Pedro Canelo

En medio de un contexto deportivo muy cargado, con la Copa América en juego y con fechas de Eliminatorias programadas, Agustín Lozano trabajó muy silencioso su plan para quedarse como presidente de la Federación Peruana de Fútbol. Reuniones con personalidades del deporte, llamadas a dirigentes de clubes profesionales y la intención de buscar un imposible consenso en la Asamblea General de la FPF. A pesar de los cuestionamientos por el caso de la reventa de entradas y sus recientes problemas judiciales, Lozano logró su primer objetivo: será el único candidato a las próximas elecciones presidenciales en Videna.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más