Luis Advíncula se volvió loco tras el golazo de Frank Fabra. Foto: Captura de pantalla de ESPN.
Luis Advíncula se volvió loco tras el golazo de Frank Fabra. Foto: Captura de pantalla de ESPN.
Redacción EC

Luis Advíncula jugó un buen partido en la victoria de Boca Juniors sobre Tigre por la final de la Copa de la Liga Profesional. Tras el segundo gol de los ‘Xeneizes’, el lateral peruano protagonizó una bonita escena junto a Sebastián Battaglia.

El cotejo superaba los 67 minutos y la iniciativa era del ‘Matador’, que trataba de llegar al empate. Sin embargo, la ‘Azul y oro’ aguantó las embestidas de su oponente y dieron el golpe en el momento preciso, gracias al talento de una de sus figuras.

Boca Juniors manejaba el balón por la derecha, hasta que Alan Varela decidió abrir a la izquierda, por donde subía Frank Fabra. El colombiano hizo un control orientado, aprovechó el espacio y decidió disparar al arco, clavando la pelota por el ángulo derecho del portero Gonzalo Marinelli.

Tras el segundo tanto, Luis Advíncula corrió hacia la dirección técnica y protagonizó un efusivo abrazo con el entrenador Sebastián Battaglia. Luego, cada uno se separó y gritó el tanto que aseguraba el título de la Copa de la Liga Profesional de Argentina.

Boca se mentaliza en Deportivo Cali

Tras conquistar un nuevo título, los ‘Xeneizes’ deberán concentrarse en pasar a octavos de final de la Copa Libertadores. Si desean alcanzar ese objetivo, están en la obligación de ganar el jueves 26 de mayo a Deportivo Cali en La Bombonera.

Es importante mencionar que el elenco argentino se ubica en el tercer lugar del grupo E con 7 puntos, mientras que el cuadro colombiana marcha como líder al registrar 8 puntos.