte: “Griezmann, muérete”.

Sin embargo, a Griezmann aún le respaldan las alegrías que regaló a los rojiblancos como la Supercopa de España 2014/15, la Europa League 2017/18 y la Supercopa de Europa 2018. Además, el delantero galo es el quinto máximo goleador del club colchonero con 133 goles en 257 partidos.

Con un gris presente en el Barcelona, el ‘Principito’ ya reflexiona que “lo esencial es invisible a los ojos”. El valor que siempre tuvo el Atlético de Madrid para él lamentablemente escapó a su vista cuando decidió aventurarse en el Barcelona. Es en el Wanda Metropolitano donde el francés podrá sentirse feliz e intentar alcanzar la gloria como casi lo logra en el 2016, en la Champions League.

No obstante, hoy por hoy el retorno al club colchonero resulta casi imposible. Lo más previsible es que el ‘Principito’ continuará su travesía y luchará por alcanzar mayor protagonismo en el Barcelona, aunque muy pocas veces encaje ahí. Mientras tanto, se espera que algún día vuelva a brillar como en el Atlético de Madrid.

MÁS EN DT

NO DEJES DE VER

España: conoce los dos poderosos clubes que van a la carga por Antoine Griezmann | VIDEO