Neymar vio su tercera expulsión desde que juega en el PSG de Francia. (Foto: AFP)
Neymar vio su tercera expulsión desde que juega en el PSG de Francia. (Foto: AFP)
Jasson Curi Chang

El clásico francés entre PSG versus Olympique Marsella no inició en la noche parisina del domingo pasado. Tuvo su pitazo inicial en el preciso momento que acababa la final de la Champions League con victoria del Bayern Múnich. La burla tomó forma en las camisetas del Marsella con sus hinchas saliendo a las calles de la ciudad a celebrar que seguían siendo el único equipo galo en levantar la ‘Orejona’. Las escenas fueron gasolina suficiente para que el derbi de la Ligue 1 se juegue con las revoluciones a mil. El resultado 1-0, más allá del quiebre de los marselleses de ganarles tras una década (17 derrotas, 3 empates), es solo anecdótico. Las luces tras el final enfocaron a la polémica: 5 expulsados, dos amagos de gresca y Neymar acusando a los gritos de racista al defensor español Álvaro González.